Inmobiliaria

Meridia Capital vende dos carteras logísticas y de oficinas en Madrid y Barcelona

  • Suman más de 66.800 metros cuadrados de superficie
  • La operación se ha llevado a cabo a través de Meridia Real Estate III
Javier Faus, presidente Meridia Capital Foto: EP

Meridia Capital desinvierte. La gestora de fondos ha cerrado la venta de una cartera compuesta por varios activos de oficinas y logística situados en Madrid y Barcelona, que suman más de 66.800 metros cuadrados de superficie.

La firma ha cerrado esta transacción, cuyo importe no desvela, a través de su socimi Meridia Real Estate III y con varios inversores internacionales, entre ellos Starwood Capital Group.

Se trata de dos activos de oficinas en Barcelona, uno situado en Esplugues y otro en el Paseo San Juan, ambos con una superficie total de alquiler de más de 12.000 metros cuadrados; y un edificio de oficinas en el parque empresarial Omega, en Madrid, con un total de 9.000 metros cuadrados y 167 plazas de aparcamiento.

Asimismo, se ha transaccionado una cartera logística formado por dos activos en el área de Madrid: uno situado en Alovera con una superficie bruta alquilable de más de 27.000 metros cuadrados y un inmueble de 6.800 metros cuadrados en Azuqueca.

Desde la adquisición de los activos entre 2016 y 2018, Meridia ha acometido diversas acciones de rehabilitación y gestión de activos, centradas en su reposicionamiento y en la mejora del valor de los mismos.

"Aunque el inicio de la pandemia de Covid-19 en 2020 hizo que las transacciones estuvieran casi paralizadas, los inversores están recuperando poco a poco la confianza. Esto se está traduciendo visiblemente en mayores volúmenes y mayor actividad en el sector", ha dicho el socio y responsable del área inmobiliaria de Meridia Capital, Juan Barba.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.