Bolsa, mercados y cotizaciones

Tressis Cartera Eco30, el fondo asesorado por elEconomista, cumple su primer año como el más rentable de su categoría al ganar un 8,45%

Se cumple un año desde que la CNMV aprobase el primer fondo que nace de las ideas de inversión de un medio de comunicación, elEconomista. Se trata del Tressis Cartera Eco30, con número de registro 5.300, que recoge los treinta valores internacionales con los que este medio construye una cesta de títulos desde enero de 2013. Desde su aprobación, el 28 de octubre de 2018, este producto consigue una rentabilidad del 8,45% en su primer ejercicio, la más alta de su categoría, la de renta variable de gran capitalización valor, según Morningstar, en el que se incluyen 37 fondos. En segundo lugar se sitúa el Nordea 1 - Global Stable Equity E EUR, con un 6,95%, mientras que el UniValueFonds: Global C ocupa el tercer puesto con un rendimiento del 5,64% | Todo sobre el índice Eco30: Qué es y quién lo compone

El Tressis Cartera Eco30, que alcanzó en su primer año un patrimonio de 3,11 millones de euros, se sitúa en el primer cuartil de la industria de vehículos de renta variable disponibles para la venta en España, en el puesto 445 de los 2.189 productos que ofrecen datos. En lo que llevamos de año, este vehículo, que es traspasable, ofrece un rendimiento del 11,37% (con datos a 2 de octubre).

La cartera que construye elEconomista se realiza en base a diez criterios fundamentales, entre los que se encuentran una capitalización mínima de 5.000 millones de euros, atractiva rentabilidad por dividendo o crecimiento de beneficios. Uno de los objetivos de la cartera es una correcta diversificación global para lo que limita la exposición sectorial a cuatro compañías. Los treinta valores, además, están equiponderados, y la comisión de gestión es del 1,35%.

Comienzo difícil

Solo unos días después de que Tressis Cartera Eco30 echase a andar, y tras un inicio de año alcista para las bolsas, el mercado empezó a telegrafiar la crónica de un terremoto bursátil que acabó por borrar todo lo ganado por los inversores hasta ese momento y a condenar a todos los índices a pérdidas a cierre de 2018.

No hubo un único responsable: a las tensiones entre China y EEUU, se unieron la debilidad de la tecnología americana, la escalada en la rentabilidad del bono americano, que llegó a superar la barrera del 3% o el Brexit.

En los primeros compases se decidió mantener la cartera del Tressis Cartera Eco30 en liquidez. La construcción de las posiciones coincidió con que los indicadores que más en serio se toma el mercado para medir la llegada de una recesión -la curva de los tipos de los bonos soberanos- se invirtió en EEUU (el debate entre desaceleración y recesión sigue más que vivo). En este contexto de mercado, uno de los más difíciles de la última década, el fondo despidió el año con pérdidas del 6,28%.

Con el inicio de 2019, y a pesar de que buena parte de las incertidumbres que preocupaban a finales de 2018 seguían sin resolverse, el pesimismo se fue tornando en optimismo a medida que iba cambiando la percepción sobre el futuro de las políticas monetarias de los bancos centrales. La recuperación de las bolsas permitió al Tressis Cartera Eco30 acabar el primer trimestre del año como el quinto fondo más rentable de su categoría, y acumular más de un 18% en 2019 a cierre de abril.

La tensa calma que se respiraba durante esos meses se truncó en mayo, el mes en que, además, se produjo la entrada del primer fondo de fondos en Tressis Cartera Eco30. Lo hizo Gestión Talento Value, el fondo de Andbank que busca identificar las oportunidades menos conocidas de la industria con talento, que invierte también en True Value, Horos AM o Valentum, entre otros.

Los golpes entre EEUU y China se sucedieron a lo largo del mes lo que llevó a los gestores de fondos a infraponderar la bolsa en la encuesta de junio de Bank of America Merril Lynch como no ocurría desde 2009; también minó la rentabilidad del fondo: se llevó por delante más de 9 puntos.

La tensión comercial volvió a aplacarse en junio, pero para entonces la desaceleración de la economía era un hecho. Fue entonces cuando Tressis Cartera Eco30 cambió cinco valores de su cartera, dando entrada a Leonardo, Banco Santander, Axa, Atos y ArcelorMittal en sustitución de Renault, Saint-Gobain, Bayer, Barratt y Crédit Agricole.

El fondo despidió el semestre con una rentabilidad del 14,6%. Luego llegó el tercer gran episodio de la guerra comercial, a principios de agosto, después de que EEUU lanzase una nueva ronda de aranceles a China y esta respondiera con la devaluación del yuan. Además, la contracción del PIB de Alemania, dejando al país al borde de la recesión, junto a la inversión de la curva de tipos en EEUU, desató todas las alarmas, llevando al Tressis Cartera Eco30 a comerse parte de las ganancias conseguidas en el año.

A finales de agosto, pese a ello, el fondo terminó el mes con una rentabilidad del 10,13% en el año. Desde entonces se ha recuperado y cerró septiembre con una rentabilidad del 15,8%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.