Empresas y finanzas

Las empresas se preparan para un Black Friday austero: "No hay que esperar grandes ofertas"

  • "La mayoría de las empresas están luchando por no subir precios"
  • No se descartan desabastecimientos en muchos productos en diciembre

Tras un Black Friday histórico y una temporada de rebajas prenavideñas muy diferentes en 2020, los comercios reconocen que este 2021 toca levantar el pie del acelerador (incluso respecto a otros años) y ofrecer rebajas más moderadas. La crisis de suministro ha puesto en jaque sus stocks y existe el riesgo de desabastecimiento de muchos productos para Navidad. Por lo tanto, reconocen que tiene poco sentido entrar en agresivos recortes de precios en noviembre y defienden que toca ser más conservadores.

Así lo entienden desde la patronal de fabricantes y distribuidores, AECOC, que en declaraciones a elEconomista.es reconocen que "la mayoría de las empresas está haciendo un ejercicio de contención para no subir precios en un escenario realmente muy complejo" (subida del transporte, de los materiales de envase y embalaje, energía, etc.). Por ello, remarcan que "en esta situación, es probable que la estrategia de algunas compañías sea, justamente para seguir conteniendo los precios, la de no realizar rebajas tan agresivas como otros años en esta recta final del ejercicio".

En cualquier caso, desde AECOC descartan que haya desabastecimientos en términos generales. Sin embargo, sí que abren la puerta a que "puedan registrarse faltas puntuales de artículos muy concretos en informática, telefonía y gaming". Estos sectores específicos acusan especialmente la falta de componentes que vienen desde Asia y, con la cadena de suministro rota, se perfilan como los más afectados mientras dure la crisis. Especialmente si hay picos de demanda en productos concretos de estas áreas.

Una demanda que creen que podría superar los registros del año 2020, que fue histórico. La pre-navidad de la pandemia se saldó con un crecimiento de bienes tecnológicos del 19% y, en términos generales, los pedidos se dispararon un 27%. Defienden que el secreto para repetir estas cifras estará en los sectores no tecnológicos como el textil, que en 2020 "todavía tenía muchas restricciones".

Desde la consultora 3dids, que gestiona el e-commerce de más de 60 firmas, también coinciden en que este año las rebajas serán más humildes y que en muchos casos, directamente, no se producirán. "Este año los clientes no deben esperar grandes descuentos" apunta su CEO Andrés de España. "Hay muchos comercios que dan por hecho de que se van a quedar sin stock en los próximos meses" y que "incluso piensan en hacer acopio de materias primas para no tener problemas de fabricación el año que viene".

Muchos comercios "directamente no van a hacer descuentos"

En ese sentido, Andrés de España prevé una temporada de rebajas más corta y limitada. De hecho añade que muchos comercios "directamente no van a hacer descuentos". Y, respecto a los desabastecimientos, desde 3dids explican que "no hay que engañarse, nos vamos a encontrar con que algunos productos no llegarán a tiempo y otros subirán de precio".

Sectores como el de los juguetes ya alertaban de que los problemas de transporte van a hacer que los desabastecimientos sean una opción más que real. "Los problemas de transporte pueden comprometer la reposición de mercancía de algunas de las referencias que tengan más éxito y esos retrasos pueden hacer que la mercancía llegue tarde", reconoce la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefj).

Situaciones como esta podrían replicarse en otros sectores dependientes de otras regiones, por lo que los expertos recomiendan que los consumidores se anticipen, sean previsores y avancen cuanto antes en las compras navideñas si no quieren verse en la situación de que algunos productos ya no puedan ser adquiridos. Y, al margen de desabastecimientos, en muchos sectores la lucha es por evitar las subidas de precio frente al alza de los costes de transporte, por lo que un eventual pico de demanda en finales de noviembre y diciembre podría hacer aún más daño a la cadena logística y, en consecuencia, a los precios.

En cualquier caso, las grandes empresas son las que más músculo tienen para seguir haciendo ofertas y mantener el ritmo, a pesar de la crisis. Así está sucediendo con firmas como Amazon, Inditex, El Corte Inglés, Mediamarkt o Mango que ya han adelantado sus ofertas. Tal y como hicieron el año pasado consolidan la tendencia hacia Black November y, en vez de fiar su promoción a unos pocos días (Black Friday, Cibermonday, etc.), están optando por ofrecer temporadas más largas de rebajas para atender a los consumidores.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Carlos
A Favor
En Contra

jajaja pero si no hay buenas ofertas desde 2016!

Puntuación 3
#1
Oooh....Aaaahh...
A Favor
En Contra

Ya está aquí el BlackTonto, me voy a gastar toíto en chorradas que no necesito.

Puntuación 4
#2
Lord jauja
A Favor
En Contra

Se conoce como viernes negro[1]? (en inglés, Black Friday) al día que inaugura la temporada de compras navideñas con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Es un día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, es decir, se celebra el día siguiente al cuarto jueves del mes de noviembre.[2]? En los últimos tiempos, esta costumbre se ha extendido internacionalmente de forma significativa.

Puntuación 0
#3