Empresas y finanzas

La cúpula de la gran banca española gana perfil internacional con la entrada de Orcel y Genç

  • Ni el CEO de BBVA, Genç, ni el próximo de Santander, Orcel, son españoles

BBVA, como ya hiciera Santander, no ha perdido la oportunidad de dar un toque más internacional a su consejo de administración con la incorporación un nuevo consejero delegado sin pasaporte española. Sin embargo, el perfil profesional del italiano Andrea Orcel, que sustituirá a José Antonio Álvarez, como número dos de Santander a principios de 2019, es diferente. Mientras que Onur Genç es un hombre hecho dentro de la casa -Carlos Torres siempre había defendido que optaría por alguien que ya estuviera dentro del grupo-, Andrea Orcel ha trabajado durante muchos años como asesor externo. Así, el ex banquero de inversión ha participado, en los últimos años desde UBS y en los anteriores desde Merrill Lynch, en numerosas operaciones corporativas de la entidad presidida por Ana Botín. Una relación estrecha en la que, probablemente, se fraguó su fichaje.

La evolución de Genç es distinta. El sustituto de Torres que nunca había aparecido en las quinielas de posibles candidatos a la vacante de consejero delegado, lleva años de relación con el grupo español. En 2012, se incorporó a Garanti después de pasar varios años en la consultora McKinsey e impulsó su transformación digital. "Fue el socio senior más joven y director de la oficina en Turquía, con 34 años", explica él mismo. Durante los trece años que trabajó en la consultora, Genç se especializó en consultoría de entidades financieras y, después, tras cinco años en la filial turca del BBVA, Francisco González le invitó a hacer las Américas.

Así, desde el arranque de 2017, es consejero delegado de BBVA Compass, la entidad en Estados Unidos del banco español, donde parece satisfecho con la evolución del banco. "En EE.UU. hemos mejorado drásticamente el beneficio en los dos últimos años", valora. Esta experiencia, le otorga visibilidad internacional, aunque diferente a la de Orcel. Si el próximo consejero delegado de Santander era un hombre muy conocido en el entorno financiero anglosajón -algunas de sus últimas intervenciones en prensa se han centrado en el Brexit-, el perfil mediático de Genç ha sido más bajo, siguiendo la línea que siempre ha llevado BBVA. Otro punto en los que Orcel y Genç se separan es en la edad. Mientras que el turco cuenta con apenas 44 años, el que será el número dos de Banco Santander cumple en 2018 55 años.

El CEO más joven del sector

Más allá de la necesaria inmersión en la ejecutiva del grupo, a corto plazo, Genç también tiene otros planes: "encontrar un hogar y un colegio para los mellizos", apunta en una nota distribuida por BBVA. "Además, necesito mejorar mi español", adelanta. En este sentido, y reconociendo que le resulta más fácil comunicarse en castellano por escrito, se compromete a tratar de utilizar nuestro idioma. "En la medida de lo posible me comprometo, desde el primer día, a responder en español a todos los que me escriban en esa lengua", señala. "Para el español hablado , me tomará un poco más de tiempo", concluye.

La incorporación de Genç, además, supondrá un importante rejuvenecimiento de la cúpula del segundo banco español. Con la salida de Francisco González, que acaba de cumplir 74 años, y la toma de la presidencia de Carlos Torres, que ha cumplido este año 52 años, el liderazgo en BBVA gana en edad. Genç será, de hecho, el consejero delegado más joven de la banca española. La especialización tecnológica de ambos será un paso adelante en los esfuerzos del BBVA por digitalizarse.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud