Ecoley

La huida de los trabajadores en situación ilegal ante una inspección 'dispara' la sanción económica

  • No identificar a los huidos es una obstrucción muy grave a la labor inspectora
  • La falta de colaboración, en el caso en litigio, eleva la multa hasta 62.503 euros
Camareros en una barra de bar, la huida ante la inspección es un mal negocio. Istock

La huida de los trabajadores en situación ilegal del centro de trabajo cuando se inicia una visita de inspectores de Trabajo y Seguridad Social incrementa gravemente la sanción en lugar de evitarla, según establece la Audiencia Nacional en una sentencia de 20 de noviembre de 2019.

La falta de identificación de los presuntos empleados huidos del centro de trabajo al inicio de la inspección constituye una obstrucción muy grave a la labor inspectora, porque tanto los empresarios como los trabajadores están obligados a acreditar su identidad y la de quienes se encuentren en los centros de trabajo.

La sanción impuesta en el caso en litigio asciende a 62.503 euros por incurrir la empresaria en la comisión de esta obstrucción muy grave a la labor inspectora.

Los conceptos por el que se sanciona en estos casos es por la falta de alta de los trabajadores en el correspondiente régimen de la Seguridad Social; por dar ocupación a perceptores de las prestaciones por desempleo cuyo disfrute sea incompatible con el trabajo por cuenta ajena o por la contratación de trabajadores sin haber obtenido con carácter previo la correspondiente autorización de residencia y trabajo, infracciones cuya comisión o no precisamente trataban de comprobar los funcionarios.

La sanción mínima en estos casos es de 3.126 euros para la primera causa citada o de 10.001 euros para las citadas en segundo y tercer lugar, por cada uno de los trabajadores afectados, que se incrementan cada una por la comisión de las dos clases de infracciones primeramente citadas con un porcentaje de incremento de cada una de las sanciones de un 30%. Sanciones inferiores a la impuesta por la huida de los empleados, la falta de identificación y suplantación de personas posterior por la empresa.

Las actas de infracción gozan de presunción de certeza respecto de los hechos reflejados

Recuerda la ponente, la magistrada Ruiz Jarabo Quemada, que las actas de infracción gozan de presunción de certeza respecto de los hechos reflejados en las mismas que hayan sido constatados por el funcionario de la inspección en sus actuaciones.

Además, explica que la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público establece que "el establecimiento de sanciones pecuniarias deberá prever que la comisión de las infracciones tipificadas no resulte más beneficioso para el infractor que el cumplimiento de las normas infringidas".

Basa su argumentación la magistrada en las sentencias del Tribunal Supremo, de 4 de diciembre de 2009 y 8 de mayo de 2000, que establecen que la presunción de veracidad atribuida a las Actas e Informes de la Inspección se encuentra en la imparcialidad y especialización, que, en principio, debe reconocerse al inspector actuante.

En el caso en litigio, los inspectores observaron la huida de tres de los trabajadores que estaban en el establecimiento (una cafetería) que se aprestaban a inspeccionar. En un principio, la dueña del local negó conocer a las personas huidas, aunque ante la insistencia de los inspectores acabó reconociendo que se trataba de familiares que habían venido a "echar una mano desinteresada en los días de fiesta de la localidad". Citados posteriormente en la sede de la Inspección, los funcionarios no reconocieron las características físicas de los huidos en los familiares de los dueños de la cafetería que aseguraban ser los huidos.

La conducta de la empresaria implicó una intencionalidad que merece una tipificación más elevada del ilícito cometido

Considera Ruiz Jarabo Quemada, que la conducta de la empresaria implicó una intencionalidad que merece una tipificación más elevada del ilícito cometido, que se evidencia en el intento de la empresa de suplantar a una de las personas evadidas del centro de trabajo por otra persona diferente tal y como se refiere en el acta de la inspección, intento de suplantación que se produjo con ocasión de la comparecencia de la empresa con posterioridad a visita en las oficinas de la Inspección Provincial.

La falta de identificación de los tres trabajadores huidos de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social vulnera lo establecido en el artículo 18.1 de la Ley Ordenadora del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social a cuyo tenor, los empresarios, los trabajadores y los representantes de ambos, están obligados cuando sean requeridos por los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y los subinspectores de Empleo y Seguridad Social a colaborar con ellos con ocasión de visitas u otras actuaciones inspectoras; a declarar ante el funcionario actuante sobre cuestiones que afecten a las comprobaciones inspectoras, así como a facilitarles la información y documentación necesarias para el desarrollo de sus funciones.

La magistrada considera que los hechos reflejados en el acta de la Inspección, que gozan de presunción de veracidad no han sido desvirtuados por la recurrente. Los documentos que aporta consistentes en declaración censal y documentos justificativos del pago de IRPF durante los cuatro trimestres de 2016 son documentos que no tienen relación con los hechos a los que se refiere la sanción.

Considera, además, que la justificación de la demandante relativa a la presencia de diversos familiares echando una mano en el negocio, la ausencia de la titular del negocio cuando el Subinspector inició su actuación, la ausencia de relación laboral de las personas que huyeron carece de soporte probatorio alguno.

El artículo 50.4 a) de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social tipifica como infracción laboral muy grave las acciones y omisiones del empresario, sus representantes o persona de su ámbito organizativo, que tengan por objeto impedir la entrada o permanencia en el centro de trabajo de los Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y de los Subinspectores de Empleo y Seguridad Social, " así como la negativa a identificarse o a identificar o dar razón de su presencia sobre las personas que se encuentren en el centro de trabajo realizando cualquier actividad ".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum9
forum Comentarios 9
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Todo esto lo saben y hacen nada.
A Favor
En Contra

Ya podían realizar inspecciones en bares, cafeterías y bares de copa de la costa malagueña y exigir el horario de entrada y salida, sobre todo por la noche. Si hicieran eso, se les acabarían los folios para confeccionar actas.

Ya que quieren, ¿o no?, coger a empresarios con irregularidades, deberían crear un turno de tarde noche que es cuando más irregularidades se cometen. Personal sin contrato o contratos de media jornada y hacen jornada completa, personal sin contrato y por horas y, que no están registrado en las hojas de horarios, etc. . La cuestión es que quieran realmente sancionar a los defraudadores y os aseguro que hay tantos o más que clientes.

Puntuación 33
#1
Daniel
A Favor
En Contra

la mayoría de compañeras de mi mujer (médico) con cientos de contratos fraudulentos en más 10 años de trabajo en hospitales de canarias. Ahí lo dejo. De los fraudes de las administraciones que representan a la mitad del trabajador del sector público de este país nunca se habla, cuanto cinismo

Yo me pregunto quien ordena publicar estas noticias y a quien van dirigidas. El fraude de la pequeña empresa está vigiladísimo, la pregunta es qué ocurre con el fraude del mayor empleador y de este país, lo cual lo saben en todo el mundísimo mundial y no pasa nada.

Podríamos poner mil ej de las admnistraciones en prevención de riesgos laborales, turnos, fichajes, conciliación, responsabilidades subsidiarias, incumplimientos en fraudes de ley etc etc etc .... mientras otro extremo otros muchos funcionarios disfrutan de un estatus de ausencia de la obligación en funciones absolutamente representativo y en consonancia con las experiencia particular de muchos usuarios que esperan del compromiso de el buen hacer inexistente

Puntuación 14
#2
hasta los huevos
A Favor
En Contra

que miren bien, que hay mucha gente a media jornada y luego trabajan toda la jornada y ademas les dan subvenciones porque no llegan al minimo.

Puntuación 7
#3
SI ASÍ
A Favor
En Contra

SI QUIEREN FAENA QUE VAYAN AL CAMPO AGRICULTORES JUBILADOS LAS TIERRAS, SE LAS DAN A LOS HIJOS SE HACEN AGRICULTORES QUE NO ES PAJA LO QUE LES DAN DE DINERO Y EL VIEJO TRABAJANDO HASTA LOS 85 AÑOS.

Puntuación 2
#4
De como hacer bien su trabajo.
A Favor
En Contra

Normas para que un inspector de trabajo detecte una ilegalidad en bares, restaurante y... .

1: No presentarse directamente sin antes haber comprobado el funcionamiento y los movimientos de personal, como si fuera un cliente.

2: Acudir a la inspección en horarios fuera de lo establecido, creando unos grupos especiales que efectúen su trabajo en horas no normalizadas y que sean efectivamente sorpresivas. La mayoría de los robos se efectúan con nocturnidad.

3: Que no se ponga sobre avisado al que se inspeccionara por parte de elementos corruptos internos de trabajo.



Hay algunas más que no hace falta ser muy listo para saberlas.

Puntuación 12
#5
mamandurrio
A Favor
En Contra

En este país no se puede ser emprendedor. Este gobierno de bolivarianos, comunistas, perroflautas están destruyendo la iniciativa privada. ¡¡¡VIVA EL LIBRE COMERCIO!!! ¡¡¡ FUERA INSPECCIONES !!! Los empresarios crean riqueza, ya está bien de perseguirlos.

¡¡¡VOTA VOX!!!

Espe Aguierre

Puntuación -5
#6
jose luis fernandez escudero
A Favor
En Contra

En un bar si los pillan piensan que será malo para ellos, malo para el negocio dado que el empresario no puede tenerlos en plantilla por no asuir los costes laborales fijos así que los despedirá si se ve obligado a hacerlos fijos, así que ganar nadie

Puntuación 0
#7
Usuario validado en elEconomista.es
Consellersenior
A Favor
En Contra

Parece más un aviso para navegantes puesto por la Inspección que exponer con crudeza la realidad del procedimiento, ya que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, prácticamente nunca realiza una inspección sino existe denuncia previa.

Y por eso, antes de iniciar esa diligencia, previamente algún o algunos inspectores y subinspectores, han estado en el centro de trabajo denunciado, y permanecen en ese centro hasta que llega el resto de la comisión, o regresan con esta para evitar escaqueamientos, disimules y negaciones de la evidencia.

Puntuación 1
#8
A Favor
En Contra

A mí me comentaron que en Lucena , Córdoba , CD había inspección , cruzaban camiones en los polígonos pa que le diera tiempo a los trabajadores en negro a salir, y lo que tienen que hacer estos trabajadores , es llamar ellos a la inspec y mandarle un plano por donde pueden salir los trabajadores de la emprers

Puntuación 0
#9