Empresas y finanzas

Las vacunas de Pfizer y Moderna también causan trombos de manera excepcional, según un estudio

  • El estudio revela el dato al hablar de los riesgos de sufrir trombos al contagiarse
  • El riesgo con ambas es de 4 entre un millón y con AstraZeneca, de 5
  • En pacientes covid, la probabilidad de trombo es de 39 por cada millón
Foto: Archivo

Contagiarse de covid-19 supone mayo riesgo de sufrir trombos que vacunarse contra la enfermedad. La conclusión, extraída de un estudio de la Universidad de Oxford, revela que ponerse la vacuna contra el coronavirus conlleva muchas menos posibilidades de derivar en esa problemática que pasar la enfermedad.

En concreto, los autores de la investigación, que no tienen vínculo con Oxford Vaccine Group (implicado en la elaboración de la vacuna de AstraZeneca) apuntan a que en los pacientes con covid el riesgo de trombo es de 39 entre un millón mientras que entre quienes reciben la vacuna de AstraZeneca, el peligro baja a cinco entre un millón.

Sin embargo, uno de los puntos más llamativos del estudio es el que apunta a que los trombos también ocurren, y también de manera excepcional, entre los vacunados con dosis de ARN mensajero, como son las de Pfizer o Moderna. En ambos casos, el riesgo se ha traducido en cuatro entre un millón, aunque reconocen que la comparativa entre las vacunas es compleja ante los diferentes conjuntos de datos que conllevan.

Según publica Bloomberg, el estudio sugiere que el riesgo de trombo entre las personas contagiadas con la enfermedad es entre ocho y diez veces mayor que tras la vacunación. En palabras de uno de los autores del estudio, el profesor de psiquiatría de Oxford, Paul Harrison, "toda la evidencia que tenemos es que los riesgos del covid son mucho mayores que cualesquiera que sean los riesgos de las vacunas", que también ha recordado que nadie está libre de contraer el virus. 

Los autores del estudio de Oxford contabilizaron el número de casos de trombosis venosa cerebral diagnosticados en las dos semanas posteriores a la detección del covid y después de la primera dosis de una vacuna.

Las conclusiones del informe llegan en pleno caos en la administración de las vacunas ante las dudas suscitadas por los casos de trombos asociados primero a la vacuna de AstraZeneca, sobre la que la Autoridad Europea del Medicamento ha reconocido que los riesgos son menores que los beneficios, y después con la de Janssen, la monodosis cuya administración ha sido parada en EEUU así como su reparto a varios Europa entre los que se encuentra España, que iba a comenzar a administrarla a finales de este mes para cumplir con su calendario de vacunación.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud