Empresas y finanzas

El Gobierno aprueba su ley de 'riders' mientras Bruselas prepara una norma propia

  • La Unión Europea trabaja en una regulación de las plataformas digitales
Yolanda Díaz. Foto: EP

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes a la denominada Ley Rider. La norma, tramitada a través de un Real Decreto Ley, obligará a plataformas como Deliveroo, Glovo o Uber Eats a contratar a sus repartidores que hasta ahora trabajaban como autónomos. Esta regulación no es la primera que se desarrolla en Europa para poner normas a esta actividad, Italia ya lo hizo en 2019, pero sí es pionera a la hora de regular el deber de información de las empresas en lo que a sus algoritmos se refiere.

El Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales estuvieron trabajando durante meses en una norma que finalmente alcanzó un acuerdo casi completo -a excepción del voto en contra de Josep Sánchez Llibre, presidente de Foment del Treball- el pasado mes de marzo. Casi de forma paralela, Bruselas abría el periodo de consultas para la que será su propia norma sobre el trabajo en las plataformas digitales, es decir, abre la puerta a crear un paraguas legal comunitario para el sector.

"Es el momento de impulsar los vientos de cambio y de propiciar la mejora del bienestar en nuestro país", ha señalado Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En la intervención, la titular de la cartera expresó su "enorme satisfacción" y afirmó que esta norma sitúa a España a la vanguardia, porque "ningún país" ha legislado en esta materia: "Somos pioneros y me consta que Europa nos está mirando".

Esta actividad supone alrededor de 700 millones de euros de PIB anual en España, según datos de la patronal, y da trabajo a entre 15.000 y 18.000 personas en todo el país. "Me apena que España vuelva a tener que ser la excepción en Europa", señala Mar Alarcón, vicepresidenta de Foment del Treball, patronal que abanderó las propuestas del sector y se quedó sola ante el acuerdo del resto de la mesa.

"Será el primer país que no dialoga, más cuando se está a la espera de una directiva europea que puede ser contradictoria", continúa.

La patronal catalana también defendió que la norma debía tramitarse por la vía ordinaria, pues no apreciaban urgencia alguna para desarrollarla. En este sentido se ha manifestado este martes la Asociación de Plataformas de Servicios bajo demanda (APS) que engloba a las principales plataformas de food delivery en España, Deliveroo, Stuart, Glovo y Uber Eats. "Lamentamos la aprobación sin debate parlamentario de un decreto que ha sido elaborado sin tener en cuenta a sus principales actores: restaurantes, plataformas y a los propios repartidores", señala la asociación.

CCOO y UGT piden más reglas

Sindicatos como UGT o CCOO piden ir "más allá" en la recién aprobada norma y consideran que la regulación que ha conseguido luz verde este martes es "insuficiente" para la realidad y las necesidades de los empleados del sector de las plataformas digitales.

Si bien creen que va por el buen camino al mejorar la laboralidad de los trabajadores de esas plataformas y obligar a las empresas a ofrecer transparencia sobre las formas de gestión, señalan que se debería haber regulado todas las realidades laborales del mundo digital.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin