Empresas y finanzas

Q-Energy compra las termosolares de Torresol a Sener y Masdar por unos 400 millones

  • Torresol cuenta con tres centrales de 120 MW en total en Sevilla y Cádiz
Central solar termoeléctrica. Foto: Archivo

Q-Energy ha anunciado la adquisición de Torresol Energy a la ingeniería vasca Sener y a Masdar, subsidiaria del grupo árabe Mubadala, matriz de Cepsa. Torresol cuenta con tres centrales solares termoeléctricas de 120 MW en la que trabajan más de 100 personas. No se ha revelado el importe de la operación, que a precios de mercado puede rondar los 400 millones de euros.

Fundada en 2008, Torresol Energy surgió como el fruto de la alianza entre Sener y Masdar. En 2011 entraron en operación sus tres centrales termosolares, entre las que se cuenta Gemasolar. Esta instalación de 20 MW ubicada en Fuentes de Andalucía (Sevilla) fue la primera del mundo en funcionar las 24 horas del día.

Las otras dos centrales, Valle 1 y Valle 2, con 100 MW entre ambas y situadas en San José del Valle (Cádiz), son cilindro parabólicas gemelas.

Las tres plantas cuentan con tecnología de Sener y están dotadas de almacenamiento de calor en sales fundidas, lo que les permite suministrar electricidad de noche, garantizando una energía de origen renovable programable y gestionable. Generan energía suficiente para el suministro de 100.000 hogares. 

La adquisición de Torresol Energy ha sido realizada a través del fondo Q-Energy IV, el cuarto vehículo gestionado por Q-Energy, que se consolida tras esta operación como el principal inversor y gestor de plantas solares y parques eólicos en España y Alemania.

No ha trascendido el importe de la operación, pero atendiendo a otras operaciones por activos similares, debe de haber rondado los 400 millones. Acciona vendió 250 MW por unos 1.100 millones, e Iberdrola una planta de 50 MW sin almacenamiento a Ence por 181 millones. 

6.000 millones invertidos

Con esta operación, el equipo de Q-Energy gestionará más de 1 GW solares fotovoltaicos, 170MW solares termoeléctricos y 130 MW eólicos en España, Alemania e Italia, después de haber invertido más de 6.000 millones de euros en el sector de energía renovable desde 2007.

Los vendedores han sido asesorados en esta transacción por Banco Santander y Latham & Watkins. Q-Energy ha contado con el asesoramiento de Lazard & Cia y Garrigues. El cierre de la transacción se formalizará a lo largo de las próximas semanas.

Según Iñigo Olaguibel, Socio Fundador de Q-Energy: "Esta operación refuerza aún más la estrategia de consolidación del sector de la energía renovable de Q-Energy y nuestro firme compromiso con la transición energética como pilar fundamental para garantizar un futuro sostenible para nuestra sociedad. A través de Q-Energy IV, nuestro cuarto fondo de inversión en energía renovable, tenemos como objetivo invertir más de 4.000 millones en el sector en los próximos años, consolidando nuestro liderazgo no sólo en activos en operación, sino también en el desarrollo de nuevos activos renovables, como ya lo estamos haciendo hoy en las geografías en las que estamos presentes. Estamos encantados de contar en nuestro grupo con un equipo que es un referente en el segmento de la energía solar termoeléctrica a nivel mundial".

Por su parte, Enrique Sendagorta, presidente de Torresol Energy, ha señalado: "Que el comprador de Torresol Energy sea Q-Energy, empresa española de referencia en el sector, representa la mejor garantía para la continuidad de la operación de las plantas y los equipos. Torresol Energy ha logrado alcanzar niveles excelentes de operación en sus tres instalaciones. Fuimos pioneros al poner en marcha comercialmente una planta como Gemasolar, la primera de su tecnología en suministrar energía limpia durante las 24 horas del día, lo que fue posible gracias a nuestros anteriores accionistas Sener y Masdar, a quienes estamos muy agradecidos por su apoyo durante los últimos años".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.