Empresas y finanzas

Repsol quiere obtener hidrógeno a partir de fotovoltaica flotante en Cantabria

  • La petrolera participa en un proyecto pionero orientado al transporte marítimo
Antonio Brufau, presidente de Repsol. Foto: Archivo.

Repsol participa en un proyecto pionero para obtener Hidrógeno verde y amoniaco a partir de energías solar fotovoltaica flotante en Santander. Liderado por el Clúster de energías marinas de Cantabria, tiene un presupuesto de 4,5 millones de euros y debería estar listo en diciembre de 2023; ha solicitado apoyo europeo y ya ha obtenido ayudas de la comunidad cántabra.

El Sea of Innovation Cantabria Cluster (SICC) informa de que ha presentado el proyecto a la Manifestación de Interés lanzada por el Ministerio de Industria para conocer el estado del arte del hidrógeno en España y seleccionar los mejores proyectos para que reciban ayudas europeas: el Gobierno quiere dedicar al desarrollo de este gas 1.500 millones durante tres años.

En el proyecto cántabro, denominado Bahía H2 Offshore, quiere desarrollar un innovador sistema de generación, en condiciones marinas, de combustibles en forma de hidrógeno y amoniaco, a partir de paneles de energía solar flotante, integrando tecnologías de electrólisis PEM y transformación en amoniaco con el proceso Haber-Bosch.

Bahía H2 Offshore está liderado por SICC y cuenta con la participación de IHCantabria, Ariema Energía y Medioambiente, I-Deals (Grupo Everis), el Centro Nacional de Hidrógeno, la Universidad de Cantabria, la Autoridad Portuaria de Santander, el Clúster Marítimo de Cantabtria y Repsol, que interviene por medio de Repsol Technology Lab, la línea de innovación y apoyo a la I+D de la compañía.

Para el transporte marítimo

Las instalaciones del proyecto se ubicarán en el puerto de Santander y el combustible que produzca se destinará a los buques y a cubrir las necesidades del Puerto y de sus operadores.

De acuerdo con el SICC, en la primera fase las soluciones tecnológicas se testarán en el área portuaria, pero en la fase final se aplicarán aguas adentro, lejos de la costa, abriendo nuevas oportunidades para el transporte marítimo. De acuerdo con la Agencia Internacional de la Energía, el 80% del transporte marítimo se moverá con hidrógeno y amoníaco en 2070.

El SICC considera que el proyecto posicionará a las empresas del Clúster y de Cantabria, con una especialización en el futuro mercado del hidrógeno verde. A través de la I+D, y con experiencias piloto de mejora de capacidades productivas y de fabricación de componentes y equipos, generará un nuevo tejido industrial y una cadena de valor especializada en el hidrógeno renovable.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin