Empresas y finanzas

IAG soporta un apalancamiento un 50% superior al del resto de aerolíneas

  • El ratio deuda/ebitda se sitúa en 7,6 veces para 2021
  • La aerolínea recuperará el beneficio en 2022
Foto: Archivo

El cierre de la compra de Air Europa por parte de Iberia -por 500 millones a pagar en el segundo semestre de 2027 si todo va bien- llega en un momento en el que IAG <:IAG.MC:> soporta uno de los endeudamientos más elevados del sector. De cara a este año, el holding capitaneado por Luis Gallego contará con un apalancamiento de 7,6 veces el beneficio bruto, es decir, en torno a un 50% más que la media del sector, según las previsiones del consenso de mercado de FactSet.

Pese a que, de manera generalizada, las compañías verán un aumento de su deuda este año debido a que seguirán quemando caja hasta, al menos, el cuarto trimestre, y necesitarán reforzar la liquidez, el nivel de apalancamiento medio (teniendo en cuenta las diez firmas más capitalizadas) se sitúa en 5,12 veces.

Jaime Pallarés, analista de GVC Gaesco, considera que "claramente los 500 millones de euros de deuda que arrastra Air Europa hasta finales de 2020 más la que se incurra este año penalizará este ratio". No obstante, "en el largo plazo esperamos que la generación de caja de IAG permita ir reduciéndolo", añade el analista de GVC Gaesco, firma desde la que esperan que el ratio deuda neta/ebitda para este año y el que viene sea negativo, puesto que el beneficio bruto será negativo.

En este punto, cabe señalar que los 500 millones son solo la deuda financiera neta, por lo que Iberia y, por extensión, IAG, tendrán que asumir también los pasivos de 1.600 millones de euros que Air Europa tiene en arrendamientos operativos comprometidos por el alquiler de la flota. Aunque la deuda total que asume sería mayor, la operación sigue siendo muy pequeña para el universo IAG, por lo que tendrá poco impacto. "Para España la operación es importantes porque es buena para el hub de Madrid y el futuro de ambas compañías, pero a nivel IAG no es una operación tan grande o significativa. El enterprise value de la misma apenas es el 13,5% de todo el holding", explica Francisco Rodríguez, analista de Sabadell, que señala que a largo plazo la compra va a generar valor y que los flujos de caja que genere Air Europa durante los primeros años ayudarán a pagar los créditos de 616 millones otorgados por la SEPI y el ICO a la todavía aerolínea de Globalia.

IAG tiene previsto cerrar 2020 con una deuda neta de unos 10.300 millones de euros (sumó 8.355 millones hasta septiembre), frente 7.751 millones de 2019. Los datos incluyen el alquiler de los aviones, pero la cifra del año pasado se ha visto afectada por la caja que ha quemado el holding para sobrevivir a nueve meses casi sin ingresos y los créditos que ha pedido para garantizar la solvencia. Así, Vueling e Iberia consiguieron un préstamo del ICO de 1.000 millones de euros, British Airways captó 300 millones a través de su gobierno, ha hipotecado flota, extendido líneas de crédito y acudido a los bancos. En este punto, la aerolínea británica ha logrado un crédito de 2.000 millones de libras en 2021 para reforzar la solvencia, que elevará el pasivo neto de la firma este año, y el holding "está explorando otras iniciativas de deuda para mejorar aún más su liquidez", tal y como ha asegurado.

IAG, que ha realizado también una ampliación de capital de 2.750 millones para garantizar su liquidez, es la tercera compañía del sector con mayor endeudamiento entre las grandes, tan solo superada por las estadounidenses United Airlines Holdings y Delta Air Lines, cuyos ratios deuda/ebitda son de 13,3 y de 8,5 veces, respectivamente. Esta fotografía dista mucho con la ofrecida por Southwest Airlines y Ryanair, para las que se estima un apalancamiento de 0,2 y de 0,9 veces, en cada caso.

Con la mirada en 2022

Según las previsiones del consenso de mercado que recoge FactSet, la situación se normalizará a partir del año que viene y será entonces cuando el ratio deuda/ebitda se sitúe en 2,68 veces para el sector. De cara a 2022, IAG conseguirá reducir el apalancamiento hasta 2,65 su ebitda, por lo que las cifras de la compañía estarán en línea con las de la industria. Para entonces, se estima una deuda neta para la compañía de en torno a los 11.000 millones de euros, mientras que al cierre del presente ejercicio esa cifra superará los 12.200 millones.

Las expectativas en cuanto al beneficio neto de IAG también están puestas en el próximo año, ya que será cuando recupere la senda de las ganancias. Según las estimaciones que maneja en consenso de mercado que recoge FactSet, la compañía obtendrá el próximo ejercicio unas ganancias de 1.303 millones de euros, frente a las pérdidas de 4.531 millones que esperan que presente en 2020 y los 897 millones estimados para este año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin