Empresas y finanzas

El apetito por los criptoactivos movió 27.000 millones de inversión en 2021

  • El volumen destinado por minoristas e inversores institucionales crece por seis
  • La inversión en 'fintech' alcanza los 190.000 millones, con 5.648 operaciones
Simulación de la moneda virtual Bitcoin.

El apetito de compañías y particulares por los criptoactivos y también el interés de la tecnología que los soporta, el blockchain, impulsó la inversión por parte del capital riesgo y el capital privado en ambos segmentos a 30.000 millones de dólares (unos 27.000 millones de euros) en 2021, seis veces más que en 2020, pero también que en 2019, año que no estuvo impactado por la pandemia, tal y como recoge el último informe semestral 'Pulse of Fintech' de KPMG.

Brian Heaver, director general que lidera la Práctica de Gestión de Programas de Servicios de Movilidad Global de KPMG en EEUU, señala que 2021 fue uno de los años más importantes para las criptomonedas en términos de adopción por parte tanto de los minoristas como inversores institucionales y empresas. "Hay un increíble número de empresas tratando de hacer un montón de cosas en el espacio de cripto y el espacio blockchain ahora mismo y, aunque no sabemos no sabemos dónde van a aterrizar los esfuerzos, hay una tonelada de curiosidad e interés en las posibilidades", asevera.

En la actualidad, según las Autoridades Supervisoras Europeas, existen más de 17.000 criptoactivos, entre los que destacan las monedas digitales Bitcoin y Ether como las más conocidas. A pesar del interés del mercado por los criptoactivos, desde KPMG reconocen que la ambigüedad en materia de regulación y su desarrollo (varios Estados trabajan en normativa) puede suponer una importante limitación al crecimiento de los negocios y maduración de las criptomonedas. Por su parte, la tecnología blockchain abre un mundo de posibilidades para apoyar actividades de colaboración multijurisdiccional combinando los datos. El mercado considera que tanto el blockchain como las criptomonedas ayudarán a hacer posible la 'Web 3.0'.

Álvaro Casado, el director de FS Consulting Strategy y responsable de Virtual Assets & Blockchain de KPMG en España asegura que la industria de los criptoactivos y blockchain va a transformar los servicios financieros. "Este año ya se ha observado un incremento radical de los volúmenes de inversión con la aparición de más de 60 nuevos unicornios a nivel global", añade Casado.

Inversión en fintech

Por otro lado, 2021 también fue un año destacado en inversión en fintech (empresas de tecnología dedicadas al negocio financiero) alcanzando a nivel mundial los 210.000 millones de dólares (190.000 millones de euros), con una cifra de operaciones récord, 5.648 frente a las 3.674 de un año antes, vía M&A, private equity o venture capital (fusiones y adquisiciones, capital privado y capital riesgo). La inversión un año antes fue de 125.000 millones de dólares (unos 113.000 millones de euros), impactada por la pandemia. En 2019, sin el efecto del coronavirus, la inversión en este segmento ya mostró interés con 213.800 millones de dólares (193.000 millones de euros).

Entre las operaciones fintech más importantes del segundo trimestre de 2021 destacan la adquisición de la empresa danesa de procesamiento de pagos Nets por la italiana Nexi por 9.200 millones de dólares (8.300 millones de euros), la fusión de la fintech de plataforma de nube Calypso Technology y la regtech AxiomSL para crear Adenza en Estados Unidos por 3.750 millones de dólares (3.400 millones de euros) y la adquisición de la japonesa Paidy por Paypal, con 2.700 millones de dólares (2.400 millones de euros). En el segundo semestre de 2021 también se llevaron a cabo cuatro rondas de financiación de VC por un valor superior a 1.000 millones de dólares (900 millones de euros), incluida una captación de capital por valor de 2.000 millones de dólares (1.800 millones de euros) por parte de la estadounidense Generate, una captación de 1.100 millones de dólares (1.000 millones de euros) a manos de la brasileña Nubank, una ronda de 1.100 millones por parte de la estadounidense Chime y otra ronda de 1.000 millones por parte de la compañía radicada en Bahamas FTX.

El segmento de pagos, siempre según el informe semestral 'Pulse of Fintech' de KPMG, siguió acaparando la mayor financiación entre los subsectores fintech, y representó 51.700 millones de dólares (46.700 millones de euros) en inversión global en 2021, frente a los 29.100 millones de dólares (26.300 millones de euros) de 2020. Entre los servicios que más atraen al mercado destaca uno que está en pleno auge 'Buy now, pay later' (compra ahora, paga después), que permite a los consumidores realizar una compra y aplazar el abono, habitualmente, durante tres meses. Klarna, la mayor fintech de Europa por valoración, de origen sueco y con presencia en España, se ha hecho un relevante hueco en este servicio. El Banco Santander, por su parte, anunció el pasado mes de enero su entrada en este negocio con la puesta en marcha de Zinia, una plataforma de financiación al consumo que permite al usuario financiar su compra sin intereses en tiendas online y físicas. La plataforma aterrizará en España este año. Borja Peñas, socio responsable de Corporate Finance para el sector financiero de KPMG en España considera que "2021 ha vuelto a ser un año espectacular para el mercado de las fintech a escala mundial, tanto por el número como por el volumen de operaciones. Estamos asistiendo a un nivel de interés inaudito en todo tipo de fintechs, aunque el segmento de pagos sigue siendo el que protagoniza las operaciones más relevantes".

Otros ámbitos fintech también recibieron una elevada financiación en 2021, como el insurtech (empresa tecnológica dedicada al negocio de seguros) con 14.400 millones de dólares (13.000 millones de euros), aunque la cifra supone un 11% menos que un año antes. No obstante, en la comparativa con los años previos se ve la caída del apetito por este segmento de negocio. En 2018, la inversión fue de 25.200 millones de euros. El regtech (firmas tecnológicas que ayudan al sector financiero a reducir tiempo y costes en materia regulatoria) tuvo una inversión de 9.900 millones de dólares (8.900 millones de euros), un 3,8% inferior a un año antes.

Por otro lado, en materia de ciberseguridad se aprecia una línea ascendente de la inversión en este área, y por tanto, del interés que recibe. El mercado movió en 2021 más de 4.300 millones de euros en compañías especializadas en evitar riesgos cibernéticos, un volumen que supone un 127% más que hace un año, pero, en comparativa con 2018, supone diez veces más de inversión.

Tendencias para 2022

Los expertos de KPMG prevén que, de cara a 2022, el segmento de criptoactivos y tecnología blockchain es el que más atracción proyectará en el ámbito de operaciones de fusiones y adquisiciones e inversión por parte del capital privado. "El impulso y desarrollo de este segmento irá muy alineado con los avances que se lleven a cabo desde los reguladores. Además, la institucionalización de los criptoactivos y la adopción de casos de usos por parte de las entidades financieras seguirán impulsando el crecimiento de este segmento", asevera Álvaro Casado.

De otro lado, se espera para este año en materia de inversión en fintechs que se mantenga su solidez y que se registre un crecimiento de la actividad en mercados menos desarrollados, como África, el sudeste asiático y Latinoamérica. Asimismo se prevé un creciente interés en las soluciones ESG centradas en las fintech y los sustitutos bancarios capaces de abordar la necesidad de modernización de las plataformas bancarias principales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin