Empresas y finanzas

Guindos avisa sobre un deterioro en la solvencia empresarial por la subida de precios y costes financieros

  • El BCE podría finalizar el programa de compras de activos a principios del tercer trimestre

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, avisó este martes sobre el "impacto" que tendrá sobre los márgenes de las empresas la escalada de los precios energéticos, de las materias primas y hasta los costes financieros cuando suban los tipos de interés para atajar la inflación.

Según expuso durante las jornadas 'IESE Banking' organizadas por la escuela de negocios junto a EY, supondrá "una nueva preocupación desde el punto de la estabilidad financiera" por el "estrechamiento de márgenes" que puede entrañar. "Esto, sin duda, tendrá un impacto desde el punto de vista de la solvencia y deuda de las empresas", indicó. La propia subida de tipos reconoció que "es positiva para la banca", pero contribuirá ahí a añadir presión.

Será a su juicio un nuevo factor a vigilar entre los desafíos que ya presentaba la banca europea antes de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, junto al mayor endeudamiento de empresas o familias, la competencia que planteaba al sector los intermediarios no bancarios o la situación de "baja rentabilidad estructural" del sector.

"La guerra va a afectar a estas vulnerabilidades a través del canal económico", apuntó, en alusión al impacto en compañías citado, el freno al crecimiento económico y la fuerte escalada de la inflación. Guindos refirió que se añade además la futura desaparición del "dividendo de la paz" y que no es otro que el hecho de que habrá que dotar presupuestos para armamento y defensa que no han sido necesarios en los últimos 30 años en Europa, desde la caída del muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética.

"Nos es baladí en crecimiento potencial de la economía", refirió en alusión al nuevo escenario e indicó que además habrá que "acelerar todo lo que tiene que ver con la transición energética y la descarbonización" para, entre otras cuestiones, reducir la dependencia de suministro de Rusia.

La guerra estalló cuando la zona euro había encarrilado la recuperación y esperaba crecer por encima del 4% este año y provoca un impacto "muy notable" sobre el crecimiento económico, al frenarlo. También ha acelerado la evolución de la inflación y la ha convertido en "más persistente", lo que genera una preocupación por el efecto de segunda ronda que obligará a reaccionar.

Desde la óptica de la política fiscal indicó que tiene que ser "mucho más selectiva, específica" y no se puede aplicar el planteamiento de actuar de forma generalizada como en crisis previas porque los países arrastran elevados niveles de deuda y déficit.

Política monetaria

Aquí admitió que el BCE ha iniciado el "proceso de normalización" de la política monetaria con la retirada de medidas de estímulos como los programas de compra de deuda. Guindos indicó que el programa de compras de activos (APP, por sus siglas en inglés) terminará seguramente más cerca del arranque del tercer trimestre del año que en el último.

En materia de tipos refirió que el organismo tomará "las decisiones que considere oportunas" sin ofrecer mayores pistas. El Consejo de Gobierno de política monetaria del BCE se reúne el día 9 y señaló que la decisión que adopte "dependerá de los datos y de las proyecciones que tenga disponibles en junio".

Recordó que el objetivo del BCE es la estabilidad de precios con el mandato es mantener la inflación en el 2% a medio plazo, pero también tiene en cuenta "otra serie de consideraciones" como podrían ser los tipos de cambio o evitar una fragmentación de los mercados de deuda. Los tipos de cambio influyen en la propia inflación en la medida de que los precios de la energía o materia prima están vinculados al dólar, si bien precisó que "no tomamos ninguna actuación de política monetaria únicamente por el tipo de cambio".

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Jfjrbbfb
A Favor
En Contra

Gilip o lleces. Sube los tipos y haz que el BCE vele por la inflación al 2% que es su mandato. Lleváis dos años sin dar pie con bola con vuestras previsiones

Puntuación 3
#1
calavera
A Favor
En Contra

Y el popular era solvente$$$$$$ antes de ¿ regalarlo al San.

Puntuación 1
#2
Más motivos
A Favor
En Contra

Hay muchos más motivos, motivados por la pésima gestión económica de los comisarios europeos, y de las ministras españolas.

Puntuación 1
#3
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

HAY QUE SUBIR LOS TIPOS DE INTERES.La presidenta y el vicepresidente del BCE son politicos no son tecnicos como el anterior presidente. Estos nos llevan a la ruina. COMO LA ALEMANIA DE ENTRE GUERRAS Y LA INFLACIÓN.

El sr. Luis de Guindos tiene el honor de ser el facilitador de la venta del B.Popular al B.Santander por un euro. El mayor robo desde la segunda guerra mundial. El robo de todos sus ahorros de casi medio millon de familias.

En fin un politico que justificaba el robo y que no se diera ningun dinero a los accionistas del popular.

Puntuación -1
#4
Carlos
A Favor
En Contra

¿ En las administraciones no, verdad? La privada sigue cargando con el excesivo gasto y sobredimension pública.

Puntuación 0
#5