Infraestructuras y Servicios

ACS dispara un 60% su beneficio en el primer trimestre, hasta 136 millones, pese a la venta de Cobra

ACS obtuvo un beneficio neto de 136 millones de euros en los primeros tres meses del año, lo que supone un crecimiento del 60% respecto al mismo periodo del año precedente, a pesar de la salida de su perímetro de actividad de su negocio industrial (Cobra), que vendió el año pasado por 5.000 millones de euros.

La mejora del beneficio se explica por la mejora del resto de sus ramas de negocio, incluyendo el área de construcción, la aportación de Abertis, su rama de servicios y sus actividades inmobiliarias y de energía, según se desprende de su cuenta de resultados.

En concreto, la construcción aumentó un 11% su aportación al beneficio neto (81 millones de euros); las concesiones, en las que se incluye Abertis, aportaron 16 millones, cuando el año pasado lastraron su resultado; los servicios otros 8 millones, un 18% más, y el resto de actividades, hasta 31 millones de euros.

En un capítulo aparte destaca Abertis, participada por ACS al 50% menos una acción, que registró un fuerte aumento del tráfico en sus autopistas --por encima de los niveles anteriores a la pandemia--, todo ello a pesar de perder varias concesiones en España, como la AP-7, gracias a su diversificación internacional, presente en Francia, Estados Unidos y varios países de Latinoamérica.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) también siguió esta evolución positiva, tras crecer un 21,6%, hasta los 399 millones de euros, apoyado también por la contribución positiva de Clece, su compañía de servicios, que se vio fuertemente impactada por el Covid-19 en 2020 y parte de 2021.

Los ventas, por su parte, registraron un crecimiento menor, del 8,4%, hasta los 6.926 millones de euros, situándose su cartera de proyectos en ejecución en 65.870 millones de euros, un 4,6% más. América del Norte, su principal mercado, representa el 51% de su actividad, seguido de Asia Pacífico (29%), España (8%) y resto de Europa (10%).

En el plano financiero, el grupo ACS presentaba a cierre de marzo una posición neta de caja de 665 millones de euros, frente a la deuda neta de 3.691 millones de euros de hace 12 meses, gracias a las plusvalías obtenidas por la venta de Cobra por casi 3.000 millones de euros, que ahora también quiere reinvertir en ampliar su cartera de concesiones de autopistas.

En cuanto a la remuneración total a los accionistas, en los últimos doce meses asciende a un total de 989 millones de euros, incluidos la compra de acciones propias y la distribución de dividendos, tanto en ACS como a los minoritarios de Hochtief y Cimic, filial esta última que ha logrado excluir de Bolsa para simplificar su estructura organizativa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.