Empresas y finanzas

Las aerolíneas recuperan las rutas con Europa y Latinoamérica, en espera de Asia

  • La mayoría de las empresas espera alcanzar este verano el 70% de las rutas de 2019
  • Las compañías han reforzado las rutas domésticas ante un repunte de la demanda nacional
  • El sector espera la apertura de las fronteras de EEUU
Foto: Reuters

Las aerolíneas empiezan a ver la luz al final del túnel que ha supuesto el Covid-19. En España, el fin del estado de alarma el pasado día 9 de mayo dio el pistoletazo de salida a los viajes que durante más de un año han estado reducidos a la mínima expresión. Las aerolíneas llevan semanas planificando la vuelta a las operaciones y han diseñado su mapa de rutas "con cautela" mientras miran al fin de las restricciones en países de nuestro entorno. Las grandes marcas que operan en nuestro país -como Iberia, Vueling, Air Europa, Ryanair o Easyjet, entre otras- han centrado sus esfuerzos de planificación en recuperar las conexiones con Latinoamérica y Europa, dejando Asia, primera región en acusar el virus, para un segundo momento, cuando los países de este continente abran fronteras.

Además, han aprovechado para recuperar rutas que en periodos estivales anteriores se habían desechado, como algunas de las domésticas, por falta de aviones que ahora se reconducen. Ante la nueva temporada de verano en la que se prevé que el turismo nacional esté en auge, las diferentes marcas han apostado por una programación en el que este tipo de vuelos tiene más peso que nunca antes, tratando de alcanzar un 70% de la capacidad total de 2019.

Ryanair ha programado el mapa de vuelos domésticos más amplio de su historia, con más de 70 rutas que conectan los destinos españoles más turísticos. También Iberia ha hecho lo propio a través de su marca Express, que en julio y agosto recuperará la capacidad que tenía en Canarias y Baleares en 2019. Además, su alianza con Air Nostrum permitirá que se recupere también toda la oferta de la aerolínea regional con respecto a 2019, con 60 rutas transversales adicionales a las que opera para Iberia con origen o destino en Madrid.

Sin salir del Grupo IAG, Vueling, que opera con base en Barcelona, también ha apostado por el mercado nacional, con 26 rutas domésticas desde la Ciudad Condal hacia otras partes del país.

Europa recupera el ritmo

Fuera de nuestras fronteras, Europa recupera el ritmo a pasos agigantados. Las aerolíneas han recuperado gran parte de sus rutas estivales que, más allá de las grandes ciudades del Viejo Continente en las que durante los últimos meses se han mantenido las frecuencias justas para sobrevivir, añaden destinos como las islas griegas, zonas del sur de Italia o mercados estrella para el verano como Croacia, con diferentes conexiones a ciudades como Dubrovnik, Split y Zadar.

Portugal también será lugar de vacaciones para los españoles y la mayoría de las aerolíneas que operan en nuestro país han recuperado la casi totalidad de sus conexiones con el país vecino. Air France-KLM, por su parte, operará desde ocho aeropuertos españoles varias rutas hacia París y Ámsterdam, incluyendo la nueva conexión que une esta última ciudad con Palma de Mallorca. Y es que la presencia de aerolíneas internacionales en nuestro país no solo permite a los extranjeros disfrutar de sus vacaciones en nuestro litoral, también abre la puerta para que los nacionales exploren otras geografías.

Latinoamérica se mantiene

El otro gran destino por exelencia desde España es Latinoamérica. El hub de Madrid Barajas conecta, a través de numerosas aerolíneas entre las que destacan Iberia, Air Europa y Iberojet (antigua Evelop), la capital con casi todos los países de América Latina.

Durante los peores meses de la pandemia muchas de ellas redujeron la frecuencia de sus vuelos, llegando a eliminar alguna ruta, pero mantuvieron la conexión natural que existe entre ambas regiones. Con el fin del estado de alarma, el avance de la vacunación y la mejora de las previsiones, las aerolíneas se han puesto manos a la obra para recuperar el tráfico prepandemia y han reforzado rutas que se mantuvieron y añadido otras. En cambio, las enormes diferencias que existen entre cada uno de los países de Latinoamérica hacen que sea muy complicado generalizar la situación de recuperación en la región.

Iberia, por ejemplo, tendrá este verano conexiones con 18 destinos en América Latina, destacando sus operaciones directas con Guayaquil (Ecuador) y, a partir de julio, también la ruta con Cali y con San Juan de Puerto Rico. Además, sigue pendiente de la apertura de Venezuela para retomar la conexión con Caracas. Por su parte, la antigua Evelop ha decidido ampliar sus conexiones con mercados plenamente turísticos, como Cuba, y retomar otras también vacacionales, como Cancún.

Tímida reapertura de EEUU

El gran mercado pendiente de recuperarse es Estados Unidos. Pese a que todas las grandes aerolíneas que operan desde Adolfo Suárez Madrid Barajas o desde El Prat han mantenido un retén de conexiones activo con el país que ahora gobierna Joe Biden, la recuperación está tardando más de lo deseado, pero ya se empiezan a ver los primeros brotes verdes que podrían volver a poner en el cielo los aviones que conecten ambas partes del Océano Atlántico.

El país norteamericano continúa teniendo cerradas sus fronteras para los europeos, salvo excepciones, lo que dificulta la vuelta a la normalidad. En la última semana, la Unión Europea hizo un primer gesto de acercamiento, permitiendo la entrada de los nacionales de EEUU en territorio comunitario.

Con la vista puesta en el siguiente paso, las compañías han empezado a recuperar poco a poco sus vuelos con este país. En este sentido, Air Europa -inmersa en la operación de compra por parte de Iberia- ha anunciado que reanudará sus vuelos a Miami el próximo 12 de junio, y retomará su operativa a Nueva York a partir del 25 de ese mismo mes con tres conexiones a la semana.

Iberia, por su parte, mantuvo durante meses los vuelos a Nueva York y Miami, pero a partir de este mismo martes incorpora también las conexiones con Chicago a su red. Además, desde el mes de julio añadirá Boston y Los Ángeles a su lista de destinos.

Las aerolíneas de bandera extranjera, como Delta, también están mejorando sus frecuencias entre la Península Ibérica y Estados Unidos. En concreto, Delta mantuvo un vuelo diario entre Madrid y Nueva York JFK. A partir del 6 de junio añadirá tres vuelos semanales que conectarán Barcelona y Nueva York JFK. Además, ya en agosto unirá a su mapa de conexiones una más, la que hará que los pasajeros catalanes puedan volar a Atlanta, también con una frecuencia de tres vuelos a la semana.

El sector aeronáutico confía en que "más pronto que tarde" se recuperen las frecuencias habituales con Estados Unidos, apuntando al mes de julio como fecha clave para la reactivación de las conexiones entre ambas zonas. En este sentido, el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, señalaba hace unos días que esperaba que los vuelos hacia Estados Unidos estén disponibles a finales de junio o principios de julio "como muy tarde", por lo que la planificación de vuelos con el otro lado del charco ha empezado a moverse para una pronta reactivación de la movilidad.

Más del 60% de la población estadounidense ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el Covid-19, lo que ha acelerado la vuelta a la normalidad del país que preside Joe Biden, en el que los vacunados ya pueden prescindir de la mascarilla, incluso en interiores. Este hecho permite al sector aéreo ser optimista con respecto a la recuperación de su operativa, esperando la apertura de fronteras para los europeos que hayan recibido la vacuna contra el virus que ha tenido el sector congelado durante meses en el corto plazo.

África, poco a poco

La apertura de África también está siendo tímida. Las aerolíneas han recuperado algunas conexiones con los países del Magreb, como Argelia, Túnez o Marruecos, pero el cierre de las fronteras de este último que se extiende hasta, mínimo, el próximo día 10 de junio, hace que la vuelta del turismo sea todavía una utopía.

En otro orden de cosas, compañías como Iberia o Vueling continúan operando rutas desde Madrid y Barcelona con otros países del África subsahariana, como Senegal o Gambia.

A nivel de destinos vacacionales la antigua Evelop, ahora bautizada como Iberojet, llevará a cabo una ruta que conectará Madrid con las Islas Mauricio durante la temporada de verano.

Asia sigue pendiente

Pero si hay un mercado que sigue en la lista de destinos pendientes para las aerolíneas que operan en España ese es Asia. Al ya conocido problema de conexión de la Península Ibérica con esta zona del globo por la falta de conexiones, se une la caída de las frecuencias de las ya existentes o incluso la eliminación de algunas rutas por el impacto del Covid-19.

Los países asiáticos están reactivando de forma muy diferente entre sí su movilidad. Así, por ejemplo, mientras España ya ha abierto sus fronteras a los viajeros de Japón, China, Corea del Sur, Tailandia o Singapur, ciertas regiones del país de la Gran Muralla han vuelto a vetar los vuelos tras descubrir varios casos de contagio. Es el caso de Guangzhou, en la que las autoridades han cerrado incluso calles para frenar la trasmisión comunitaria. Con este escenario, las aerolíneas han evitado retomar sus vuelos a la espera de una mejora de las perspectivas de movilidad.

Sí que están activas rutas con Oriente Medio, como la que opera Etihad Airways que une Barcelona y Madrid con Emiratos Árabes Unidos, una de las puertas principales de los europeos para llegar a destinos del Lejano Oriente ante la falta de conexiones directas.

Además, destinos vacacionales, como Maldivas, se han unido a la lista de rutas de aerolíneas como Iberia, que conecta en un vuelo directo de poco más de 11 horas Madrid con el paraíso de aguas turquesa en medio del Océano Índico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin