Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos de inversión para estar más tranquilo en bolsa este verano

  • Es menos arriesgado invertir en EEUU o Europa a través de fondos...
  • ...que hacerlo sobre un índice directamente a través de un ETF
Foto: Dreamstime

¿Cuántas horas tiene pensado dormir cada noche de sus vacaciones? ¿Es el verano la mejor época del año para permitirse noches de insomnio a cuenta de sus inversiones? De ser así, quizás no ha sabido establecer en la medida idónea su umbral del sueño que debería estar a prueba del repunte de volatilidad de los últimos días. Sólo esta semana el denominado índice del miedo, aquel que mide la volatilidad implícita del S&P 500, se ha disparado un 50% por encima de los 18 puntos, en niveles máximos no vistos desde mayo... y todo por la abrupta corrección de las bolsas de estos días a cuenta de la bajada de tipos de la Reserva Federal, del populismo del premier británico Boris Johnson o de su maestro en la técnica de la dialéctica hiperbólica, Donald Trump, que volvió a azuzar la guerra comercial con China el jueves.

Fondos de inversión de renta variable europea y estadounidense.

¿Qué es mejor entonces, invertir directamente en bolsa o hacerlo a través de otros productos? Si se sabe seleccionar los menos volátiles, los fondos de inversión ofrecen una alternativa con menor riesgo y, prácticamente, igual de rentable. Los veinte fondos de renta variable europea menos volátiles registran una desviación media (con respecto a su comportamiento medio durante un periodo tiempo de referencia) del 10,4% los últimos tres años. Sólo en la última semana el VStoxx, el selectivo que mide la volatilidad dentro de la bolsa europea, se ha disparado casi un 30%, hasta los 20 puntos, máximos de mayo. Y la rentabilidad obtenida entre quien hubiera comprado un ETF del EuroStoxx 50 y quien hubiera invertido en la bolsa continental a través de estos fondos no difiere en mucho. El EuroStoxx 50 ofrece un retorno anual del 5,6% durante los últimos tres años, frente al 5,4% que, de media, da la selección de los 20 fondos menos volátiles, según datos ofrecidos por Morningstar.

La ecuación rentabilidad/riesgo del mercado estadounidense no es tan favorable para los fondos de inversión como en el caso del Viejo Continente, aunque sigue siendo menos volátil. En promedio, las 20 carteras con menor volatilidad, asumen una desviación media (respecto a su media histórica) del 12,7% en el trienio.

El fondo 'Bestinver Grandes Compañías' es el segundo menos volátil y renta casi un 6% al año en el trienio

En cuanto a la rentabilidad obtenida, un inversor de fondos ha ganado un 10,6% al año frente al 13% que el S&P 500 ha dado anualmente. En ambos casos, la selección incluye a fondos de inversión comercializados en España, que invierten en renta variable y que cuentan con, al menos, tres estrellas según el ranking que elabora Morningstar. ¿Compensa, entonces, ganar un poco menos asumiendo mucho menos riesgo? Quizás no si la cosa, como antaño, está tranquila, pero en la situación actual los expertos tienen claro que existen motivos para estar nerviosos.

No es ya sólo Donald Trump y todos los problemas que genera a nivel mundial, principalmente la guerra comercial contra China; sino también el Brexit que tiene el día marcado en el calendario para hacerse efectivo: el próximo 31 de octubre. Y no hay que olvidar que el acuerdo con Bruselas está en manos de un kamikaze como Boris Johnson. "Otro motivo para permanecer vigilantes con la volatilidad es que las expectativas no son más que eso, y vivimos en un entorno muy incierto en que podrían cambiar rápidamente", aseguran desde Deutsche Bank WM, donde enumeran entre los motivos también a la Fed. La Reserva Federal decidió esta semana bajar tipos -en 0,25 puntos básicos- como se esperaba y como también había exigido Donald Trump. Pero ¿y si Jerome Powell pierde toda la credibilidad que se había ganado la institución durante años solo por no llevar la contraria al presidente de la Casa Blanca? Los analistas de Bankinter reconocen que esta es otra de las situaciones que puede generar volatilidad en el segundo semestre del año. "Powell tendrá que trabajar duro para conseguir que los mercados financieros se den cuenta de que no va a realizar recortes a la más mínima señal de volatilidad. La Reserva Federal debe actuar sólo con los datos económicos y nada más", sugiere James McCann, economista senior de Aberdeen Standard Investments.

Fondos para 'relajarse'

El fondo de renta variable europea menos volátil, según la selección realizada por elEconomista con datos de Morningstar, es Santander Dividendo Europa, el único de la tabla cuya volatilidad implícita es inferior al 9% -en concreto, en el 8,73%-, aunque también es el menos rentable, con un 2,09% al año durante los últimos tres. Quizás influya en ello que una cuarta parte de la cartera está invertida en el sector financiero. Aunque no está presente entre las cinco mayores posiciones del fondo: dos de ellas son farmacéuticas, Novartis y Roche, dos tabaqueras, British American Tobacco e Imperial Brands y la suiza Nestlé.

El segundo menos volátil, Bestinver Grandes Compañías, ofrece una de las ecuaciones rentabilidad-riesgo más atractivas de la selección. Con un retorno anualizado a tres años del 5,95%, la volatilidad de la cartera es del 9,37%, frente al 16,4 del Stoxx. ¿Dónde invierte? Más de un tercio en Reino Unido y, por sectores, sobre todo en consumo cíclico, con Informa, firma británica de datos y publicidad, como primera posición de la cartera. En el año, acumula una subida del 40% en la Bolsa de Londres.

La volatilidad de los fondos de renta variable estadounidense es algo más elevada. Destaca lo baja que es en el caso del Renta 4 USA -sólo el 6,68% a tres años-, pero el 76,8% lo tiene invertido en futuros de miniS&P. Con una volatilidad más normal figura Caja Ingenieros Bolsa USA -del 11,2%- y una rentabilidad anualizada del 7%. Reparte su portfolio entre el 20% invertido en tecnología -en firmas como Microsoft y Alphabet- y otro 20 en consumo cíclico, donde destaca The Walt Disney, cuya revalorización en el año supera el 30%.

¿Y los fondos españoles?

En los últimos tres años el Ibex 35 ni siquiera llega a subir un 8%, algo más de la mitad de lo que se revaloriza la bolsa europea y una quinta parte de las ganancias del S&P 500 neoyorquino. Con el listón tan bajo, para los fondos españoles centrados en buscar valores de mediana y pequeña capitalización ha sido relativamente más sencillo igualarse con el comportamiento del Ibex. La rentabilidad anualizada del selectivo nacional en el último trienio es del 2,6%, frente al 4,9 que, de media, logran los veinte fondos de bolsa española con menos volatilidad, según datos de Morningstar. En conjunto, la desviación respecto al Ibex de estos productos es del 10,4% en tres años.

Fondos de bolsa española.

Si lo que busca es tranquilidad, el fondo menos volátil de la selección de 20 es Santalucía Espabolsa, con un 9,11% y cinco estrellas Morningstar. Con una inversión mínima de 1.000 euros puede ser partícipe de este vehículo que da un retorno anualizado del 4,08%. Una cuarta parte de su portfolio está invertida en compañías industriales, como Talgo, que es su primera posición con casi el 8%; seguida de la lusa Sonae, Técnicas Reunidas, Prosegur Cash y Telefónica. Un fondo similar de la misma gestora, con casi las mismas compañías y algo más de volatilidad es el Santalucía Ibérico Acciones, que duplica la rentabilidad de su homólogo, con el 8,83%.

Entre los tres fondos menos volátiles destacan, además, Bestinver Bolsa, cuya rentabilidad anualizada a tres años es del 3,3% -con una comisión de gestión del 1,75-, y Magallanes Iberian Equity, que aporta un 5,62% -para, también, un 1,75% por la gestión-. La primera cartera, gestionada por Ricardo Cañete, tenía a cierre de junio casi el 43% invertido en compañías industriales, entre las que destacan dos portuguesas Semapa y Galp, además de ACS, mientras que destinan otro 20% a financiero, con Unicaja, Merlin Properties y Santander como títulos destacados. Es justo reconocer también que Bestinver Bolsa es el tercer fondo de esta categoría con mayor patrimonio por detrás de Santander Small Caps, de Lola Solana, y EDM-Inversión, de Alberto Fayos y Ricardo Vidal.

El fondo de Magallanes que gestiona Iván Martín también ha querido centrarse en el sector industrial, que supone casi una cuarta parte de sus inversiones. Hace justo un año que Martín decidió convertir a Gestamp en su valor principal. Hoy supone un 6,2% de los 193 millones que tiene el fondo; seguida de Inditex, la firma de televisión e Internet NOS, Repsol y Sonae. El PSI 20 luso logra una discreta revalorización del 3,9% en el año, frente al 4,4% del Ibex, tras la caída de la última semana.

Entre los diez productos con menor volatilidad, según Morningstar, figura también el fondo gestionado por Gonzalo Sánchez, Gesconsult Renta Variable, que logra para sus partícipes un 8% anual en tres años. Su comisión de gestión es del 2,25%. La apuesta de Sánchez se concentra en dos firmas con el mismo origen, Dominion y Cie Automotive -también incluye Gestamp entre las diez primeras posiciones-, donde tiene el 15,54%, seguido de Grifols, Cellnex Telecom y la lusa Navigator, comparable de Ence del sector papelero.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.