Bolsa, mercados y cotizaciones

Remate de rebajas: qué valores tienen descuento del 40% o más

  • El mercado ha sobredimensionado las amenazas que se ciernen sobre IAG y sobre Meliá
  • El 68% de los valores del Ibex ofrecen descuento respecto a su media histórica
Valores con un descuento del 40% o más. Foto: Getty.
Madrid

IAG, la compañía más barata del Ibex por su multiplicador de beneficios, cotiza un 64% por debajo de su media de la década. Los títulos de Meliá, que descuentan un escenario catastrófico, no estaban tan bajos por PER desde 2008. Ambas lucen un 'comprar', como Másmóvil.

De los 35 valores del Ibex, 24 despiden el mes de agosto rebajadas por PER (multiplicador de beneficios) frente a su media de la última década. Mientras que el descuento que ofrece el conjunto del selectivo es del 7,6%, un puñado de valores ofrecen saldos muy llamativos, algunos incluso superiores al 50%. Son IAG, Meliá, Mediaset y Másmóvil, seguidas de Acerinox e Indra. Entre las más rebajadas aparecen también Sabadell y CaixaBank, pero en el actual escenario de tipos sus beneficios sufrirán más que probables recortes.

Desde 2011, el inversor que ha comprado títulos del conglomerado de aerolíneas al que pertenecen British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus ha desembolsado, de media, 10,9 euros por cada euro de ganancias estimado para los próximos 12 meses. Hoy, ese inversor paga 3,9 euros por cada euro de beneficio, un 64% menos. Ninguna otra empresa del Ibex cotiza tan barata.

La clave de ese descuento está en el desplome que sufren los títulos de IAG, que se hunde más de un 27% en 2019 arrastrada por la incertidumbre económica (dado el carácter cíclico de su negocio), por el Brexit y por la guerra de precios en el sector.

En lo que llevamos de año, el consenso de expertos que recoge FactSet ha recortado su estimación de beneficios en un 2,6% para 2019 y en casi un 5% para 2020; pero, en el lado positivo, ese mismo consenso da a sus títulos un comprar.

Otro comprar recibe Meliá Hotels International, que no cotizaba tan barata desde finales de 2008: sus títulos se negocian con un PER de 13 veces, con un descuento superior al 56% respecto a su media de los diez últimos años. Un cúmulo de factores la han llevado a cotizar en un escenario catastrófico, pese a que la catástrofe no se ha producido. Según explican desde el departamento de análisis de GVC Gaesco Beka, a Meliá le ocurre como a IAG: las amenazas que sobrevuelan el valor han sido sobredimensionadas por el mercado.

Meliá, atenta a Cuba

Uno de los factores que más daño están haciendo a la hotelera es el levantamiento de la ley Helms-Burton por parte de la Administración Trump, que permitiría a los estadounidenses reclamar la titularidad de las propiedades expropiadas durante la Revolución, entre ellas hoteles. Cerca de un 10% del negocio de Meliá procede de la gestión de hoteles en Cuba. Según explican fuentes del mercado, este riesgo estaría detrás de la decisión de varios fondos estadounidenses de salir del capital de la española.

Con un crecimiento en Asia que no acaba de despegar, el recorte que han dado los analistas a las estimaciones de beneficio de Meliá en lo que va de año supera el 10% para 2019 y roza el 6% para 2020.

Respecto a Mediaset, Ana Gómez, analista de Renta 4, advierte que el actual escenario del mercado publicitario, y la posibilidad de que su debilidad vaya a más, podría llevar al valor a sufrir más recortes en sus beneficios. En lo que llevamos de año, el consenso que recoge FactSet ha subido su estimación algo más de un 1% para 2019 y bajado un tímido 1,2% la de 2020.

Todo esto, a la espera de que tras la votación en la junta que se celebra el próximo miércoles, 4 de septiembre, se conozca si sale o no adelante la fusión de la española con su matriz italiana. Con esta operación, el grupo de medios aspiraría a crear un gigante audiovisual capaz de competir con plataformas como Netflix. Por ahora, la inmensa mayoría de los ingresos de Mediaset sigue procediendo de la publicidad en televisión.

Mientras Mediaset es un mantener para el consenso de analistas, Masmóvil recibe un comprar desde hace ya 13 meses. Con un recorrido más corto en el parqué, el descuento que ofrecen sus títulos respecto a su media de los dos últimos años supera el 44%. El valor llegó a desplomarse en torno a un 22% entre el 31 de julio y el 15 de agosto, en un contexto de incertidumbre y de preocupación por la creciente competencia en el sector de las telecos en España.

Este escenario fue aprovechado por consejeros, accionistas significativos y directivos de MásMóvil (incluido su CEO, Meinrad Spenger) para adquirir títulos y defender, así, el valor de la acción. Desde esa fecha, 15 de agosto, sus títulos rebotan un 15%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0