Infraestructuras y Servicios

OHLA se lleva el último tramo del AVE Murcia-Almería por 328 millones

  • En alianza con Sando y Hormacesa se impone en la obra del soterramiento de Lorca
  • El grupo ha logrado contratos con Adif para el AVE a Santander y la estación de Irún
Luis Amodio, presidente de OHLA, y Mauricio Amodio, vicepresidente de OHLA

La UTE (Unión Temporal de Empresas) de OHLA, Sando y Hormacesa (Hormigones Asfálticos Andaluces) ha resultado seleccionada por Adif Alta Velocidad (AV) como la mejor oferta para ejecutar el último tramo que queda por adjudicar del Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad entre Murcia y Almería. Se trata del contrato para la integración del ferrocarril en Lorca con la ejecución de la plataforma y la estación.

El consorcio liderado por el grupo que preside Luis Amodio ha presentado la mejor propuesta con la suma de las ofertas técnica y económica. Ésta última fija un presupuesto de 327,9 millones de euros (271 millones sin IVA), lo que representa una baja del 33,7% con respecto al presupuesto base de licitación (408,87 millones de euros). La unión de OHLA, que encabeza la UTE con una participación del 54% (Sando tiene el 36% y Hormacesa el 10%), se ha impuesto en la puja, al menos de manera provisional, a otras cinco alianzas. La de Sacyr, Copcisa y CHM ha quedado en segundo lugar. También han concurrido las UTE conformadas por Acciona, Copasa y Ortiz; FCC, Ferrovial y Comsa; Dragados (ACS), Azvi y Tecsa (ACS); y Grupo Sanjose, Vías (ACS) y Rover.

El consejo de administración de Adif AV resolverá el proceso de licitación en próximas semanas con la adjudicación definitiva, que recaerá en OHLA, Sando y Hormacesa siempre que ninguno de los recursos habituales en este tipo de procedimientos prospere.

El proyecto de integración del ferrocarril en Lorca implica el soterramiento de la actual plataforma ferroviaria, con una longitud de 3,2 kilómetros, la mayor parte en falso túnel, y la nueva estación de tren soterrada en la localidad murciana (Lorca Sutullena). La obra contempla la ampliación del actual edificio de viajeros y la construcción de una nueva estación soterrada, incluyendo las dos vías generales más una de apartado y tres andenes. El plazo de ejecución es de 32 meses. Se trata del último correspondiente al Corredor Mediterráneo de Alta Velocidad entre Murcia y Almería. Conecta en su inicio con el tramo anterior, Totana-Lorca, y en su final con el tramo posterior, Lorca-Pulpí.

De confirmarlo, será el mayor contrato logrado por OHLA en España en el año. Con Adif también ha firmado este curso el último tramo de la línea de alta velocidad Palencia-Santander, por 109,3 millones, y la nueva estación de viajeros de tren de Irún por 65 millones. Entre enero y septiembre el grupo contrató 2.441 millones en el mundo, avanzando en su objetivo de 3.600 millones en 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud