Empresas y finanzas

Apple, la empresa sin prisa: así afronta la menor venta de iPhone

  • Las acciones de la compañía llegan a dejarse en torno a un 9%

Apple ha reconocido una caída de las ventas en China que le obliga a rebajar las previsiones del próximo trimestre, con ingresos que pueden reducirse entre 5.000 y 9.000 millones de dólares, para facturar alrededor de 84.000 millones.

Ese anuncio, realizado al cierre del mercado de ayer, ocasiona un severo castigo en bolsa. Tanto es así que la acción ha llegado a precipitarse tras la apertura del mercado. Lo cierto es que ante las adversidades, en lugar de caer en pánico, Apple acostumbra a relucir su carácter de 'empresa sin prisa'. Todo volverá a su cauce, solo es cuestión de mantener la calma.

Esta actitud puede interpretarse como una virtud o como un defecto, pero en ambos casos tan singular filosofía ha marcado la existencia de la compañía desde el principio de sus tiempos. Por lo pronto, sus 42 años en el mercado le convierten junto con HP en uno de los fabricantes tecnológicos más longevos de cuantos han sobrevivido entre los grandes del sector.

Y quizá conviene detenerse en la mesura de la firma de la manzana para entender que mientras otros rivales caen o desaparecen, ella colecciona décadas de éxitos y récords, siempre encaramada en lo alto de los rankings de mayores compañías del mundo, codeándose con el selecto grupo de líderes en reconocimiento y prestigio de marca. Vista su trayectoria, parece asumido que ninguno de sus logros se ha conseguido por veleidades del azar.

Flaqueza del valor de Apple

Todo lo dicho viene ahora a cuento ante las voces que pregonan la flaqueza de un valor que ha perdido 400.000 millones de dólares desde el pasado otoño. O por la reciente corrección a la baja de los ingresos, que ahora serán de 84.000 millones de dólares frente a los 89.000 millones previstos en la horquilla baja de las estimaciones.

Ante esas circunstancias, los analistas no deberían esperar nervios ni cambios bruscos de timón desde Cupertino. No es el estilo de Apple. Saben que las pirotecnias acaban en humo y que solo los productos bien concebidos, diseñados y fabricados tienen margen de crecimiento para incorporar futuros servicios o prestaciones.

Con presión o sin ella, se puede vivir, trabajar, crecer, ganar, perder o morir. La lista de verbos se ampliaría al gusto de cada cual. Pero entre hacer cualquier cosa pendiente el reloj o contemplando el horizonte, posiblemente la mayoría de las personas preferiría lo segundo. Sin embargo, en el ámbito empresarial, esta aparente templanza arroja una lectura negativa: falta de ambición, relajación competitiva y riesgo de verse sobrepasado por otros jugadores más veloces. Eso tampoco preocupa a Apple.

La ausencia de presión, hace mejorar los productos

Curiosamente, los que pregonan que las prisas son malas consejeras también se aferran a ella para justificar cada paso empresarial que emprenden. De esa forma, los departamentos de I+D de la industria tecnológica acostumbran a pisar el acelerador y activar una fuerza centrífuga que comparte el resto de los departamentos. No hay tregua ni momento de respiro.

Como sucede con el tiburón, que se hundiría si se detuviera, la agenda de lanzamientos muchas veces se convierte en espada de Damocles para las marcas. Si el producto resulta exitoso, no habrá tiempo para alborozos. Y si la criatura no cumple las expectativas, basta con esperar unas semanas a que la siguiente novedad oculte las carencias anteriores.

Visto con perspectiva, esa ausencia de presión temporal de Apple para madurar los productos y servicios forma parte de los rasgos de identidad de la multinacional de la manzana. La compañía necesitó su tiempo para marcar el camino al resto con sus tres grandes aportaciones de la década: el iPhone, el iPad y el Apple Watch.

Mientras que el concepto de smartphone y tableta se han consolidado como herramientas de casi primera necesidad para media humanidad, el reloj inteligente aún no ha despegado de forma comparable con la trayectoria de los anteriores gadgets. Pero conviene dar tiempo al tiempo. Así Apple no ofrece síntomas de inquietud. De puertas para adentro, probablemente apuesta a que el reloj llegará a consolidarse como puerta de acceso para decenas de aplicaciones relacionadas con la monitorización y prevención de la salud. El futuro del usuario conectado pasa precisamente por ese tipo de aplicaciones.

El repaso histórico de Apple ofrece decenas de ejemplos de perseverancia ante un mercado casi siempre en combustión. El hecho de que las renovaciones de diseño del iPhone se produzcan cada dos años dice mucho en favor de la maduración de los dispositivos Made in California. También hay motivos para esperar nuevos Apple Watch, iPad mini, el iPad rebajado o el iOS 13, sin olvidarse de las aportaciones de las próximas generaciones de HomePod y AirPods. Además, para el próximo septiembre se espera una nueva propuesta de smartphone de la manzana de la que se hablará mucho durante este año, pero mejor sin prisas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Lógico.... Una empresa que ya solo basa su futuro en el IPhone, a la par que sus antiguos compradores, ya se dieron cuenta que existen otros teléfonos con la mima calidad, y hasta con mas tecnología, y lo que es mas palpable, SIN OBSOLESCENCIA PROGRAMADA, asuntillo que ha sido demoledor para las futuras ventas.

Señores de Cupertino, hay que ponerse las "pilas", y no a sus IPhones, que por cierto el usuario no lo puede hacer..(otra).. sino a la innovación, y no solo en móviles.

Si Steve, levantase la cabeza, cuantas iban a caer en Apple.!!!

Puntuación 5
#1
Bilbo
A Favor
En Contra

La locura de la burbuja especuladora. Una empresa que basa el 90% de su beneficio en un único producto que compite con millones de fabricantes chinos que hacen lo mismo 10 veces más barato llegó a valer un billón (europeo) en bolsa.

Y luego hablan de las burbujas de las criptomonedas, cuya tecnología continua evolucionando y mejorando día a día y que ofrecen verdaderas soluciones que hasta ahora no existían al mercado legal y financiero.

Puntuación -1
#2