Inmobiliaria

InmoCaixa compra un edificio de oficinas en Madrid a GMP

  • El inmueble es la sede de 'elEconomista', Universalpay o Grupo Ingenium

InmoCaixa, encargada de gestionar el patrimonio inmobiliario de la Fundación "la Caixa", sigue aumentando su cartera de inmuebles terciarios con la compra de un edificio de oficinas en Madrid, según han confirmado distintas fuentes del sector a este medio.

El inmueble, ubicado en el número 1 de la calle Condesa de Venadito, era hasta la fecha propiedad de GMP Property, socimi participada por el fondo soberano de Singapur (GIC). El edificio, que cuenta con unos 20.000 m2, es actualmente la sede de empresas como elEconomista, Grupo Ingenium o Universalpay, filial de la estadounidense EVO Payment, entre otras.

La operación de este inmueble por parte de GMP se enmarca en la estrategia de rotación de activos maduros que lleva a cabo la compañía, que como firma patrimonialista está especializada en el desarrollo de oficinas y parques empresariales en Madrid. Tanto GMP como InmoCaixa han declinado hacer declaraciones al respecto de la operación.

Mercado de oficinas

Por su parte, con esta compra InmoCaixa sigue adelante con su estrategia de aumentar su exposición en el mercado de oficinas, ya que históricamente la inversión en el sector inmobiliario se ha realizado en el segmento residencial.

Así, de los 2.585 millones de euros que gestiona el grupo en activos inmobiliarios al cierre de 2021, un total de 937 millones corresponden a 71 edificios singulares de viviendas que comercializan a través tanto del mercado libre de alquiler, como a través de los Programas Alquiler Básico y Alquiler Social, según aparece en la presentación de resultados de Criteria Caixa. Por otro lado, la cartera de activos terciarios se compone de siete edificios singulares, por un importe total de 223 millones de euros.

En este monto se incluyen las dos últimas adquisiciones de oficinas que realizó el grupo. Concretamente, InmoCaixa se hizo en 2020 con la madrileña Torre Ombu, sede de Gestamp, un activo de 13.141 m2 divididos en catorce alturas por el que pagó unos 70 millones de euros a la familia Riberas. Antes de esta adquisición, InmoCaixa cerró también la compra de un edificio de oficinas en el 22@ de Barcelona.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin