Infraestructuras y Servicios

OHLA gana a Argelia el arbitraje por una obra ferroviaria de 245 millones

  • El Estado argelino pagará al grupo español 17,5 millones y le devolverá los avales
Luis Amodio, presidente de OHLA

OHLA ha cerrado con éxito uno de sus principales arbitrajes en el mundo. La compañía que preside Luis Amodio ha recibido un laudo favorable en relación a la disputa con el Gobierno de Argelia por el contrato para la construcción de la línea ferroviaria Annaba por el que la Agencia Nacional de Inversiones Ferroviarias de Argelia (Anesrif) ha de pagar 17,5 millones de euros al grupo español y a devolverle los avales de cumplimiento, que ascienden a 19,5 millones de euros.

OHLA cierra así una disputa que se inició en 2019 cuando la firma entonces controlada por la familia Villar Mir abrió un arbitraje contra Argelia por el proyecto para la construcción de la vía ferroviaria Annaba, que acumulaba un largo retraso en su ejecución. En concreto, la constructora reclamó inicialmente a Anesrif el pago de 140 millones de euros por incumplimiento del contrato, aunque con posterioridad, sobre la base de informes de expertos independientes, elevó la cifra hasta los 200 millones de euros. Mientras, la autoridad argelina presentó reconvención por 56,9 millones de euros.

La constructora resuelve así su tercer y último conflicto vivo en el país norteafricano

El laudo no satisface plenamente las expectativas de OHLA, pero falla a su favor y permite a la compañía obtener un balón de oxígeno en un contexto en el que focaliza su estrategia financiera en mejorar su posición de liquidez y recortar su endeudamiento.

OHLA, en consorcio con Infrarail, ganó en 2006 el contrato para la construcción de una vía ferroviaria, de 95 kilómetros de longitud, entre las ciudades de Annaba y Ramdane Djamel, con un presupuesto de 245 millones de euros. En 2016 la constructora española ya incluyó esta obra dentro de sus denominados proyectos 'legacy'.

En 2019, transcurridos más de 13 años desde la adjudicación del proyecto, que contemplaba un plazo de ejecución de 39 meses, OHLA decidió abrir el arbitraje ante las demoras registradas por, entre otras circunstancias, los problemas de la Administración argelina con las expropiaciones de los terrenos por los que debía circular la línea ferroviaria -al cierre de 2016 el grado de avance de las obras alcanzaba el 82,9%-. La agencia estatal remitió entonces una notificación a las empresas en la que les instó a respetar las cláusulas contractuales y a cumplir con los nuevos plazos establecidos en una enmienda que el consorcio no firmó.

OHLA da por cerrado -a la espera de que Argelia haga efectiva la resolución arbitral- su último arbitraje en el país norteafricano. Se trata del tercero que resuelve en los últimos años. La empresa logró en los dos casos anteriores llegar a un acuerdo con las autoridades argelinas. A comienzos de 2017, el grupo español y la petrolera Sonatrach zanjaron su disputa por la construcción del Centro de Convenciones de Orán. La constructora recibió una compensación de 100 millones de euros. Meses después, OHL acordó con L'Agencie Nationale des Autorutes (ANA) el cobro de más de 45 millones para resolver el arbitraje, en el que reclamaba unos 107 millones, por el contrato de construcción de la segunda circunvalación de Argel, entre Boudouau y Zeralda.

El laudo favorable de OHLA se suma al que obtuvo el pasado mes de junio, también contra Argelia, su fundador y antiguo propietario, Juan Miguel Villar Mir. El empresario y Sonatrach mantenían una disputa por discrepancias en el traspaso del 49% que Grupo Villar Mir (GVM) tiene en Fertial, empresa argelina especializada en la producción de fertilizantes y de amoníaco. La resolución condena a la compañía estatal argelina, poseedora del 35% de Fertial, a pagar a Villar Mir casi 129 millones de euros en concepto de "daños y perjuicios".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud