Internacional

¿Son falsos los números del coronavirus en China? La Inteligencia de EEUU concluye que sí

  • El recuento de casos y muertes por Covid-19 en China está "incompleto"
  • La OMS ha defendido la veracidad de las cifras chinas y descarta "mala fe"

La guerra comercial entre EEUU y China se ha trasladado a un insospechado escenario de pandemia mundial. Después de que un alto cargo de Exteriores chino acusara a militares estadounidenses de haber originado el foco del virus en Wuhan durante una concentración en el pasado mes de octubre, un informe de la Inteligencia norteamericana denuncia ahora que Pekín ocultó los auténticos datos sobre el coronavirus, lo que ha tenido consecuencias en la gestión de la crisis por parte del resto de los países. | EN DIRECTO: Todos los detalles sobre la evolución del coronavirus

Los servicios de Inteligencia de Estados Unidos han concluido este miércoles que el Gobierno chino ha ocultado el alcance del brote de coronavirus en el país, lo que implica que el número de muertos y casos confirmados excede las cifras dadas hasta el momento por las autoridades. Fuentes de la Administración el presidente, Donald Trump, han revelado bajo condición de anonimato que esta es la conclusión que se recoge en un informe clasificado realizado por las agencias de Inteligencia para la Casa Blanca.

En comparación con los 189.000 casos confirmados y más de 4.000 muertos de EEUU, varias fuentes gubernamentales aseguran que los datos chinos son falsos

Así, en declaraciones a la agencia de noticias Bloomberg, han afirmado que, en gran medida, el recuento de casos y fallecidos por Covid-19 en China se encuentra "intencionadamente incompleto". Según Pekín, son 3.316 los muertos y más de 82.000 los infectados en el gigante asiático.

El brote de coronavirus se originó en la provincia de Hubei a finales de 2019. En comparación con los 189.000 casos confirmados y más de 4.000 muertos de Estados Unidos, varias fuentes gubernamentales han asegurado que los datos chinos son falsos.

A pesar de que China ha impuesto medidas de cuarentena más severas que otros países, la opinión pública internacional ha mostrado su escepticismo sobre los datos recabados. El Gobierno chino, por su parte ha revisado en diversas ocasiones su metodología.

La clave de la información

Deborah Birx, la asesora de la Casa Blanca en materia de inmunología, ha alertado de que los datos proporcionados por China influyeron a la hora de gestionar la información sobre la naturaleza del virus al inicio de la epidemia. "La comunidad médica interpretó los datos chinos de la siguiente manera: esto es serio pero no tan grave como muchos piensa", ha aseverado antes de recalcar que esto se debió, en parte, a que "faltaba un significativo número de datos".

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha pedido públicamente a las autoridades chinas y los gobiernos de otros países que sean transparentes con los datos sobre la pandemia. En este sentido, ha acusado a Pekín de mirar para otro lado y ocultar la gran extensión del problema. "Insto a todas las naciones: haced lo posible por recabar la información y lo posible por compartirla", ha afirmado.

China devuelve el golpe y la OMS la defiende

La portavoz de Exteriores de China, Hua Chunying, ha considerado que desde EEUU se está tratando de dar la vuelta a la situación volviendo a dirigir las responsabilidades hacia su país. China denunció hace dos semanas que los Juegos Militares de EEUU, celebrados en octubre en Wuhan, pudieron llevan el coronavirus al que se convertiría en foco de la pandemia. 

China interpreta que la última acusación de Washington responde a la presión que está afrontando EEUU, nuevo foco de la propagación del coronavirus, según ha recogido Bloomberg

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud ha defendido a China del embate estadounidense y otros países sobre los que han surgido dudas respecto a la veracidad de sus cifras de contagiados y muertos por Covid-19, y aseguró que los problemas de contabilidad son fruto del colapso de sistemas sanitarios en una emergencia, no por mala fe. "Hay que ser cuidadosos a la hora de acusar a países de no ser transparentes o no cooperar, pues a veces atribuimos falta de transparencia a lo que simplemente son limitaciones naturales", ha señalado al respecto el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan.

"La falta de información que a veces hubo desde Italia, por ejemplo, ¿se debió a la falta de transparencia, o a que su sistema sanitario está superado?", ha añadido el experto, quien ha asegurado que China y otros países asiáticos están en contacto constante con la OMS y comparten su información para responder a la pandemia global.

"Hay que tener en cuenta el contexto, mostrar equilibrio y trabajar con cada país, reconociendo que los sistemas sanitarios bajo presión pueden tener dificultades", ha destacado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud