Empresas y finanzas

Un 40% del sector asegurador pierde la batalla contra la inflación

  • El ejercicio 2021 fue, cuando menos, desafiante

La desbocada inflación plantea fuertes disyuntivas a las compañías sobre cómo gestionar los costes crecientes y su traslación o no a precios. En el caso del sector asegurador el impacto afecta, sobre todo, en el pago de los siniestros en la medida de que, por ejemplo, las reparaciones de vehículos, en vivienda y negocios o los gastos sanitarios pueden haberse encarecido. Por eso en muchos casos crecer o no o mejorar la cuenta depende en gran medida de cómo se gestione y compense un escenario inflacionista.

Y aquí, el ejercicio 2021 fue, cuando menos, desafiante. Sus costes indemnizatorios o por reparaciones experimentaron un auge de la mano de la propia reactivación de la economía y un mayor uso de los vehículos que disparó los siniestros, pero los ingresos del sector apenas crecieron un 5,1% en el negocio conjunto de vida y no vida cuando la inflación escaló al 6,5% interanual y fijó la media anual en el 3,1%.

Son evoluciones apretadas en términos globales y aún más cuando se pone foco en compañías. De los 93 grupos aseguradores que operan en el país, 40 de ellos o el equivalente al 43% perdieron la batalla frente a la inflación con aumentos de sus ingresos inferiores a ese 3,1% medio o, incluso, caídas en la recaudación por primas. Si se tomase la referencia del 6,5%, sería un 63% de la industria la que no logra empatar ni rebasar la inflación.

Las cifras utilizadas para este cálculo son los rankings provisionales elaborados por Investigación Cooperativa de Entidades Aseguradoras (ICEA) sobre el negocio de vida y no vida -hogar, automóviles, salud, riesgos de empresas, etc.- y que ascendió a 61.385 millones de euros. A pesar del empuje, su recaudación aún se encuentra un 3,65% por debajo de los volúmenes preCovid, con ritmos que difieren en mucho según compañías.

La peor evolución en términos de ingresos por primas del ejercicio la encajó BBVA Seguros, con una caída del 23,74%, aunque su desempeño está afectado casi en su totalidad por el acuerdo de bancaseguros suscrito con Allianz, que ahora consolida en su grupo los números de la joint venture y no lo hace el banco. En el ranking le siguen Grupo ACM España (-19,61%), Seguros El Corte Inglés (-18,50%) y el Santander Seguros, que ve retroceder un 16,98% sus ingresos por primas, aunque, igual que BBVA, el descenso también está relacionado con que sus joint ventures consolidan en Mapfre o Aegon.

Asimismo presentan fuertes caídas, siguiendo con el orden del ranking, Mediterráneo Vida (-15,73%), BNP Paribas Cardif (-10,15%), Santalucía (-8,48%), Previsión Sanitaria Nacional (-8,15%) y Metlife (-7,54%). Pero no es un problema de pequeña o gran empresa. Dentro del top 15 también figuran grupos que tampoco lograron batir o empatar el 3,1% de crecimiento medio de inflación como Zurich (+2,82%), Ocaso (+0,05%), Reale (+1,58%) o Línea Directa (+0,95%).

El mejor resultado del ejercicio en términos de volumen de primas correspondió a su vez al Grupo Fosun (+46,18%), Aserta (+34,65%), Caja de Ingenieros Vida (+32,90%), Mediolanum (+31,15%), Unacsa (+31,04%), la compañía de coberturas de viajes Ergo (+30,17%) o la pública de seguro de crédito Cesce (+26,68%) y Vidacaixa (+19,31%).

En algunos casos su evolución es querida porque ajustaron precios en negocios o sanearon carteras con la no renovación de operaciones menos rentables o, incluso, deficitarias. Grupo Mutua ha cifrado, por ejemplo, en 100 millones de euros las primas que no ingresó el pasado año por regalar dos meses de cuota a sus clientes con seguro de autos por el menor uso del vehículo con las restricciones por la pandemia y que debería recuperar este año al renovar las pólizas. Otras abarataron precios por lo mismo o renunciaron a pólizas sin margen.

Muchas evoluciones esconden decisiones estratégicas, pero la realidad es que la inflación mete una tensión extra a un sector con fuerte competencia y apretados márgenes. En la industria minimizan el impacto del IPC con el argumento de que su traslación es solo vía costes de siniestros y no afecta al resto de pólizas o negocios.

Siniestralidad en auge

Las fuentes consultadas explicaron que su impacto sería más evidente además en los ramos de no vida (supone un 62% del negocio total y también hay ahí un 40% de grupos que no baten la inflación). Precisaron que afectará de forma discrecional en función de la capacidad negociadora de las compañías con sus proveedores (talleres, centros médicos, reparaciones en hogar, etc.) y subrayaron que el sector goza de alta rentabilidad y solvencia.

Sin embargo, el escenario que se abre en 2022 es retador porque la inflación "erosiona márgenes" cuando la siniestralidad es ya un problema en auge por el mismo empuje de la economía, los más habituales fenómenos climáticos extraordinarios y al venir de unos años donde la pandemia, si algo ha facilitado, son abaratamientos en precios.

La propia ICEA asume que el negocio crecerá este año menos del 6%-7% esperado para el PIB. El sector espera que la inflación amaine, pero servicios de estudios como el de CaixaBank creen que el promedio anual en 2022 se irá al 4,5% y al 3% la tasa subyacente.

En El Corte Inglés caen un 18,5%

Entre las compañías con mayor ajuste de ingresos figura El Corte Inglés. La recaudación por primas de su filial de seguros cae un 18,5%, hasta los 181,93 millones, en la antelasa de que eche a andar la alianza con Grupo Mutua, que se convertirá en su socio exclusivo en seguros y productos de ahorro e inversión. La filial de seguros del grupo de distribución -también tiene una correduría- vio diluirse su cuota de mercado desde el 0,38% al 0,29% con el ajuste. Cayó además desde el puesto número 36 al 39 en una clasificación de 93 grupos, cediendo paso a las aseguradoras de Kutxabank, MGS Seguros o Grupo IAG y Mediolanum en ejercicio donde se han trastocaron muchas posiciones.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

y
A Favor
En Contra

Estamos en pandemia o mueren las empresas o las personas.

Puntuación -2
#1
A Favor
En Contra

Pues no será porque no han subido las primas una barbaridad...

Puntuación 1
#2
Ana
A Favor
En Contra

Cuando ha estado meses paralizado el país ellos han estado cobrando igual y cero siniestros. El único contratiempo que han tenido es el ramsonware que les atizó a base de bien. Es como la hostelería: llorar y llorar para que les paguemos los gastos pero los ingresos son propios, faltaría más.

Puntuación -1
#3