Empresas y finanzas

Air Europa redujo un 30% su plantilla el año del rescate

  • La compañía prevé solicitar un nuevo rescate
  • Su auditor, KPMG, duda de su viabilidad

Air Europa cerró 2020 con una reducción de plantilla de más del 30%, pasando de 4.238 trabajadores en 2019 a apenas 2.917 en el año de la pandemia. La compañía aérea, que se encuentra inmersa en el proceso de compra por parte de Iberia, durante 2020 perdió 428 millones de euros, de acuerdo con las cuentas que la compañía ha presentado ante el Registro Mercantil. Todo ello abre la puerta a la solicitud de un nuevo rescate "en función de las necesidades de liquidez" con las que solventar estos problemas.

En este sentido, KPMG, el auditor de la sociedad, ha llamado la atención sobre la situación de la compañía, pues, de acuerdo con el informe, estas cifras cosechadas durante 2020 y las incertidumbres del sector "pueden generar dudas significativas sobre la capacidad de la sociedad para continuar como empresa en funcionamiento".

Cabe recordar que Air Europa recibió durante 2020 el primer rescate del fondo de ayuda a empresas estratégicas que gestiona la sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) por valor de 475 millones de euros. Esta cuantía se repartió en dos préstamos, uno participativo de 240 millones y otro ordinario de 235 millones, con un plazo de vencimiento que se alarga hasta 2026.

Para tratar de sobrevivir al golpe de la pandemia, Air Europa solicitó un Erte por causas de fuerza mayor acogiéndose a las medidas aprobadas por el Gobierno, de hasta un 97,53% de la plantilla, tal y como señala en sus cuentas anuales. Sin embargo, esto no fue suficiente y durante 2020 la plantilla de la división aérea, la principal del grupo, se redujo en más de un 30%. Además, también rebajó el número medio de aeronaves utilizadas durante el ejercicio como consecuencia del parón de la actividad que se produjo con la irrupción del Covid.

Ahora, y de acuerdo con la información de las mismas cuentas de la aerolínea, la compañía se plantea solicitar un nuevo rescate pese a estar inmersa en la operación de compra por parte de Iberia que todavía deben autorizar las autoridades de Competencia de Bruselas. Todo ello, mientras el fondo Sepi está casi congelado y los plazos se agotan, ya que el marco de ayudas de Estado de la Unión Europea finaliza, si no se prorroga de nuevo, el próximo 31 de diciembre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin