Materias Primas

Rusia cambia de estrategia frente a Arabia Saudí: no aumentará la producción de petróleo

  • Moscú confirma que no hay contactos con Riad para frenar la tensión
  • El precio del crudo reacciona con timidez y no se aleja de mínimos
El presidente de Rusia, Vladimir Putin. Reuters

Rusia no planea aumentar la producción de crudo en mitad de la guerra abierta que mantiene contra Arabia Saudí, según avanza Bloomberg. Moscú decide no agravar la situación de sobreoferta que experimenta el petróleo tras la decisión del reino saudí de inundar el mercado con su bombeo. Aunque es un paso para rebajar la tensión entre las dos potencias, todavía no hay contactos para frenar la guerra de precios.

Arabia Saudí rompió su alianza con Rusia el mes pasado, tras la negativa de Moscú de asumir más recortes de producción ante el desplome de la demanda que se ha producido a nivel global por culpa del coronavirus. El resultado ha sido un mercado inundado de petróleo y una caída en picado del precio del crudo.

Riad lanzó una dura ofensiva aumentando su producción de oro negro para obligar a Rusia a sentarse en la mesa de negociaciones en el marco de la OPEP. El precio del petróleo se derrumbó con una caída histórica. El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, respondió al desafió anunciando que la industria petrolera del país podía aumentar la producción de 200.000 a 300.000 barriles por día a corto plazo, y hasta 500.000 barriles por día en el futuro cercano. Pero hoy Moscú ha confirmado un giro en la estrategia, justificando que no tiene sentido agravar más la situación del mercado con todavía más petróleo.

La cotización del crudo ha reaccionado con timidez a la noticia. El Brent ha reducido las pérdidas diarias del 5% al 3%, recuperando los 25 dólares el barril. El Texas sube unas décimas esquivando las pérdidas iniciales en la sesión de Europa. A primera hora estuvo a punto de perder los 20 dólares de nuevo. El oro negro acumula pérdidas en lo que va de año superiores al 60%

Ayer, el presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos se reuniría con Arabia Saudí y Rusia con el objetivo de detener la caída histórica de los precios del petróleo.

Trump, dijo que ha planteado el problema al presidente ruso Vladimir Putin y al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman. "Se van a juntar y todos nos vamos a juntar y vamos a ver qué podemos hacer", añadió.  De momento Moscú ha confirmado que no mantiene contactos con Arabia Saudí.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin