Empresas y finanzas

BBVA echa el freno en la venta de productos por canales digitales

  • Reduce la comercialización por internet del 45 al 40% sobre el total
Aplicación móvil de BBVA

BBVA ha dado un paso atrás en el proceso de transformación digital durante la pandemia. Tras años de crecimientos con su estrategia tecnológica no solo redujo el ritmo de aumento de las transacciones que realizan los clientes a través de los canales a distancia en España, sino que el valor económico las mismas bajó con respecto al total en 2020.

La entidad comercializó el 40,7% de los productos por internet y el móvil en términos pecuniarios, un porcentaje que es inferior a casi el 45%% de los mismos de 2019. BBVA es el único banco que aporta datos que miden este parámetro y que refleja el nivel de ingresos y menores costes que puede generar la operativa comercial, es decir, la capacidad de obtener una mayor rentabilidad por el negocio tradicional.

Esta caída es la primera que sufre el grupo y que contrasta con la progresión acelerada de los últimos ejercicios. Hay que tener en cuenta que la cifra apenas representaba un 5,4% a principios de 2016. Tres años después, había subido al 35%.

El descenso se debe a varios motivos, entre los que destaca una menor distribución de productos de valor añadido, como son créditos al consumo, fondos de inversión y planes de pensiones, actividades que se han visto muy afectadas por la volatilidad de los mercados y la incertidumbre económica desatada por la crisis sanitaria.

Pero, también es reseñable, el menor impulso del número de transacciones vía online -entre las que se incluyen transferencias, pagos en comercios a través del móvil o abonos de facturas-. Estas apenas avanzaron 2,5 puntos porcentuales, hasta el 55,5% del total, en comparación con el salto de 8 puntos porcentuales de 2019.

Este frenazo contrasta con el avance que experimentó BBVA en otros mercados donde opera, especialmente México y los países de América del Sur (Argentina, Colombia y Perú, principalmente). En valor económico, las ventas digitales supusieron un 53,7% del total, frente al 43,5% anterior, en el territorio azteca, mientras que aumentaron del 34 al 43,5% en el resto de geografías al otro lado del Atlántico.

El banco destaca que la caída es coyuntural, debido a las consecuencias del Covid en España, y hace hincapié en el número de captaciones de clientes a través de los canales digitales y el incremento, aunque menor, de las transacciones por internet y el móvil. El banco elevó en 350.000 los usuarios nuevos, lo que ayudó a el grupo incrementara un 56% el volumen de usuarios adquiridos sin intervención de los canales físicos.

Clientes de banca móvil

BBVA sostiene que en la actualidad el 34,5% de sus clientes en el mundo son digitales, con una penetración del móvil del 59%. Unas cifras que le colocan a la cabeza del sector financiero de nuestro país.

La entidad, como el resto de competidores, está intentando mejorar su transformación tecnológica para adaptarse al nuevo entorno, hacer frente a los gigantes de la red y ahorrar costes. En esta estrategia todo el sistema está llevando a cabo ajustes de plantilla y oficinas. BBVA iniciará antes de junio una reducción relevante de empleados, que algunos analistas cifran en 3.000 personas, el 10% del total de trabajadores que tiene en España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud