Empresas y finanzas

El fondo DIF se cuela en la puja por Itevelesa, el líder español de ITV, por 400 millones

  • El dueño, el fondo oportunista Hayfin, ha fichado a Alantra como asesor
Foto: Archivo.

DIF Capital Partners se cuela en la puja por Itevelesa, el líder español en el negocio de las inspecciones técnicas de vehículos, valorada en 400 millones de euros, según han confirmado diferentes fuentes financieras a elEconomista. El fondo holandés se suma así al fondo de infraestructuras británico Arcus y a la suiza SGS, que han llegado también a la fase final del proceso competitivo, como reveló este diario. La previsión es que la transacción se resuelva en las próximas semanas.

Fundada hace casi cuatro décadas, Itevelesa es la compañía líder en España en este tipo de revisiones, donde cuenta con más de 70 centros repartidos entre 10 comunidades autónomas. Su facturación es superior a los 90 millones de euros y tiene un resultado bruto de explotación (ebitda) superior a los 35 millones de euros, así como una plantilla con más de 1.300 trabajadores. En el año 2019, la compañía cerró una refinanciación que le permitió reducir su deuda el 33%, hasta 131,6 millones de euros.

Itevelesa está en manos del fondo británico Hayfin desde el año 2015, cuando este ejecutó la deuda que tenía la compañía por acciones y se hizo con el 100% de la española. Hasta ese momento, Itevelesa estaba participada por el australiano Macquarie, que no pudo hacer frente a los compromisos de 350 millones de euros que tenía la firma con las diferentes entidades acreedoras, justificando esta situación en un cambio en las tarifas de las ITV en Castilla y León.

Venta a derribo

En aquel entonces, el Gobierno les obligó a reducir el 20% el precio de las ITV en esta región, que representaba en torno al 30% del total de los ingresos del grupo. Ante esta situación, los bancos vendieron su deuda en el mercado secundario al fondo oportunista Hayfin, que ha dado la vuelta a los complicados resultados de la compañía en los casi seis años que lleva al frente.

En este contexto, la gestora británica tomó la decisión de poner a la venta esta participada a finales del pasado año contratando a la división de banca de inversión de Alantra para que coordinara un proceso competitivo. Según las fuentes financieras consultadas, en la subasta han participado inversores de distinto perfil: desde otros fondos de infraestructuras hasta otras empresas del sector, como las alemanas TÜV Nord y SÜD, entre otras.

Sin embargo, a la fase final solo han llegado estos tres candidatos. El fondo de infraestructuras holandés es un gran conocedor del mercado español, donde ha realizado numerosas transacciones en los últimos años. La más reciente fue la compra del 33% de OHL en el Hospital de Toledo. Para Arcus, la compra de Itevelesa sería su primera operación en España, pero no en la Península Ibérica, pues hasta hace unos meses era accionista de la concesionaria lusa Brisa, que vendió la pasada primavera al fondo APG. También trató de quedarse con los aparcamientos Saba, pero no lo consiguió. La suiza es líder mundial en el sector, con presencia en 140 países. En España, esta empresa de ITV se hizo famosa al comprar a FCC su negocio de inspección técnica de vehículos hace casi once años. Las mismas fuentes indican que es la peor posicionada en el proceso.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.