Energía

Shell planea recortar 9.000 empleos hasta 2022 por la pandemia de coronavirus

  • La petrolera lo justifica por la caída de la demanda de crudo
  • Espera reducir costes de más de 2.000 millones de euros anuales

La petrolera Shell informó este miércoles de que planea suprimir entre 7.000 y 9.000 puestos de trabajo en todo el mundo debido al colapso de la demanda de crudo por el impacto económico provocado por la pandemia de coronavirus.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, Shell indicó que, como parte de sus nuevas medidas, espera reducir costes anuales de entre 2.000 millones de dólares (1.704 millones de euros) y 2.500 millones de dólares (2.130 millones de euros) para 2022. "Se espera una reducción de empleos para finales de 2022 de entre 7.000 y 9.000 puestos, incluidos unos 1.500 que han acordado una retirada voluntaria este año", añadió la nota.

La empresa, que divulga sus datos en dólares porque es la divisa en que cotiza el oro negro, precisó que estos recortes forman parte de un amplio programa de reducción de costes debido a que la caída de la demanda -por el parón en el transporte aéreo- provocó el desplome de los precios del petróleo en los últimos meses. No obstante, Shell no ha indicado qué países o áreas resultarán afectadas por la supresión de estos puestos de trabajo.

El consejero delegado de la petrolera, Ben van Beurden, señaló que estas son las medidas adecuadas para asegurar "el futuro de la compañía" y mientras se esfuerza por una transformación energética a fin de conseguir una reducción de las emisiones contaminantes.

"Tenemos que actuar rápidamente y de manera decisiva y adoptar decisiones financieras muy duras para asegurar que nos mantenemos como (una compañía) resistente", añadió Van Beurden, que calificó el programa de recortes de "un proceso extremadamente duro". Shell emplea a unas 83.000 personas en todo el mundo, entre ellas 6.000 en el Reino Unido, pero en los últimos meses ha registrado un fuerte descenso de sus ingresos a causa de la pandemia.

Otras compañías petroleras también afrontan dificultades, como la rival BP, que comunicó pérdidas de 18.000 millones y recientemente comunicó una reducción de 10.000 empleos de su fuerza laboral global estimada en 70.000 personas.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en noviembre terminó ayer en el mercado de futuros de Londres en 40,96 dólares, un 3,51% menos que al finalizar la sesión anterior. La cotización del Brent retrocedió ante los renovados temores a que nuevas restricciones para frenar la pandemia de coronavirus golpeen a la demanda global de petróleo.

El petróleo del Mar del Norte cotizaba esta mañana en el mercado de futuros de Londres en 41,73 dólares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin