Bolsa, mercados y cotizaciones

El inversor se da un homenaje con los CoCos: dan una rentabilidad del 14%

  • Es la deuda corporativa con más rendimiento en euros
  • Ofrece un interés del 3,7% en un mundo de rentabilidades negativas

La desesperada búsqueda de rentabilidad de los inversores ha propiciado que en 2019 se haya vivido un rally en la renta fija que pocos o nadie esperaban. En medio de estas compras generalizadas, en la deuda corporativa han lucido especialmente los CoCos de la banca, que dan un retorno total del 14% en lo que va de año, el mayor de todos los sectores. Esta rentabilidad duplica a la que logra el grado de inversión en euros en lo que va de año -del 6,5%- y supera en 5 puntos porcentuales al 9% que obtienen el high yield en este año o las acciones del sector.

La rentabilidad de estos instrumentos -un híbrido entre capital y deuda- ha pasado de estar en la zona del 6,06% al arrancar el año al 3,73%, una caída de más de 230 puntos básicos. De hecho, contra las primeras dudas tras una controvertida decisión de Santander este año, este activo ha continuado con su escalada.

Eso sí, desde el mínimo de rendimiento que tocaron los CoCos a finales de octubre este ha repuntado en cerca de 40 puntos básicos. "Los inversores encuentran la rentabilidad de la deuda subordinada de la banca atractiva en un mundo de intereses negativos. Además, creen que los bancos han logrado recapitalizarse y que es improbable que las pérdidas por préstamos giren al alza", indican desde UBS.

Qué deuda da mayor rentabilidad en este 2019

Sin embargo, en estos niveles surgen las dudas sobre si este tipo de activos sigue siendo atractivo para el inversor. "Aunque cotizan en niveles caros en relación a las acciones de la banca o al high yield, habría que ver mayor presión en estos dos mercados antes de que los Cocos tengan que afrontar esta presión. Pero seguimos pensando que el crédito de la banca es más vulnerable de lo que el mercado reconoce. Cualquier incremento de las pérdidas por préstamos sería un catalizador para dañar a la banca y un aumento de las provisiones no está puesto en precio en unas acciones castigadas del sector y menos aún en la deuda", inciden en la entidad.

Desde 2014 los CoCos han logrado un rendimiento del 53% -un 7,5% anualizado-, frente a las pérdidas del 14% de las acciones del sector incluso contando con el pago de dividendos. A esta mayor rentabilidad los inversores tienen que sumarle el hecho de que la volatilidad ha sido muy inferior, con un 6,8% de este papel frente al 22,3% de las acciones.

Más emisiones

Ante la fuerte caída en las rentabilidades exigidas por parte de los inversores, las entidades europeas han aprovechado para emitir deuda de este tipo, con cerca de 25.000 millones de euros colocados en CoCos, superando a falta de algo más de un mes para acabar el año la cantidad colocada durante todo el pasado ejercicio.

"Hemos visto una oferta sustancial de deuda subordinada, algo que no es sorprendente, ya que las entidades aprovechan las ventanas para lograr los costes de capital más bajos a la vez que se ajustan a la regulación. La refinanciación de los CoCos es uno de los grandes temas en las últimas semanas de 2019 y creemos que el mercado está dispuesto a absorber más negocio", apuntan desde Rabobank. La banca española no se ha mostrado especialmente activa este ejercicio. BBVA ha realizado dos colocaciones, una de ellas de 1.000 millones de dólares y otra de 1.000 millones de euros. Por su parte, Santander ha emitido 1.000 millones de dólares.

En el caso de los bancos españoles, la caída en las rentabilidades exigidas también se ha dejado notar en las emisiones. La rentabilidad del CoCo en euros del Santander que vence en marzo de 2020 es de menos del 2% suponiendo que la deuda sea recomprada en la próxima oportunidad. Mientras, la del papel de BBVA que vence en febrero del año que viene -dentro de solo 3 meses- cae por debajo del 1%. El rendimiento más elevado es el 5,8% del bono contigente de Sabadell que tiene la próxima 'call' en 2022.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.