Empresas y finanzas

Los Amodio reafirman su apuesta por Abengoa tras el registro de la sede

  • El presidente de la firma apunta a una posible tercera oferta de un fondo
  • La Sindicatura suma nuevos accionistas y se aproxima al 20% del capital
Luis y Mauricio Amodio, dueños de Caabsa y primeros accionistas de OHL

El registro de la sede de Abengoa en Sevilla que inició el martes la Guardia Civil en el marco de una investigación judicial y que aún este jueves continuaba, no ha cambiado los planes de los hermanos Luis y Mauricio Amodio (Grupo Caabsa), Ultramar y Abengoashares para tratar de hacerse con el control de Abenewco 1, la filial de la ingeniería andaluza que tiene el grueso del negocio.

En su intervención, los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) buscan información relativa a la gestión de la compañía anterior a 2016, con directivos como Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega en el punto de mira.

Se trata, por tanto, en palabras de Clemente Fernández, líder de Abengoashares, la plataforma de accionistas minoritarios de Abengoa, y de la Sindicatura, de "un tema antiguo" que "no afecta para nada a la oferta, que sigue viva y que, en cuanto termine la due diligence, pasará a ser oferta vinculante".

El martes por la mañana, cuando los agentes irrumpieron en la sede de Abengoa y la noticia saltó a los diarios digitales, se desató el intercambio de comunicaciones entre los socios de la oferta liderada por los Amodio, que ven atractivo en la ingeniería andaluza por su capacidad en el desarrollo de concesiones de agua y energía. "Se produjo una incertidumbre inicial, pero solo hasta que se fue detallando que la causa era antigua y que no afecta en absoluto al proceso", reitera Fernández.

Cuestión distinta es si la intervención policial tendrá consecuencias en la posición del Gobierno

Cuestión distinta es si la intervención policial tendrá consecuencias en la posición del Gobierno. Las ofertas que hoy tiene Abengoa sobre la mesa para salvar Abenewco 1 están supeditadas a la ayuda, mediante préstamos, de la Sepi. El ruido judicial no ayuda, máxime cuando el Ejecutivo está señalado por el rescate de la aerolínea Plus Ultra.

Los ofertantes confían en el éxito de la 'due diligence'. Desde esta semana, el grupo andaluz ha comenzado a volcar la información a Pérez-Llorca, el despacho contratado por los Amodio. La dirección de Abengoa está facilitando con fluidez toda la documentación necesaria y el proceso se estima que podría prolongarse durante un periodo de cuatro a seis semanas. La situación financiera y operativa de la ingeniería obliga a acelerar al máximo todos los procedimientos.

Por el momento, la dirección de Abengoa, capitaneada por el presidente Juan Pablo López-Bravo, tiene sobre la mesa las ofertas de los inversores mexicanos y Abengoashares y la del fondo estadounidense Terramar, con una aceptación más dudosa por parte del Gobierno y que, además, tiene el rechazo de los accionistas minoritarios. El primer ejecutivo comunicó el miércoles a a directivos y trabajadores que habían recibido en las últimas horas el acercamiento de un tercer fondo, cuya identidad no reveló, según avanzó este jueves El Diario de Sevilla. "Una nueva oferta que vaya sin los accionistas es volver un poco a la guerra", advierte Fernández.

Más sindicatura

Entretanto, la Sindicatura de Abengoa, que tiene declarado el 16,9%, se ha abierto, por última vez, a sumar nuevos accionistas hasta el domingo 18 y aspira a alcanzar el 20% -ya roza el 19%-. Los sindicados tendrán prevalencia en la mitad del bono convertible que contempla la oferta de los Amodio, Ultramar y Abengoshares.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin