Empresas y finanzas

Francisco González (BBVA) culpa a la prensa y dice que "siempre" trabajó con ética

Francisco González, expresidente de honor de BBVA (imagen de archivo). Autor: Reuters.

La carta en la que Francisco González transmite su decisión de dejar el cargo de honor en BBVA y la Fundación del banco culpa a la prensa de lo sucedido en los últimos meses. "Desde hace un año hemos sufrido una larga y continua agresión mediática derivada de las investigaciones policial y judicial, sobre un caso de gran repercusión periodística en torno al excomisario (Villarejo) y su trabajo al frente de una empresa de investigación contratada en su día por el grupo", traslada el banquero de Chantada al actual máximo responsable, Carlos Torres.

En la misiva, el que fuera timón de mando durante dos decenios de la segunda entidad financiera, no hace ningún tipo de autocrítica sobre su gestión y las escuchas ilegales de Villarejo. Todo lo contrario, hecha balones fuera y asegura que "siempre he trabajado con unos principios de ética y de rigor que sigo compartiendo con todos vosotros".

El objetivo de González, que se ha resistido en el cargo más de dos meses, es evitar que se utilice su persona para dañar la imagen y reputación de BBVA, por lo que se mantendrá al margen de la entidad hasta que finalice la investigación de lo sucedido.

Investigación interna

En este sentido, indica que en junio del año pasado el banco impulsó bajo su mandato una investigación interna "para averiguar el alcance de los contratos, su importe y su duración". "Mi intención era disponer de toda la información sobre estos asuntos, con el fin de asegurar que el banco había actuado de acuerdo con los principios de legalidad y publicidad", indica en la misiva remitida a Torres.

Además, hace mención a la investigación judicial abierta, que considera que "es un elemento adicional muy importante en esta averiguación de lo ocurrido" y que "nos ayudará a conocer la verdad".

"Estoy muy orgulloso de todo lo conseguido en estos años"

Es más, en la carta termina haciéndose eco de su mandato y asegurar que está "muy orgulloso de todo lo conseguido en estos años", citando expresamente "la fortaleza, el prestigio de BBVA, el posicionamiento tecnológico y la situación actual en la vanguardia financiera". Resume así su paso en años difíciles en los que "gobernamos el barco con firmeza y visión".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.