Energía

Los expertos afirman que la UE se enfrenta unida al gran reto de sustituir el suministro de gas ruso

  • El precio de referencia del gas propuesto por España darían un margen para reducir el coste al consumidor, pero requeriría mucho dinero público
De izq. a dcha.: Andris Piebalgs, ex comisario de Energía de la UE; Nemesio Fernández-Cuesta, ex secretario de Estado de Energía; y Christopher Jones, ex director de Energía de la UE (en la pantalla)
Madrid

Europa se enfrenta al reto de sustituir el suministro de gas ruso y los estados miembro están más unidos que nunca para salir de la actual crisis energética. Las cuestiones relativas a la coyuntura actual se han abordado hoy en la jornada Nueva política energética en Europa en tiempos de crisis. El hidrógeno y las energías renovables, organizada por la Fundación Naturgy, en la que participaron dos expertos de la Florence School of Regulation (FSR) del European University Institute, el ex director de Energía de la UE Christopher Jones y el ex comisario de Energía de la UE Andris Piebalgs.

En el evento -que también contó con las intervenciones de Rafael Villaseca, presidente de la fundación, y Nemesio Fernández-Cuesta, presidente de Eolia Renovables y ex secretario de Estado de Energía- se analizaron hasta seis opciones para controlar los precios de la energía. Se trata de las propuestas de limitar el precio del mercado de la electricidad junto con un mecanismo adicional para el respaldo de la generación con gas; de eliminar el gas del actual mecanismo de fijación de precios; de pagar según el precio ofertado por cada tecnología y no al precio del mercado marginalista; de limitar precios para los mercados del gas; de establecer precios regulados para las empresas gasistas y los productores de electricidad, en función de su coste real del gas; y de reducir el coste del gas para la generación de electricidad.

"Lo que se está intentando hacer en España es fijar un precio bajo y los productores tendrían que recibir incentivos", afirmó Jones, para el cual si el precio de referencia del gas es muy bajo los subsidios podrían ser de hasta 10.000 millones al año, que "darían un margen para reducir el coste al consumidor, pero que tiene el problema de que es mucho dinero público". Este escenario llevaría a precios de electricidad muy bajos, "cuando lo que hay que hacer es garantizar la eficiencia energética". Según el ex director de Energía de la UE, no existe una alternativa sencilla e ideal y este problema se mantendrá en próximos años. 

Diversificación del suministro

Andris Piebalgs afirmó que la relación con Rusia se ha congelado y esto se va a extender más allá de la administración actual. "Mi mensaje principal es que habrá  algunas prohibiciones de importación, algún tipo de impuesto y se caparán los precios al gas. Esto es algo en curso y, sin duda, pasará antes que después", advirtió el experto, que concluyó que esto va a suponer mucha incertidumbre en el mercado global, y en concreto para GNL.

En este sentido, almacenar gas para hacer frente al próximo invierno se convierte en una prioridad. "Al final del día si tenemos un buen suministro en el mercado no hay necesidad de seguir almacenando, pero esto es algo por lo que habrá esperar", reconoció. Los mercados energéticos de la UE son, sin embargo, lo suficientemente robustos como para "capear la tormenta", aunque se necesitan medidas para apoyar a los consumidores vulnerables. "La eficiencia energética y la respuesta de la demanda a las señales de precios son parte crucial de la estrategia y la nueva situación con el suministro de gas requiere marcos sólidos para promover el hidrógeno renovable y el biometano", señaló el ex comisario de Energía de la UE.

Repensar el marco regulatorio español

Nemesio Fernández-Cuesta hizo un llamamiento a repensar el marco regulatorio del sistema eléctrico español "con medidas enfocadas al consumidor y más bilateralidad en los mercados". Entre algunas de las posibles actuaciones que mencionó podría estar la liberalización del mercado, con la obligación a los operadores de publicar su tarifa para que el consumidor supiera a qué atenerse, y evitar así la incongruencia actual del PVPC ligado al mercado mayorista. El ex secretario de Estado de Energía también abogó por una mayor bilateralidad de los contratos, con un sistema de RECORE basado en PPA's más complementos, y que podrían poner 74 TWh a disposición del mercado.

En referencia al biometano y al gas, aseguró que "en esta situación de precios elevados del gas, los gases renovables tienen una ventaja competitiva, pero es fundamental el desarrollo de los certificados y hay que utilizar los gasoductos existentes". Jones y Piebalgs insistieron también en la necesidad de impulsar los gases renovables. En cualquier caso, Fernández-Cuesta afirmó que la transición energética "no es solo hidrógeno y no es solo energía renovable; para llegar a las emisiones netas cero necesitamos también eficiencia energética y captura de carbono".

En su intervención inaugural, Villaseca destacó que "nos encontramos en momentos muy complicados desde el punto de vista geopolítico y el sector energético será clave en la evolución futura de la situación actual". "La transición energética es un reto significativo, pero no insuperable para la Unión Europea; es una situación compleja que obliga a redoblar esfuerzos en política energética", añadió el presidente de Fundación Naturgy.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Unidos o separados, el problema de las materias primas y la energía es irresoluble, es más, en este ultimo caso, llegará el día en que veamos reabrir las minas de carbón, por que ya no quede ni petróleo, ni gas, ni uranio y eso es, aunque nadie quiera decirlo, algo que todo el mundo sabe, pero que nadie quiere oír.

Puntuación 0
#1