Empresas y finanzas

Cellnex enfría su entrada en Alemania: "No es una necesidad para nuestra supervivencia"

  • Tobías Martínez abre la puerta a posibles socios para las eventuales aventuras alemanas
  • La compañía celebra su junta de accionistas, despreocupada por el cortoplacismo
Tobías Martínez, CEO de Cellnex Telecom, y Bertrand Kan, presidente no ejecutivo de la compañía.

Tobías Martínez, consejero delegado de Cellnex Telecom, ha enfriado las expectativas generadas en el mercado respecto a una eventual entrada de su compañía en el mercado alemán, a través de la compra de las torres de Deutsche Telekom actualmente en venta. El ejecutivo del gigante europeo de las infraestructuras de telecomunicaciones ha dejado claro que la adquisición de estos activos germanos "no es una necesidad para la supervivencia" del grupo.

Según ha explicado Martínez en la rueda de prensa previa a la junta de Cellnex Telecom, "no estamos obsesionados por estar en Alemania, pese a que entendemos la importancia de ese país. Tenemos todo el interés, así como una gran y extraordinaria relación y conocimiento industrial de Deutsche Telekom, además de conocer el tamaño y la dimensión de la complejidad. No obstante, Martínez ha recalcado que Alemania no solo es Deutsche Telekom, lo que permite pensar que existirían otros operadores en el supuesto que no prospera la adquisición del líder del mercado germano.

Al mismo tiempo, Martínez ha recordado que existen otros rivales en el mercado igualmente interesados por hacer suyos esos activos. "A pesar de que estemos entusiasmos de poder estar en Alemania, hay otros competidores a los que les puede encajar mejor que a nosotros esas ofertas en sus estrategias". Por lo tanto, "deben confluir muchos aspectos para que las cosas se produzcan, pero sin que exista falta de voluntad, de ganas, de entusiasmo, de capacidad y de trabajo para poderlo hacer".

Según ha comentado Tobías en el mismo encuentro con los periodistas, "la suerte de esta compañía es que no depende de ningún país ni de ningún proyecto". De esa forma, el ejecutivo recordó que, durante los siete últimos años, Cellnex "ha invertido 40.000 millones, tiene presencia en 12 países, gestiona 128.000 torres de telefonía y espera facturar 2.500 millones de euros". Dicho lo anterior, Martínez rescató el chiste de "virgencita que me quede como estoy", en referencia a la excelente situación que actualmente disfruta la compañía sin necesidad de depender de la suerte de nuevas aventuras.

Tobías Martínez: "No podemos gestionar la compañía mirando la pantalla de la cotización

También sobre la potencial entrada de Cellnex Telecom en Alemania, Martínez dejó la puerta abierta a la alianza con algún socio que aporten y no sólo recursos financieros. "No puedo ser más específico, pero esta compañía no tiene nada en contra de tener socios cuando son necesarios y aportan valor al producto". De esa forma, Martínez apuntó que su grupo "tiene acceso a fuentes de financiación en el mercado de capital y deuda, como ha demostrado en muchas veces", tras insistir que en no existen plazos ni prisas para forzar esas posibles alianzas: "Las fecha del proceso siempre lo dirige el vendedor, y no estoy en situación de poder ser más específico".

Confianza en el valor

Martínez ha restado importancia a las fluctuaciones cortoplacistas que pueda tener la acción. "No podemos gestionar la compañía mirando la pantalla de la cotización, aunque vigilemos el marcador electrónico, porque es nuestra obligación saber qué está pasando en el mercado". En su opinión, las infraestructuras de telecomunicaciones tienen un ciclo de venta entre dos y tres años, en un mercado muy competitivo donde las oportunidades son limitadas. "Los ciclos de venta son largos, la visibilidad de los trabajos y proyectos no son a corto plazo y no tienen impacto en la cuenta de resultados hasta dentro de siete años". No obstante, esos ingresos y recurrencia de una visibilidad de 30, 40 y 50 años "proporcionan el valor de los proyectos e inversiones que abordamos desde esta compañía". Según ha valorado, "me gustaría que estuviéramos más altos (en bolsa), y quién no, pero no estamos obsesionados ni preocupados sino "confiados de que el mercado tarde o temprano recogerá el valor real de esta compañía".

Fusión Orange España y MásMóvil

El consejero delegado de Cellnex Telecom ha advertido que la fusión en ciernes entre Orange España y MásMóvil podría provocar disgustos contables a algunos de sus competidores, puesto que alguien se ha equivocado en sus sus planes de negocio: "Alguna de las grandes compañías de torres que operan en España no le van a salir los números, se ha equivocado en el Excel", ya que "difícilmente tiene sentido" que existan más operadores de telefonía (tres) que proveedores de torres de telecomunicaciones (cuatro). Por parte de Cellnex, Martínez ha recordado que los contratos de su compañía con los operadores son "a largo plazo" y que, además, "se siguen renovando", por lo que solo aprecia posibles impactos menores en el crecimiento, sin resentirse las oportunidades de colaboración con los operadores de telefonía.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.