Empresas y finanzas

El sector textil se 'deshilacha' ante Amazon y solo Uniqlo sube el margen

  • Inditex pierde un 30,7% en bolsa desde los máximos de junio
Reuters

El fuerte empuje del comercio online, liderado por gigantes como Amazon o la china Alibaba, ha roto las costuras del sector textil. Desde 2012 el margen sobre ebit (resultado operativo) de Inditex, H&M y GAP no ha parado de caer salvo en contadas excepciones, alcanzando en el caso del gigante de la moda gallego su nivel más bajo en una década. La única excepción es la de la japonesa Uniqlo. Aunque su rentabilidad también se ha reducido considerablemente en los últimos cinco años, el pasado ejercicio, que cerró el 31 de agosto, consiguió revertir la situación y elevar el porcentaje de ganancias operativas desde el 7,13% al 9,47%.

El consenso del mercado recogido por FactSet apunta, en esta línea, que en el resto de operadores se empezará a producir una mejora a partir de 2019, pero por el momento los ratios del sector siguen a la baja. Según las previsiones del mercado, Inditex, que presentará los resultados de su último año fiscal el próximo 14 de marzo, redujo el año pasado su margen desde el 17,32% hasta el 16,87%. Y en este ejercicio, que comenzó el 1 de febrero, todo apunta a que el índice seguirá bajando, hasta el 16,75%, unas décimas menos.

H&M culpa a Internet

Mucho más preocupante que Inditex, sin embargo, es la situación de H&M. La empresa sueca, que cerró su última ejercicio fiscal el 30 de noviembre, ha publicado ya una reducción de su margen de más de dos puntos porcentuales respecto a 2016. Éste ha pasado así del 12,37% al 10,26% y la previsión es que este año se hunda aún más, hasta el 9,55% sobre ventas.

El beneficio neto de la multinacional escandinava se ha reducido un 13%, hasta 1.682 millones de euros, y la empresa ha tenido que admitir que se ha visto "afectada negativamente por la debilidad de las ventas en las tiendas físicas" de sus principales cadenas, una situación que atribuye "principalmente al cambio que se está produciendo en la industria, por el que las ventas cada vez se realizan más online".

Con una facturación en el conjunto del año de 20.440 millones de euros, un 4% más, H&M ha anunciado un plan de reestructuración para apostar de forma clara por el mercado digital.

El proyecto implica, entre otras cosas, el cierre de 170 establecimientos y el lanzamiento de una nueva cadena online. Se trata de Afound, una plataforma outlet en Internet, que comercializará sus propias marcas así como otras firmas de moda, y que abrirá su primera tienda física en Estocolmo. Todo ello al margen de anunciar también que invertirá más en las ventas por Internet y en tecnología digital para el seguimiento de inventario, así como en la apertura de tiendas en mercados que todavía crecen.

GAP cierra 200 tiendas

GAP, que redujo ya su beneficio neto un 26,52% en 2016, ha anunciado también en la misma línea el cierre de 200 locales, poco rentables, para tratar de ahorrar 500 millones de euros, aunque de forma paralela su intención pasa también por abrir otras 270 tiendas más. Su margen está cayendo de forma algo más lenta que el resto, pero a la espera de que se publiquen los datos definitivos del último ejercicio, la previsión del mercado apunta a una reducción de las ventas en 2017 del 12,7%, hasta 12.806 millones de euros. Y lo peor es que la norteamericana no consigue frenar la caída del beneficio, que se habría hundido otro 10,7%, de acuerdo siempre con las previsiones del mercado, hasta 682 millones de euros.

Los problemas de la moda están pasando además factura a los grandes operadores en bolsa. Inditex ha perdido un 30,7% de su valor desde los máximos de junio del año pasado; H&M se hunde un 43,6% en el último año y GAP y Uniqlo caen un 10,7% y un 14% desde mediados de enero, respectivamente.

Las textiles no son, sin embargo, las únicas que están sufriendo el avance de la venta online. De hecho, desde Anged, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución, que agrupa a compañías como El Corte Inglés, Carrefour, Ikea, Leroy Merlin, Media Markt o Cortefiel, insisten en reclamar una y otra vez poder competir en igualdad de condiciones con Amazon, teniendo en cuenta que el gigante estadounidense puede vender a través de Internet las 24 horas del día y todos los días del año.

Un problema con la gestión de los 'stocks'

El fuerte avance del comercio electrónico a nivel mundial no es el único obstáculo con el que se están encontrando las cadenas textiles tradicionales. Después de una caída de las ventas en España el pasado mes de enero, en plenas rebajas, del 4,1%, la patronal textil, Acotex, admitió también un problema en la gestión de los 'stocks' con ropa de invierno en meses con mucho calor y viceversa. Las tiendas se tienen que adaptar a tener disponibilidad de productos acorde a la climatología", dice Acotex.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Buenas noticias
A Favor
En Contra

Mercado de consumidores, bueno para la mayoria.

Todavia me acuerdo cuando en H&M quitaron las camisas ajustadas para hombres, ahora dos tazas de capitalismo para los que creen que son el mercado y solo son un actorcillo mas.

Puntuación 11
#1
Sean
A Favor
En Contra

Las ventas on-line quemarán todo el mercado local y las PYMES, todo el capital de compra se irá fuera, pero lo peor es que no se hace nada, todo lo contrario, facilitar este tipo de mercadeo que generalmente es depredador y, en muchos casos, se comen los márgenes de beneficio del vendedor y, a su vez hacen que las empresas de logí­stica y reparto trabajen a salarios miserables.

Puntuación 15
#2