Bolsa, mercados y cotizaciones

La distensión alarga el rebote y aleja al Ibex un 5% de la zona de compra

  • El índice español repunta un 4% desde mínimos del jueves
Foto: iStock
Madrid.

La distensión en la guerra comercial y la voluntad de gobiernos y bancos centrales de amortiguar el aterrizaje de la economía están alargando el rebote de las bolsas. El Ibex 35 repunta un 3,85% desde los mínimos intradía del pasado jueves 15 de agosto, los 8.409 puntos. El EuroStoxx 50 lo hace un 4% desde los 3.239 enteros y, en Wall Street, el S&P 500 sube un 3,5% desde los 2.825 puntos. "El rebote que estamos viendo a corto plazo en las principales bolsas es algo que no nos sorprende tras alcanzarse la semana pasada la zona de mínimos que marcaron el pasado mes de junio, que fue el origen del último rebote", explica Joan Cabrero, director de estrategia de Ecotrader, quien asegura que "es una recuperación muy vulnerable y previa a una nueva pata bajista, que es la que sugerimos esperar antes de plantearse volver a entrar en bolsa".

Este rebote ha alejado al índice español un 5% de la zona de compra óptima que marca el equipo de analista de Ecotrader, los 8.286 puntos. En el caso de la referencia europea, la distancia que se ha abierto es del 6% y en el del selectivo estadounidense de casi el 7%.

La postura más amable del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia China respecto a la guerra arancelaria y la intención del Banco Central Europeo (BCE) y de Alemania de contener la desaceleración del crecimiento de la eurozona y evitar un recesión están detrás del resurgimiento de las bolsas y de la menor volatilidad, pero lo delicado del momento apoya el análisis de los expertos del portal de estrategias de inversión de elEconomista, quienes defienden que "las subidas son poco fiables aunque veamos un avance que lleve al Eurostoxx 50 a superar los máximos de las dos últimas semanas, los 3.380 puntos".

Entre las grandes compañías del Ibex 35 destacan las subidas de algunas de las más castigadas, como Banco Santander, que suma un 4% desde mínimos. Por encima de esas cifras se manejan también Inditex o Amadeus, mientras que Iberdrola sigue protagonizando un comportamiento excepcional y cotiza en máximos de 2007.

"Las medidas de los bancos centrales parece haberse convertido en la última línea de defensa para prolongar el ciclo y aliviar las tensiones políticas, sin embargo, de ninguna manera es seguro que esto sea suficiente entre ahora y 2020", incide Igor de Maack, gestor de fondos en DNCA. "Parece casi imposible predecir el resultado final y los próximos acontecimientos de la guerra comercial", afirman en Flossbach von Storch. Distintos gestos y anuncios han sido claves en los últimos días para matizar la escalada de la tensión que se produjo a principios de mes. Primero, con la amenaza de una nueva ronda de aranceles por parte de Estados Unidos a 300.000 millones de dólares de importaciones de China. Después, con la devaluación del yuan por parte del gigante asiático como contestación. Y, por último, por la contracción de la economía de Alemania en el segundo trimestre.

Noticias tranquilizadoras

Una de las primeras noticias tranquilizadoras para el mercado tuvo que ver con el plan de estímulos que prepara el BCE, que se conoció el pasado jueves. Además, tanto el propio Trump como otras autoridades de Estados Unidos han mostrado una actitud más dialogante hacia China. Por un lado, retirando alguno de los productos más sensibles de la lista de 300.000 millones de importaciones a las que pretende colocar un arancel del 10% a partir del 1 de septiembre. Por otro, tomando una decisión crucial: permitir a Huawei que pueda continuar trabajando con sus clientes estadounidenses durante 90 días más, a pesar de las preocupaciones por la seguridad nacional y las acusaciones de espionaje que están sobre la mesa.

Mientras, de nuevo en el Viejo Continente, al Gobierno de Merkel no le ha quedado más remedio que reaccionar preparando un paquete de estímulos que podría ascender a 50.000 millones de euros y que iría destinado a impulsar la demanda. Hay que añadir que "Estados Unidos está logrando mantener un ciclo sólido y las últimas cifras demuestran una aceleración en el consumo", recuerda Igor de Maack, de DNCA.

Sobre estos mimbres se apoya el rebote de las últimas tres sesiones que desde Ecotrader se analiza como previo "una nueva pata bajista" y que se afirma que "es algo que encajaría con una caída de Wall Street hacia los mínimos que marcaron sus principales índices en junio, como son los 2.725 del S&P 500".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0