Bolsa, mercados y cotizaciones

El petróleo se dispara un 11% pero se queda en el precio medio del último año

  • No se espera que bata los 75 dólares, el máximo de 2018, si no aumenta la tensión
  • El ataque a Arabia Saudí recorta un 5% la oferta mundial, el deterioro más fuerte de la historia
El precio del petróleo se disparó este lunes más de un 19%.

Este fin de semana Oriente Medio ha vuelto a recordar a los inversores que no todo es el conflicto comercial entre China y Estados Unidos, el Brexit o los problemas a los que se están enfrentando los bancos centrales para que la inflación repunte.

El sábado, un ataque con drones a instalaciones de la compañía saudí Aramco, la petrolera estatal del país y el mayor productor del mundo del recurso energético, recordó a los mercados que todavía hay lugares en el mundo en el que las balas silban y los misiles sobrevuelan las ciudades: las tensiones geopolíticas en Oriente Medio siguen estando muy presentes y son un riesgo que los inversores no deben eliminar por completo de la ecuación, por el impacto que tiene el precio del petróleo en la economía global.

El ataque, que ha sido reivindicado por rebeldes hutíes, una facción que pelea en la guerra de Yemen y está apoyada por Irán, ha desembocado en el mayor deterioro de la producción de petróleo de toda la historia, al forzar la interrupción de la producción de 5,7 millones de barriles diarios por parte de la compañía saudí -Arabia produce casi 10 millones. Esta cantidad supone en torno al 5% de toda la producción mundial de crudo, lo que ha terminado impulsando el precio del crudo que, en el caso del Brent europeo, se disparó más de un 11,5% ayer, hasta superar los 67 dólares el barril, la subida más fuerte del barril en más de una década, desde 2008, en plena crisis financiera. De hecho, en las primas horas del lunes el Brent llegó a subir más de un 19,5%, pero los avances se suavizaron tras publicar Bloomberg que, según fuentes de la petrolera Aramco, una gran parte de la producción se podrá recuperar en los próximos días.

El impacto en la producción ha sido superior a los 5,6 millones de barriles, el deterioro de la producción mundial a finales de los 70 por la revolución iraní, que hasta ahora había supuesto el mayor recorte de oferta de la historia.

El mercado lo ha infravalorado

Si se pone en perspectiva la última subida del crudo, hay que recordar que el barril europeo cotiza ahora muy pegado al precio medio en el que se ha movido durante los últimos 12 meses, de 66,4 dólares el barril. Los expertos pronostican un incremento de la volatilidad en el recurso energético para los próximos días, pero son pocos los que ya se han animado a hablar de un nuevo rango de precios, o a hacer pronósticos de este tipo para los próximos meses.

Desde Citi, una de las pocas casas de análisis que se han atrevido a lanzar previsiones para la cotización del barril, avisan de que "los precios del crudo podrían incrementarse más de 4 dólares el barril durante esta semana, impulsados por un rápido aumento de las posiciones especulativas, y de las coberturas bajistas". Esta subida supondría un incremento del 6% desde los niveles actuales.

Eso sí, el banco estadounidense cree que, tras esta subida inicial de 4 dólares para esta semana, el barril europeo todavía podría sumar 6 dólares más: "Da lo mismo si Arabia Saudí tarda 5 días o mucho más tiempo en conseguir recuperar la producción de petróleo perdida: sólo hay una conclusión racional del ataque de este fin de semana, y es que las infraestructuras son muy vulnerables a los ataques, y que el mercado ha estado infravalorando al petróleo de forma persistente", señalan, y avisan de que, en su opinión, "el petróleo debería estar cotizando 10 dólares por encima de lo que lo ha estado haciendo durante meses". Hay que recordar que el barril se ha estado moviendo en el entorno, o por debajo de los 60 dólares, durante la mayor parte del mes de agosto.

Los escenarios más alcistas

Según explican desde Bloomberg, en Goldman Sachs también se animan a lanzar una estimación de precios, y avisan de que el barril Brent podría llegar a superar los 75 dólares, si el bloqueo en la producción en la planta afectada por los ataques "se mantiene durante más de seis semanas".

Citi también baraja un escenario en el que el barril podría superar el rango en el que se ha movido en 2019. Si las tensiones entre las dos potencias islámicas siguen aumentando y terminan yéndose de las manos, con "ataques adicionales y represalias, no se puede descartar que el petróleo vuelva a los 100 dólares el barril", explica el banco americano, aclarando que "no se trata de nuestro escenario base, pero no se puede asumir que la situación vaya a mantenerse relativamente tranquila" en la región.

Desde Sanford C. Bernstein, gestora de inversiones estadounidense, esperan que el petróleo suba "más del 5% en el corto plazo y más del 20% si el impacto en la producción es prolongado", explican a Bloomberg, destacando que "todo dependerá ahora de Aramco y la velocidad a la que sea capaz de recuperar la producción perdida".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0