Empresas y finanzas

La crisis del textil amenaza el tercer intento de la dueña de Cortefiel de salir a bolsa

  • Tendam estudia aplazar la operación pese a la recuperación de su rentabilidad
Foto de archivo

A Tendam, el antiguo grupo Cortefiel, se le complica al máximo su tercer intento de salir a bolsa, previsto inicialmente para 2019, teniendo en cuenta la crisis que atraviesa el sector de la distribución a nivel mundial. La compañía ha conseguido sanear su cuenta de resultados tras el nombramiento de Jaume Miquel como consejero delegado en agosto de 2016 y ha recuperado la senda de la rentabilidad. Pero, pese a ello, las condiciones actuales de los mercados, especialmente en el sector textil, con todas las grandes compañías cayendo, amenazan con volver a dejar en el aire el plan inicial.

Los actuales propietarios de Tendam, los fondos CVC y PAI Partners, ficharon a comienzos de este año a Nomura como asesor y a Credit Suisse y Morgan Stanley como coordinadores en una operación que iba a suponer el regreso al parqué de la cadena de moda 13 años después de su exclusión en 2006.

Tedman, que engloba a las marcas de Cortefiel, Pedro del Hierro, Springfield, Women'Secret y Fifty, logró en el primer ejercicio completo con Miquel al frente dejar atrás los números rojos: consiguió un beneficio neto de 98 millones de euros en su ejercicio fiscal 2017 (cerrado en febrero) frente a los 24 millones que perdió un año antes. Y en la misma línea también, en el primer semestre del presente ejercicio, comprendido entre el 1 de marzo y el 31 de agosto de 2018, alcanzó un resultado antes de impuestos de 38,9 millones de euros.

Las ventas totales de la firma textil se situaron en los 554,4 millones de euros, lo que supone, sin embargo, un descenso del 1,6%, debido al saneamiento del portafolio de tiendas efectuado en primavera y verano, al efecto negativo de los tipos de cambio y a una climatología adversa, tal y como está ocurriendo al resto del sector.

La empresa mantiene, por ahora, su hoja de ruta. Y, de hecho, acaba de recomprar deuda, que luego ha cancelado, tras le emisión de 600 millones en bonos puesta en marcha en septiembre de 2017. Tendam, que suma actualmente 1.180 tiendas propias, 692 franquicias y 116 córneres -puntos de venta en grandes almacenes- había reducido ya a finales de febrero su deuda a 514,4 millones de euros. Pero los condicionantes externos parecen impedir por ahora el regreso a la bolsa y en la compañía empiezan a plantearse ya que habrá que esperar, al menos, un año más.

El sector textil ha desatado una guerra de precios sin precedentes en España, con descuentos continuos de entre el 30% y el 50%, que está hundiendo los márgenes y arrastrando a muchas empresas a números rojos. La batalla se desató después del verano tras meses de caída continuada de las ventas y un desplome acumulado hasta septiembre de casi el 4%.

Aunque las ofertas han conseguido ahora amortiguar esa caída, el sector prevé que el descenso al cierre del ejercicio sea del 2%, el peor dato desde la salida de la crisis económica. Las alarmas se desataron, sobre todo, a la vuelta de las vacaciones de verano, el pasado septiembre. Según datos del INE, el comercio textil sufrió ese mes un desplome del 5,9%. Y es que con una ola de calor en toda Europa, especialmente acusada en España, las tiendas estaban ya llenas de ropa de otoño e invierno y su venta resultó una misión prácticamente imposible. El mercado español no fue un caso aislado, porque ese mismo mes las ventas cayeron un 14,4% en Francia; un 10,4% en Alemania; un 6,3% en Italia y un 1,2% en Reino Unido.

La 'amazonización' del sector

La crisis que atraviesa el sector de la distribución en Europa no es ninguna novedad para los analistas que llevan años previendo cómo las ventas online comerían parte de la cuota de mercado a las tiendas físicas. En lo que va de año, los inversores han asumido las pérdidas derivadas de los profits warning (rebaja de estimaciones) que han lanzado tanto Zalando -en hasta tres ocasiones desde el mes de julio- y Asos, en diciembre; además de las advertencias de otras compañías como la sueca H&M e Inditex que desde febrero han querido enfriar las expectativas del mercado sobre sus cuentas temiendo, como así se ha demostrado, que la presión en sus márgenes de beneficios ha terminado calando en los resultados.

El marco en el que Cortefiel jugará su salida a bolsa no es, ni de lejos, alentador. Las diez mayores firmas textiles del mundo sufren pérdidas en bolsa que, de media, superan el 18% -sin contar con las compañías online-, lo que supone que han visto cómo se esfumaban casi 40.000 millones de euros en lo que va de año. Aspirar, por tanto, a una valoración que hace meses rondaba los 1.200 millones de euros se antoja bastante ambicioso de cara a 2019.

Firmas como Inditex y H&M asumen una caída en bolsa superior al 20% en 2018; la estadounidense Gap se deja un 24%; la británica Next, un 12; mientras que el desplome para Zalando y Asos alcanza el 50 y 66%, respectivamente.

El comparable más directo para Tendam, Inditex, ha visto cómo su objetivo de ganar 4.000 millones de euros se ha retrasado un año, hasta 2020. Los expertos han rebajado un 6% y un 7% la previsión de beneficio para la textil de cara a 2018 y 2019 (ver gráfico).

La matriz, con pérdidas en Luxemburgo

CVC Capital Partners y PAI controlan sus acciones en Tendam, la antigua Cortefiel, a través de una sociedad instrumental en Luxemburgo denominada Castellano Investments, constituida el 17 de julio de 2017. Entre esa fecha y el 28 de febrero de 2018 registró unas pérdidas de 157.955 euros. Castellano es la propietaria del 100 por cien de Tendam Brands, matriz de Cortefiel.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0