Inversión sostenible y ESG

Naturgy: un giro del gas natural al renovable

  • Es el cuarto valor mejor puntuado en el ranking ESG de 'elEconomista'

La utility que preside Francisco Reynés es el cuarto valor mejor puntuado en el ranking ESG de elEconomista, solo por detrás de Endesa, Inditex y Ferrovial, y es una de las cinco firmas del Ibex que obtiene una triple A para MSCI, la máxima nota. A la espera de actualizar su plan estratégico, aspira a convertir el gas natural en renovable y hacer del hidrógeno verde un pilar de su estrategia

Sostenibilidad y energía se han convertido en un binomio indisoluble para utilities como Naturgy, que en los últimos tres años ha aumentado un 30% su producción renovable y ha reducido un 30% sus emisiones absolutas. La sostenibilidad siempre ha estado presente en su ADN, y así lo recogen los índices ESG (basados en criterios de inversión medioambientales, sociales y de buen gobierno) desde 2002.

Pero no fue hasta 2015, con la aprobación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de Naciones Unidas (ONU) y el Acuerdo de París, cuando la compañía decidió integrar la sostenibilidad en su estrategia. Así lo refleja su actual plan de negocio 2018/2022 que, a la espera de ser actualizado cuando se resuelva la opa de IFM, tiene el foco en tres aspectos: reducir la huella de carbono, asegurar que el cierre de las centrales de carbón se llevaba a cabo con un impacto social mínimo y una gobernanza que preste atención a los temas evaluados por los indicadores verdes. Entre los logros más reseñables entre 2017 y 2020, Naturgy ha aumentado un 32% su potencia instalada de origen renovable y ha reducido un 30% sus emisiones absolutas, un 27% su consumo de agua y un 81% los residuos producidos.

Un desempeño que ha colocado a la firma entre las mejor valoradas en términos de sostenibilidad de la bolsa española. En el ránking que elabora elEconomista poniendo en común los datos recopilados por S&P Global, Morningstar, ISS, CDP y Bloomberg, Naturgy se sitúa en la cuarta posición, sólo por detrás de Endesa, Inditex y Ferrovial.

En tres años ha aumentado un 32% su potencia instalada de origen renovable 

Un lugar avalado por los proveedores de rating en un vasto currículum: la compañía que preside Francisco Reynés forma parte desde hace dos décadas del FTSE4Good, donde ha renovado el liderazgo global del sector de multiutilities por segundo año consecutivo. También forma parte desde 2005 del Dow Jones de sostenibilidad con la segunda mejor posición en el sector de empresas de gas en 2020. Desde 2009 viene formando parte de la Lista A de CDP con las compañías que a nivel mundial obtienen la máxima nota en la categoría de cambio climático. Y aún hay más. Desde 2018 mantiene la puntuación otorgada por la agencia Vigeo Eiris (del que forma parte desde 2013), es una de las cinco compañías en españolas en recibe la triple A (AAA) de MSCI, la calificación más alta, del que forma parte desde 2014; al igual que en ISS ESG, donde figura en el 20% del sector con mejores notas. También desde 2017 está en el top 5 de las utilities evaluadas por Sustainalitycs.

En el sector energético en general y en Naturgy en particular, los aspectos medioambientales tienen un peso muy relevante, y por ello su estrategia ESG es clara: reducir la huella de carbón y emitir cero emisiones netas a 2050 con inversiones de crecimiento en renovables y donde la aportación de este tipo de energía (que a cierre de 2020 representó el 10% del ebitda del grupo) tenga un crecimiento significativo. "Vamos a invertir más de 1.000 millones en renovables y hemos batido records de inversión", señala Nuria Rodríguez, directora de responsabilidad social y de ESG de la firma, para quien convertir los residuos que genera la industria agroalimentaria en recursos es una de sus acciones clave. Naturgy aspira a convertir el gas natural en renovable a partir de biometano (obtenido a partir de residuos orgánicos) y que el hidrógeno verde sea un pilar de su estrategia.

Transición justa

"Esto no significa que la S y la G sean menos importantes", puntualiza Rodríguez. "La sostenibilidad está tomando mucha relevancia después de la pandemia ligada al cierre de la centrales, ya que tenemos que tratar que sea una transición justa con un impacto social positivo cuando dejen de funcionar. En cuanto a la G, es importantísima la medición de los riesgos climáticos y la transparencia a la hora de medir ese impacto para evitar cualquier tipo de greenwashing, que para nosotros es una línea roja", añade.

Rodríguez, responsable de ESG del grupo:"Tenemos que tratar que sea una transición justa con un impacto social positivo cuando dejen de funcionar"

En este último apartado, cabe destacar que las mujeres en puestos directivos han aumentado gradualmente hasta alcanzar el 29% en 2019, el nivel más alto de la historia reciente de la empresa, porcentaje que se redujo a un 22,6% en 2020 "por las bajas voluntarias", explica Barclays. El número de mujeres en el consejo de Administración ha aumentado a 3 en 2020 y el porcentaje de mujeres en el consejo supone un 25%, aún por debajo del objetivo del 40% que persigue la CNMV.

En el campo de la financiación sostenible, Naturgy multiplicó en 2020 por más de dos sus números de 2019, un incremento que "prueba el interés de los inversores por nuestro compromiso con la sostenibilidad, así como la entrada del Fondo Noruego en el capital o el interés de IFM", agrega Rodríguez.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin