Empresas y finanzas

Rusia pone el foco en 60 firmas que han salido del país para nacionalizar activos

  • Quieren directivos estatales en las empresas de auditoría

Volkswagen, Apple, Ikea, Microsoft, IBM, Shell, McDonald's o Porsche. Estos son solo algunos de los nombres de las compañías que Rusia ha apuntado en la lista de empresas cuyos activos en el país son susceptibles de ser nacionalizados después de que decidiesen cesar sus operaciones tras la invasión de Ucrania. Así lo recoge el diario ruso Izvestia que señala que se trata de compañías que decidieron salir "sin brindar garantías a los consumidores" en las últimas semanas.

La lista, que se habría enviado al Gobierno y a la Fiscalía General rusa, ha sido apoyada por la comisión gubernamental sobre actividades legislativas y está abierta a incluir nuevos nombres. En este sentido, y según recoge el mismo medio, esta sesentena de empresas tendría comprometidas obligaciones con "los ciudadanos, el estado y los contratistas" es de más de seis billones de rublos. En palabras de Oleg Pavlov, presidente de la Iniciativa del Consumidor Público, organismo autor de la lista, es exactamente la misma cantidad que sus ingresos en Rusia durante los últimos tres años.

En la lista aparecen, además de los citados nombres, casi una veintena de compañías del mundo del automóvil entre las que destacan Ford, BMW, Mercedes-Benz, Peugeot, Renault o Citröen. También marcas de vehículos de alta gama como Jaguar o Porsche y de vehículos pesados, como Scania.

También están en esta lista compañías de fabricación de tecnología como Nokia, Siemens, Apple o Intel; ligadas al cine, como Walt Disney o Sony; y del mundo del retail, tanto físico, como es el caso de H&M o Nike, u online, como Amazon o Asos. En la lista también aparecen nombres como el de las compañías de transporte DHL, UPS y FedEx o multinacionales como Uber y Spotify.

Pese a que la posible nacionalización de los activos de estas compañías es solo una hipótesis, desde el partido Rusia Unida, fundado por el propio Vladimir Putin, manejan un plan que pasaría por imponer una gestión externa de estos activos durante un máximo de tres meses, según el plan al que ha tenido acceso elEconomista. Una vez que este plazo venciese, el activo o la compañía, en caso de ser una filial, podría venderse a un nuevo dueño que debería mantener al menos a dos tercios de la plantilla y seguir explotando el activo durante un mínimo de un año.

Para el resto de compañías que no son susceptibles de ser expropiadas porque tienen tiendas en alquiler, como es el caso de Inditex o de los gigantes del lujo como LVMH, se han modificado las condiciones. Hasta ahora, como recoge el mismo medio, pagaban un arrendamiento variable en función de las ventas, si bien a partir de este momento, según declaraciones de Bulat Sharikov, director de la Unión de Centros Comerciales, será una cuantía fija. Esto afectaría a unas 150 compañías de todo el mundo.

Expropiar patentes

Rusia ha planteado otras medidas más allá de la posibilidad de nacionalizar activos que consideren que las empresas de países sancionados "han desatendido". En este sentido, Rusia ha firmado un decreto por el que permite a sus compañías utilizar patentes de países extranjeros sin pagar las tasas pertinentes. Este hecho afectaría a patentes españolas y de países del resto de la Unión Europea.

No solo tendría consecuencias para estos países, también podría conllevar a daños para Rusia, ya que los países sancionados -de la UE y Estados Unidos- podrían decidir no pagar a Rusia por el uso de sus patentes.

Controlar las empresas de auditoría

Otro de los puntos clave en los que Putin está buscando actuar es sobre las compañías de auditoría. Las empresas extranjeras anunciaron hace semanas su salida del país y ahora Rusia piensan que pueden tener información sensible de las compañías clave del país que puede pasar a manos de los países occidentales. Por ello, en Rusia buscan la posibilidad de incorporar a estas compañías directivos estatales para salvaguardar la información.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud