Empresas y finanzas

El retraso en la compra de Air Europa amenaza con dejarla sin caja este año

  • La aerolínea de los Hidalgo sigue acumulando deuda ante la lenta recuperación
  • La compañía apenas opera un 45% de los vuelos de 2019
Juan José Hidalgo.

Situación límite para Air Europa. La compañía de la familia Hidalgo necesita otro rescate para evitar quedarse sin caja este año ante la tardanza de la Comisión Europea en que se concrete la compra por parte de Iberia. Así lo señalan a elEconomista fuentes financieras conocedoras de la delicada situación de las cuentas de la aerolínea, que sigue sin conseguir despegar tras el golpe del Covid. Por ello, las mismas fuentes apuntan a que un nuevo rescate ya en marcha sería necesario para salvar a la compañía.

La autoridad de Competencia de la Unión Europea comenzó un análisis pormenorizado de la operación de compra de Iberia a Air Europa el pasado mes de mayo, pero el movimiento lleva sobre la mesa desde noviembre de 2019, es decir, hace casi dos años, un tiempo que consideran excesivo y que hace que la operación comience a replantearse y ya se mire a 2022.

En los próximos días ambas partes de la operación conocerán el llamado Statement of Objections, un documento emitido por las autoridades de la UE en el que informarán sobre los puntos a solucionar para poder llevar a buen puerto la operación. En una primera comunicación antes de verano, la CE había establecido conflictos en unas 70 rutas. Si bien se espera que este número se vea reducido de forma relevante tras presentar varias propuestas por parte de Iberia, lo habitual en estos procesos es volver a realizar alegaciones, por lo que los trámites amenazan con alargarse todavía más.

Mientras tanto, y ante el riesgo inminente de que la compañía no pueda hacer frente al pago de sus compromisos más próximos, como el alquiler de los aviones, que tiene un coste aproximado de 20 millones de euros mensuales, según diferentes fuentes consultadas, ya prepara un nuevo rescate. La opción, que se calcula en unos 150 millones de euros, permitiría que Air Europa sobreviva durante los próximos meses, a la espera de conocer cuáles son las conclusiones de las autoridades de Competaencia de Bruselas.

Las cifras cosechadas durante 2020 -con unas pérdidas de 427 millones de euros- "se comieron", según fuentes cercanas a la todavía aerolínea de los Hidalgo, los dos primeros préstamos participativos que recibió a través de la Sepi y las cuantías recibidas de los bancos a través de los créditos con aval del ICO. Todo ello, al tiempo que la deuda sigue acumulándose y los ingresos no alcanzan, de acuerdo con las mismas fuentes, para subsistir mes a mes con los niveles de actividad que tienen en la actualidad.

El camino en Bruselas

Tras el primer golpe de la pandemia del Covid-19, en enero de este año, Iberia renegoció el primer acuerdo y rebajó hasta los 500 millones de euros la cifra a pagar por Air Europa. Ya entonces, la compañía había acumulado una deuda relevante, teniendo en cuenta la suma del crédito ICO de 140 millones de euros que solicitó la compañía de la familia Hidalgo y la primera parte del rescate que le concedió la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi).

En mayo, Competencia comenzó el análisis rápido de la operación después de que Iberia presentase varias opciones para solucionar posibles duplicidades en el mercado. Un acuerdo de cesión de slots con Volotea y otro con World2fly que no fueron suficientes para convencer a Bruselas. Solo un mes después, ante las dificultades que planteaba la compra, Bruselas abrió un análisis pormenorizado de la operación y, desde entonces, estudia conexión a conexión los posibles puntos negativos de la concentración para los clientes, tomando en consideración el mercado español como foco del análisis. Todo ello ha provocado un retraso importante que ahora amenaza a la compañía a nivel financiero.

Además, la recuperación del Covid está siendo más lenta de lo esperado para algunas compañías y Air Europa es una de ellas. La generación de ingresos, por tanto, se encuentra todavía muy reducida con respecto a 2019 y los gastos fijos continúan acumulándose. A la deuda que había sumado la compañía en el inicio del Covid -crédito ICO y primera parte del rescate- se unió el desembolso de la segunda parte de los préstamos participativos.

Un 45% de operaciones

Uno de los grandes problemas de Air Europa, señalan desde el sector aeronáutico, es la falta de resolución para tratar de sobreponerse al Covid-19. De acuerdo con los datos de Eurocontrol, la aerolínea de la familia Hidalgo apenas habría recuperado un 45% de los vuelos de 2019, el último año antes de la pandemia, mientras otras, como Iberia, rozan el 70%.

Este dato se explica, en parte, por la no reanudación de los vuelos de largo radio, una de las grandes bazas del negocio de Air Europa. La aerolínea opera en rutas principalmente a Latinoamérica, donde la mayor parte de los países todavía mantiene importantes restricciones de movimientos. Tal y como explican las mismas fuentes, la aerolínea no ha aprovechado, como sí han hecho otras, para recolocar sus aviones y operar otras rutas que permitan una entrada de caja que le ayude a superar el bache del Covid.

Ahora, la próximas fecha marcada en el calendario es el 3 de diciembre. A nivel administrativo, la Comisión Europea ha marcado en el registro del Ejecutivo comunitario sobre control de concentraciones empresariales esta fecha para cerrar el análisis, si bien fuentes de Competencia destacan que se trata solo de una orientación. La operación fue notificada a Bruselas el 25 de mayo y tenía de plazo hasta noviembre pero ahora se ha ampliado hasta diciembre.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Y la cagada
A Favor
En Contra

que habéis tenido con ENCE, recomendarla si o si y caer un 30%.

Puntuación 0
#1