Empresas y finanzas

El MWC empezará a plantearse su futuro tras la cita de este año y no tiene a Madrid en el radar

  • En 2024 termina el contrato vigente que liga el Mobile a Barcelona
  • La GSMA asegura no haber recibido ninguna llamada de Madrid
  • Sí ha recibido el interés de otras ciudades como París o Milán
Foto: Archivo

GSMA, la patronal de la industria móvil y organizadora del Mobile World Congress (MWC) está "muy centrada" en que el evento de este año sea un "éxito" y asegura no mirar más allá de 2024, cuando acaba el contrato con Barcelona, aunque cuando acabe esta edición empezará a plantearse el futuro en el que hay interesadas varias ciudades. Ninguna de ellas, por lo visto, es Madrid.

A tres semanas de que comience el salón, el consejero delegado de GSMA, John Hoffman, ha asegurado en una entrevista con Efe, que, de momento, están "muy centrados" en que el evento de 2022 sea un éxito: "una vez que lo hayamos logrado, probablemente empezaremos a pensar un poco más en el futuro".

En 2024 termina el contrato vigente que liga el MWC a Barcelona. A dos años de esa fecha, Hoffman asegura no haber planteado todavía qué sucederá a partir de entonces, aunque sí ha reconocido que debido a los beneficios que genera la feria en cuanto a impacto económico o creación de empleo "siempre hay interés hacia el MWC" por parte de otras ciudades.

Entre ellas no está Madrid. Según ha indicado, no ha recibido ninguna llamada de sus gobernantes. El año pasado, la presidenta de la región, Isabel Díaz Ayuso, advirtió a Barcelona que iría a por el MWC si salía de la ciudad condal en la que se celebra desde 2006.

La de Ayuso era una advertencia sobre el impacto que podría tener el independentismo en la organización. Sin embargo, Hoffman ha minimizado el impacto que pueda tener el conflicto político catalán en el evento. "Hemos superado todos los obstáculos que se nos han presentado en el pasado y estoy seguro de que lo haremos en el futuro", ha señalado echando la vista atrás.

Si no de Madrid, la organización sí ha recibido el interés de otras urbes como París o Milán para acoger la mayor feria tecnológica del mundo. Según Hoffmann, son lugares "muy interesantes" en los que podría acogerse.

El MWC que comienza el 28 de febrero espera recibir entre 40.000 y 60.000 asistentes presenciales: "No será una edición de transición sino más bien de crecimiento, viniendo de lo peor de la pandemia y avanzando hacia un Mobile normal. Es mucho más que una transición: es el futuro", ha defendido Hoffman.

GSMA nunca ha barajado la posibilidad de suspender o aplazar el evento, dado que las tres ferias del año pasado -en Los Ángeles (EEUU), Shangái (China) y Barcelona- sirvieron de "aprendizaje" para lidiar con la pandemia. "Siempre hemos tenido mucha confianza", ha dicho, y ni siquiera el auge de la variante ómicron puso en alerta a los organizadores: "Hemos aprendido con la pandemia a ser flexibles y a hacerlo todo de forma segura, no nos hemos preocupado demasiado".

El MWC de este año, que ocupará siete de los ocho pabellones con los que cuenta Fira Gran Via de Barcelona, compartirá espacio, como el año pasado, con el evento de empresas emergentes 4 Years From Now (4YFN), que solía desarrollarse en Fira Montjuïc. De cara a futuras ediciones, la organización aún no ha decidido si los dos eventos volverán a celebrarse por separado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud