Empresas y finanzas

Q-Energy compra seis plantas solares a la española Solarig

  • Solarig analizaba diferentes opciones para maximixar el valor de sus activos
Foto: Archivo.

El fondo de capital riesgo Q-Energy redobla su apuesta por las renovables en España. Según ha podido saber elEconomista, la gestora ha cerrado la compra de seis instalaciones solares a Solarig, uno de los grandes productores independientes en España. Q-Energy, el brazo para invertir en renovables de la gestora Qualitas Equity, ha realizado esta transacción con su cuarto vehículo de inversión, que puso en marcha a principios del pasado año y con el que prevé captar 800 millones de euros. La transacción ha contado con el asesoramiento del banco de inversión Lazard y del despacho Herbert Smith Freehills por parte de Solarig, mientras que Garrigues ha asesorado a Q-Energy.

Fundada hace más de una década, el grupo Solarig cuenta con una cartera de desarrollo de más de 4.000 MW repartida entre España, Reino Unido, Italia y Chile. elEconomista contactó con Solarig, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta. La inversión para poner en marcha estos proyectos requeriría en torno a 2.500 millones de euros, según fuentes de mercado. Por ello, la compañía trabaja desde antes del pasado verano analizando la forma de maximizar el valor de sus activos, al calor de una regulación que favorece la inversión en energías limpias y de un momento de máxima liquidez en el mercado del capital riesgo. En este contexto, contrató los servicios de Lazard y Herbert Smith Freehills para estudiar sus diferentes opciones, según adelantó El Confidencial.

Ventas a favor de Q-Energy

El caso de Solarig no es excepcional y, ante el ferviente apetito de estos inversores por el sector renovable, un buen número de compañías está poniendo en valor sus activos verdes para centrarse así en negocios más estratégicos y obtener así liquidez. Prueba de ello es que no es la primera transacción de estas características que cierra Q-Energy en los últimos meses. Por ejemplo, el pasado mes de agosto compró a la ingeniería asturiana TSK parte de su filial Esersa, que llegó a barajar una salida a bolsa meses atrás. En concreto, el fondo de la gestora Qualitas Equity compró planta termosolar La Africana y las instalaciones fotovoltaicas de Sirius Solar, Madrigalejo y Rosalejo, que sumaban una potencia instalada conjunta de 71,75 MW.

Apenas un mes más tarde, el fondo capitaneado por Íñigo Olaguíbel compró Torresol Energy, tres plantas termosolares de 120 MW, en manos hasta ese momento de la ingeniería vasca Sener y Masdar (filial de Mubadala, dueño de Cepsa). Otra de sus operaciones más mediáticas llegó a finales de noviembre, cuando se hizo con la planta termosolar de Ence en Puertollano (Ciudad Real) por 168 millones, que incluían deuda. Esta transacción se produjo de forma casi simultánea a la entrada de otro fondo, Ancala Partners, en el negocio de biomasa de la firma presidida por Ignacio de Colmenares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin