Energía

¿Venganza de IFM? Australia tendrá que decidir en la opa de Taqa a Naturgy

  • Puede forzar la venta de los activos renovables en el país, una de las joyas de la española en el exterior
  • La gasista suspendió la venta de estos activos en abril tras recibir ocho muestras de interés
Un parque eólico

El fondo australiano IFM guarda un arma secreta en la recámara. La operación que están preparando a sus espaldas la compañía emiratí Taqa y Criteria puede toparse con un problema inesperado. Australia podrá analizar la oferta de compra de Naturgy por los activos que la española y Wren House, el vehículo de Kuwait Investment Corporation, mantienen en el país a través de Global Power Generation.

Global Power Generation aspira a alcanzar, según la última hoja de ruta presentada por del grupo presidido por Francisco Reynés, el objetivo de alcanzar 2.200 MW en Australia en el horizonte de 2025, poniendo el foco de su crecimiento en el desarrollo de plantas de tecnología eólica, solar fotovoltaica y de sistemas de almacenamiento.

Según explica Minter Ellison Lawyers, en su guía "Hacer negocios en Australia", la Foreign Acquistions and Takeovers Act (FATA) (Ley de Adquisiciones y Compras Extranjeras) es administrada por el Foreign Investment Review Board (FIRB) (Consejo de Revisión de Inversiones Extranjeras), una división del Tesoro australiano.

La norma, que data de 1975, prevé que ciertos tipos de propuestas por parte de intereses extranjeros para invertir en Australia requieren la aprobación previa por parte del Tesoro (de acuerdo con el valor del patrimonio o empresa que se adquiere) y por lo tanto tienen que notificarse al FIRB.

Entre las propuestas que requieren de notificación previa al FIRB y de la aprobación del Tesoro se incluyen: todas las inversiones directas por parte de gobiernos extranjeros o sus representantes, como sería el caso con la llegada de Emiratos.

El Tesoro Federal australiano tiene el poder de bloquear una inversión o de solicitar la desinversión si se produce el incumplimiento de la FATA, o si se considera que la inversión se opone al interés nacional.

En resumen, si un inversor extranjero adquiere una participación sustancial en el dominio de una sociedad o empresa si dicha persona (y sus socios) adquieren el 15% o más del dominio de la entidad, o si dicha persona junto con otras personas extranjeras y cada uno de sus socios adquieren el 40% o más del dominio total.

En la mayoría de los sectores industriales las propuestas de inversiones extranjeras que requieren aprobación son aceptadas a menos que se determine lo contrario por interés nacional.

La aprobación del FIRB por lo general tiene lugar dentro de un plazo de 30 días tras haberse presentado la solicitud.

Este paso se tendrá que producir después de que Naturgy decidiera suspender la operación de venta de sus activos renovables en Australia a principios de este mes.

La operación, que recibió la muestra de interés de ocho grandes grupos antes de Semana Santa, no logró alcanzar los precios que manejaba la compañía para estos activos.

La empresa quiere protagonizar en esta nueva etapa un fuerte crecimiento tanto en renovables como en biogases y la posición que mantenía en el país es, hoy por hoy, uno de sus principales activos.

La capacidad bruta de la compañía en Australia se reparte entre 2 GW de energía eólica, 2 GW de energía solar fotovoltaica y 700 MW de sistemas de almacenamiento de energía en baterías. Aproximadamente la mitad de los proyectos de GPG Australia se encuentran en Victoria, seguidos de 1,5 GW en Queensland, unos 700 MW en Nueva Gales del Sur y 200 MW en Australia Occidental.

Naturgy sumará 528 MW en los próximos seis meses a GPG. En el primer trimestre de 2024 pondrá en operación el parque eólico Ryan Corner, de 218 MW. Esta instalación se ubicará en la ciudad de Moyne, en el estado de Victoria, y dispondrá de un total de 52 aerogeneradores. En el mismo estado, arrancará en el segundo trimestre la eólica Hawkesdale. Dispondrá de 23 aerogeneradores con una potencia conjunta de 97MW.

El proyecto Cunderdin, que se ubica en Australia Occidental, se pondrá en marcha en el segundo trimestre de 2024 y será su primer parque híbrido solar y de baterías. Tendrá una potencia instalada de 100 MW fotovoltaicos y 55 MW (220 MWh) de almacenamiento.

La compañía informó a los participantes que la operación se suspendía durante un plazo entre 12 y 18 meses hasta la entrada en operación de los cuatro parques eólicos que está construyendo para dar un mayor plazo e incrementar la valoración de los activos.

Naturgy y Wren House, vehículo inversor de Kuwait Investment Corporation, recibieron las primeras ofertas no vinculantes para hacerse con Global Power Generation, el pasado mes de marzo. La operación, que se inició en diciembre, contaba con ocho interesados en la fase inicial, pero tras la Semana Santa la compañía ha decidido dar carpetazo el proceso.

Morgan Stanley, el banco que dirigía la operación, recibió muestras de interés por parte de Igneo Infraestructure Partners, Octopus Investment, Totalenergies, Gentari (brazo inversor en renovables de Petronas), APG, Iberdrola, Squadron Energy y CDPQ, pero las ofertas parece que no han alcanzado los niveles deseados.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud