Internacional

Poner la primera dosis de la vacuna a más población: la estrategia del Reino Unido gana aval científico

  • El Reino Unido está administrando la primera dosis a más población
  • Un sistema que puede seguir porque está retrasando la segunda dosis
  • Una estrategia que la OMS estudia y que apoya un reciente estudio
El tiempo entre las dosis de la vacuna, la clave del debate
Madrid

Más allá del ritmo de vacunación que pueda llevar cada país, lo que se está poniendo de manifiesto son dos estrategias de vacunación: la de vacunar a más personas, pero espaciando la segunda dosis más tiempo; o inmunizar a menos individuos suministrándoles las dos inyecciones en el tiempo que marcan las farmacéuticas.

El primer sistema es el que está poniendo en practica el Reino Unido. El segundo, por el ejemplo, es el que sigue España y resto de países europeos y los números son muy diferentes. Mientras España notificó este lunes que 3.829.465 personas había recibido la vacuna, de ellos 1.261.848 las dos dosis. En Reino Unido notificó el domingo que más de 20 millones de personas habían recibido ya la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19.

La decisión de Gran Bretaña de no respetar los tiempos de espaciado de las dosis de la vacuna que recomiendan las farmacéuticas (aproximadamente cuatro semanas) está siendo objeto de estudio por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que valora si cambiar sus recomendaciones sobre el margen de tiempo. Por el momento, la OMS no ha realizado ningún cambio, pero sorprendieron las declaraciones de David Nabarro, delegado de la OMS para el Covid-19, que hizo en el medio SKY, valorando positivamente el proceso de vacunación del Reino Unido. Además, un reciente estudio publicado por el espacio divulgación científica medRxiv, fundado por Cold Spring Harbor Laboratory (CSHL) y apoyado por la fundación Iniciativa Chan Zuckerberg, revela que el tiempo para alcanzar la inmunidad colectiva podría acortarse con la implementación de un régimen de espaciado de dosis.

Así, la conclusión principal de este trabajo revela que hay un claro beneficio para la inmunidad de la población cuando se espacia la segundad dosis. Y muestra que el tiempo para alcanzar la inmunidad colectiva podría acortarse en 1,5 semanas, con un espaciado de 6 semanas; 4,5 semanas, con espaciamiento de 12 semanas; y 10,5 semanas, con espaciado de 24 semanas.

El problema de este sistema de vacunación en diferido está en saber cuál es la eficacia en el tiempo de la primera dosis. Sin embargo, el estudio explica que con múltiples estudios en curso que evalúan la duración de la eficacia de una dosis de las vacunas de ARNm (como en Quebec y el Reino Unido), este riesgo se ha reducido en gran medida. "Cualquier región que ahora implemente una estrategia de segunda dosis diferida, semanas después de que hayan comenzado estos otros ensayos, tendrá suficiente aviso de cuándo decae la eficacia de una dosis, siempre que controlen los datos de estas otras autoridades de salud pública", aseguran las conclusiones del trabajo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin