Inmobiliaria

El histórico palacio manchego de los condes de Montalbán se pone a la venta

  • Es Bien de Interés Cultural de Castilla-La Mancha
  • El inmueble ocupa una superficie de 5.100 m2
Palacio de Montalbán

Vivir en un palacio o en una casa señorial es posible. En las pequeñas localidades de Castilla-La Mancha se está abriendo un interesante mercado inmobiliario donde el valor histórico cobra protagonismo.

Un ejemplo de ello es el Palacio de los Condes de Montalbán situado en La Puebla de Montalbán (Toledo), que se ha puesto a la venta. 

"Consideramos que esta propiedad es probablemente una de las inversiones más interesantes de la zona. Por un lado, porque no necesita grandes reformas para quienes quieran destinarla a uso residencial; por otro, porque ofrece infinidad de posibilidades en el caso de reconvertir sus instalaciones con fines turísticos o empresariales. Pero sobre todo es un interesante conjunto artístico y arquitectónico para amantes de la historia", explica Robert Menetray, fundador de la consultora Lançois Doval especializada en propiedades singulares e históricas. 

El afamado arquitecto Alonso de Covarrubias diseñó algunos de los palacios históricos más populares de Toledo, entre ellos, el conocido el palacio de los Condes de Montalbán.

Este edificio singular tiene fachada a la Plaza Mayor y es, por su arquitectura renacentista y los siglos de historia que albergan sus muros, uno de los Bienes de Interés Cultural de Castilla La Mancha.

Diseñado en el año 1554, el inmueble ocupa una superficie de 5.100 m2 distribuida en varias zonas bien diferenciadas: el palacio propiamente dicho, el amplio patio y una edificación adosada de cuatro plantas que quedó sin concluir. Pasos y arcos conectan estas zonas cruzando sobre algunas de las calles colindantes como la de La Manzanilla o la de la iglesia, con la que comunica directamente.

La amplitud de la propiedad, su estratégica ubicación en el centro del pueblo y las facilidades para la redistribución del interior, convierten este palacio histórico en una atractiva inversión inmobiliaria. Un espacio singular para iniciar un negocio hotelero en una zona con encanto o para acoger la celebración de grandes eventos en un ambiente único.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Ostras
A Favor
En Contra

no me cabe ninguna duda se lo van a quitar de las manos en un plis plas

Puntuación -1
#1
Willy
A Favor
En Contra

Si me lo dan, no lo quiero.

Puntuación -2
#2
A Favor
En Contra

¿¿¿PALACIO MANCHEGO EN PLENO CENTRO DE LA PROVINCIA DE TOLEDO???... ¡¡¡A VER SI APRENDEMOS UN POQUITO DE GEOGRAFÍA Y DE HISTORIA!!!... Que bajada de nivel de ''elEconomista'' ¡¡¡no me lo esperaba!!!..

Puntuación 2
#3
vio
A Favor
En Contra

Si el edificio está catalogado como Bien Cultural por Castilla-La Mancha, todo parece indicar que lo merece, comprarlo a nivel privado es un suicidio, ya que cualquier mínima reforma debe contar con el visto bueno municipal y de Patrimonio de Castilla La Mancha, lo que seguramente implicará a su vez a vivienda, industria, turismo, urbanismo, etc. Habrá que adecuar las normativas eléctricas de vivienda privada a uso público, junto con muchísima más normativa. El papeleo puede llevar varios años, eso sin contar que al final se puede denegar la propuesta. No creo que valga la pena, por mucho interés histórico que tenga el que en ese pueblo nació Fernando de Rojas, autor de la obra inmortal la Celestina. Se lo podría quedar el propio ayuntamiento o bien la Comunidad de Castilla la Mancha, y dedicarlo a alguna finalidad cultural, o la Red de Paradores del Estado si quieren perder dinero. Además, un edificio de este porte implicará que el comprador debe pagar anualmente el impuesto de Patrimonio que defiende el gobierno socialista comunista actual, por tanto, lo mejor es que lo compre otro o dejar que se caiga, ya que mantenerlo en buenas condiciones debe ser carísimo y para ello no hay que contar con ningún apoyo público. Triste final, si no encuentran comprador, para este gran palacio y muchos otros parecidos.

Puntuación 7
#4
VIO
A Favor
En Contra

Es muy sencillo para el estado, una comunidad autónoma o un ayuntamiento declarar un inmueble como Bien de Relevancia Nacional o Local ya que no les cuesta nada, de manera que los funcionarios pasan a tutelarlo mientras que los propietarios se quedan maniatados y con la obligación de mantenerlo en buenas condiciones y de pagar todos los tributos que sean necesarios, hasta el de patrimonio. Al final este tipo de legislación que pretende proteger el Patrimonio Histórico acaba por destruirlo, ya que carga sobre los propietarios todas las obligaciones y responsabilidades, y la administración se queda como supervisora de que se cumplan sin costarle un duro. Con el tiempo el propietario se cansan de pagar y al sacarlo a la venta resulta que no vale nada, ya que al estar catalogado como Bien de Relevancia nadie lo quiere comprar debido a los inconvenientes que ello representa. Total, el legislador en lugar de proteger el bien acaba destruyéndolo, ya que ante la imposibilidad de mantenerlo o venderlo algunos propietarios optan por dejarlo caer. Hay que fijarse mucho al redactar las leyes, ya que a veces consiguen justamente el efecto contrario al pretendido. Además, la administración no para de legislar, pero no ayuda de ninguna manera a mantener estos hermosos palacios u otros bienes parecidos, y todo lo fía al pobre propietario y unas leyes coercitivas. Todo muy hermoso y podemita.

Puntuación 4
#5