Bolsa, mercados y cotizaciones

Los cruceros de Royal Caribbean ponen rumbo al oeste para escapar de los peligros del huracán 'Dorian'

  • La prohibición de viajar a Cuba podría desatar una mayor 'tormenta' para la compañía
Cubierta de uno de los barcos de crucero de Royal Caribbean.

La compañía estadounidense es uno de las tres firmas de cruceros que dominan el uso recreacional de los mares en todo el mundo. El inicio de la temporada de huracanes las pone siempre en alerta, e incluso puede afectar seriamente a sus resultados si los efectos del ciclón acaban siendo desvastadores. No obstante, hay otra tormenta perfecta que asoma por el horizonte y que podría causar mucho daño: la prohibición de la Casa Blanca para que los estadounidenses, los más cruceristas del mundo, viajen a Cuba en crucero. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30

A la moda ya extendida de los cruceros temáticos, como los que organiza Disney por el Caribe, se ha unido la de pasar el día en una isla privada a la que sólo se puede acceder en barco de crucero, como la de CocoCay, de Royal Caribbean, situada en las Bahamas, y que es una mezcla entre un parque acuático, un parque de atracciones y un resort en el que sirven refrigerios bajo la calma de los cocoteros.

Sin embargo, para disgusto de muchos, esta isla estará cerrada hasta el próximo 4 de septiembre por culpa del huracán Dorian, que ha dejado atrás Haití y la República Dominicana y dirige su bramido a las Bahamas y las costas de Florida. 

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, que proporciona información en directo, ha calificado a este ciclón tropical de "extremadamente peligroso" y ha alertado de que supone "una amenaza para la integridad física de las personas".

Royal Caribbean ganará un 51% más entre 2018 y 2021, año en que se anotará un beneficio de 3.769 millones de euros

Donald Trump, que posee un complejo hotelero en Mar-a-Lago, al norte de Miami, ha cancelado su viaje oficial a Polonia por la llegada de una tormenta que se prevé devastadora y que podría alcanzar vientos de hasta 210 kilómetros por hora.

Mientras tanto, en Royal Caribbean tratan de evitar las rutas que colisionen con la trayectoria del huracán y sus barcos afectados, entre ellos, el Empress of the Seas y el Symphony of the Seas, se desviarán hacia las Bahamas del oeste, en concreto, a Nasáu. Este fin de semana es, además, festivo en Estados Unidos, que conmemora el día del Trabajo el próximo lunes.

Royal ganará más que sus competidores hasta 2021

La temporada de huracanes en las Antillas, entre mediados de agosto y finales de octubre, tiene un impacto significativo en las cuentas de las compañías de cruceros, pese a no tratarse del periodo de temporada alta. Sin embargo, la acción de Royal Caribbean parecía ajena a lo que llegaba por el océano a media sesión del viernes: subió un 0,9% con respecto al día anterior, hasta alcanzar los 104,3 dólares, su tercera jornada consecutiva al alza. 

Los títulos de la compañía, que es parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30, ganan alrededor de un 7% en lo que va de ejercicio. Una rentabilidad inferior al 20% que gana Norwegian Cruise Lines en 2019, pero superior al 11% que pierde en bolsa Carnival. Las tres se reparten el negocio mundial de los cruceros y controlan entre el 75% y el 80% del mercado.

Pero lo más destacado es que esta semana la compañía estadounidense terminará en positivo en Wall Street, un 2% arriba, tras cuatro semanas consecutivas de descensos, prácticamente todo el mes de agosto.

"Las compañías de cruceros han pasado a bajar sus tarifas mucho antes en el ciclo de reservas para evitar descuentos de última hora que reducen los ingresos"

A mediados del mes que acaba de terminar, el analista John Staszak, de Argus, rebajó la recomendación de Royal Caribbean desde comprar a mantener, alegando que "la inversión en cruceros estaba mostrando señales de desaceleración", aunque añadió que habrá aceleración del crecimiento de la capacidad para los próximos años".

No obstante, la firma norteamericana recibe todavía un 77,3% de consejos de compra y casi un 23% son mantener, según cifras de Bloomberg; una recomendación favorable que conserva desde enero de 2016.

"En los últimos años, las compañías de cruceros han pasado a bajar sus tarifas mucho antes en el ciclo de reservas para evitar descuentos de última hora que reducen los ingresos", explican los analistas Brian Egger y Caitlin Noselli, de Bloomberg Intelligence. Una estrategia de "ha optimizado tanto el crecimiento en las reservas de los pasajeros como de las ventas", añaden los expertos.

De las tres grandes firmas de cruceros, Royal Caribbean es la que muestra un mayor crecimiento del beneficio operativo (ebitda). Ganará un 51% más entre 2018 y 2021, año este último en que se anotará un beneficio de 3.769 millones de euros, según las estimaciones del consenso de mercado que recoge FactSet. Además, ya en 2019 se espera que gane más de 3.000 millones, superando su marca histórica de 2017, cuando obtuvo un beneficio bruto de 2.488 millones. Entretanto, el beneficio bruto de Carnival crecerá un 32% en el mismo periodo y el de Norwegian, en torno a un 42%.

Las ganancias de Royal Caribbean cotizan a 9,3 veces frente al ev/ebitda de 7,8 veces de Carnival y de 8,8 veces de Norwegian. El ev/ebitda se calcula mediante la división entre la suma de la capitalización bursátil y la deuda por el beneficio operativo.

Trump prohibe a sus ciudadanos llegar a Cuba en crucero

En calma de mar no creas, por sereno que lo veas, reza el refrán, y sin duda este fin de semana el mar estará muy agitado con la llegada de Dorian, que se espera que alcance la costa de Florida el lunes.

"Amenaza con convertirse en la tormenta más potente en alcanzar cualquier lugar de Florida desde que el huracán Michael aterrizó el año pasado como un huracán de categoría 5, provocando cerca de 10.000 millones de dólares en daños asegurados", recuerdan desde Bloomberg.

Sin embargo, hay otra tormenta menos visible que ya empieza a asomar nubarrones por el horizonte. Se trata de la nueva política de la Casa Blanca hacia Cuba, en la que varias claúsulas nunca antes en vigor de la ley Helms-Burton se han implementado y pretender evitar que los estadounidenses visiten Cuba, muchos de ellos en crucero, gracias al programa de visados People to People, que se venía utilizando hasta hace bien poco.

"Royal Caribbean indicó que la prohibición de viajar a Cuba no tuvo un impacto neto en los gastos no monetarios del segundo trimestre"

La Administración de Trump ha denunciado a compañías como Royal Caribbean, Carnival y MSC Cruises por hacer negocios en Cuba, utilizando propiedades y activos que fueron expropiadas por Fidel Castro tras la revolución y que pertenecían, según el Gobierno de Estados Unidos, a ciudadanos y ciudadanas norteamericanos.

Todavía es pronto para conocer el alcance de la prohibición de viajar a Cuba en crucero en las cuentas de resultados de Royal Caribbean, pero sin duda tendrá algún impacto, aunque la compañía haya buscado destinos alternativos.

"Royal Caribbean indicó que la prohibición de viajar a Cuba no tuvo un impacto neto en los gastos no monetarios del segundo trimestre del año [el que acabó en julio]", según recogen los analistas Chris Woronka y Carlo Santarelli de Deutsche Bank. También señalan que la exposición de Norwegian a Cuba es mucho mayor que la de Royal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0