Internacional

El negociador de la UE para el Brexit: "No estamos en condiciones de llegar a un acuerdo con Reino Unido"

  • "La propuesta británica es inaceptable a día de hoy", sentenció Barnier
  • Juncker no cierra la puerta: "Todavía no descarto un acuerdo"
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (I) y el negociador jefe de la UE, Michel Barnier (D). Foto: Reuters

Nadie quiere dar por muerta la posibilidad de llegar a un acuerdo para el Brexit en los poco más de 20 días que quedan hasta la fecha límite, pero el ambiente en Bruselas es muy pesimista. En la sesión del Parlamento Europeo de este miércoles, el negociador jefe de la UE, Michel Barnier, fue muy claro: "Siendo franco y objetivo, no estamos en condiciones para llegar a un acuerdo con Reino Unido", sentenció.

Barnier puso sobre la mesa las múltiples objeciones europeas a la última propuesta presentada por el primer ministro británico, Boris Johnson, la semana pasada. El negociador europeo explicó que "lo que nos está pidiendo [Johnson] es aceptar un sistema que no está desarrollado del todo, que no ha sido ensayado, con controles aduaneros por toda Irlanda y basado en excepciones y una tecnología que aún no existe".

No solo eso, sino que el actual Gobierno "pide un tratado comercial básico, lo que incluye eliminar acuerdos firmados con [el anterior Gobierno británico] sobre igualdad de reglas fiscales y laborales". Eso significa que Reino Unido podría bajar impuestos de forma agresiva o eliminar derechos sociales y garantías de los consumidores para competir deslealmente contra la UE. Por tanto, "la propuesta británica, a día de hoy, es inaceptable", concluyó.

Aun así, Barnier no cerró del todo la puerta: "Seguiremos estando disponibles las 24 horas en los próximos días para intentar llegar a un acuerdo, si hay buena voluntad". Un mensaje parecido al del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que insistió en tender la mano aunque dejando clara la distancia existente. "Todavía es posible un acuerdo", afirmó, pero "no aceptaremos este juego de culpabilidad de Londres". Juncker recordó a su par británico que "no solo hay un Parlamento en Westminster, también hay otro aquí [en Bruselas] y no se puede aprobar nada sin su permiso".

Y la Eurocámara no parece estar por la labor de aceptar las propuestas de Johnson sin más. El jefe del comité parlamentario sobre el Brexit, Guy Verhofstadt, que prometió ser "menos diplomático que Barnier", tachó los planes de Johnson de "en absoluto serios". "El único motivo por el que todo esto está pasando es porque Johnson necesita echarle las culpas a todos: la UE, Irlanda, Angela Merkel, los tribunales británicos, los laboristas, los liberales, y hasta May. Todos menos Boris Johnson", se desahogó Verhofstadt.

Amenaza de cárcel para Johnson

Unas pocas horas antes del debate, la Corte de Apelaciones de Escocia dejó pendiente un juicio contra Johnson para forzar al 'premier' a cumplir la ley que le obliga a pedir una prórroga del Brexit a la UE, en una especie de 'espada de Damocles' jurídica. Si no ha realizado la petición antes del 20 de octubre, señaló el Tribunal, podría aprobar una orden judicial que obligara a Johnson a acatar la ley bajo pena de hasta dos años de cárcel y multa ilimitada.

Según explicó a elEconomista.es el jurista inglés David Allen Green, la Corte podría obligar a otro miembro del Gabinete británico a enviar la carta en lugar de Johnson si este se niega, con el mismo valor legal. Todo esto mientras diversas voces del Partido Conservador y del Gobierno amenazan con dimitir si Johnson no cumple la ley o apuesta por una salida sin acuerdo como única opción. Nadie quiere cerrar la puerta por la cuenta que les trae, pero nada indica que el acuerdo esté más cerca. La prórroga parece cada día más inevitable.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0