Empresas y finanzas

TSK vende sus plantas de energía solar en España al fondo Q-Energy

  • La ingeniería asturiana traspasa una parte de su filial Esersa tras cancelar la salida a bolsa
Planta termosolar La Africana, en Córdoba. Foto: Efe

TSK ha acordado la venta de sus plantas de energía solar en funcionamiento en España a Q-Energy, la gestora de fondos de activos renovables de Qualitas Equity, según han confirmado a elEconomista fuentes oficiales de la ingeniería asturiana.

La empresa que preside Sabino García Vallina ha traspasado así una parte de su filial Esersa, para la que hace un año exploró la posibilidad de salir a Bolsa. En concreto, ha transferido sus participaciones en la planta termosolar La Africana y en las instalaciones fotovoltaicas de Sirius Solar, Madrigalejo y Rosalejo, con una potencia instalada conjunta de 71,75 megavatios (MW).

La desinversión del grueso de las instalaciones renovables en operación de TSK en España encaja dentro de la estrategia de rotación de activos maduros del grupo, toda vez que las plantas vendidas han permanecido en el perímetro de la compañía asturiana durante más de 10 años.

TSK se ha desprendido de una parte de su filial Esersa, que en cualquier caso "no está en venta y seguirá perteneciendo" al grupo asturiano

Con ello, TSK se ha desprendido de una parte de su filial Esersa, que en cualquier caso "no está en venta y seguirá perteneciendo" al grupo asturiano, según indican fuentes oficiales. Así, mantiene su participación en el complejo solar de Durango, en México, con 360 MW instalados, y en la central solar San Fermín, en Puerto Rico, con 27 MW. De igual modo, "seguirá desarrollando nuevas plantas renovables". Además de España, México y Puerto Rico, la compañía cuenta con experiencia en otros países como Francia, Jordania, Egipto, El Salvador, Kuwait y Panamá.

La ingeniería cuenta con una trayectoria consolidada como diseñador y constructor de plantas de energía renovable en tecnologías eólicas, fotovoltaica, termosolar, biomasa, hidráulica y geotermia, así como en plantas híbridas y almacenamiento donde actualmente está construyendo la planta más avanzada del mundo en Marruecos.

El activo más valioso traspasado por TSK a Q-Energy es la planta termoeléctrica La Africana, ubicada en el sur de Córdoba y con una capacidad de 50 MW. La firma asturiana promovió la instalación junto con Magtel y Grupo Ortiz y contaba con una participación del 39,34%. Este proyecto implicó una inversión de 387 millones de euros.

Mientras, en cuanto a las plantas fotovoltaicas, la de Madrigalejo, en Cáceres, tiene una potencia de 2,9 MW, y la de Rosalejo, también en la provincia extremeña, de 0,85 MW.

Q-Energy ha adquirido el 30% que poseía en Sirius Solar TSK y el 70% de Altair Solar

Sirius Solar, por su parte, gestiona una cartera de 18 MW fotovoltaicos en los municipios de Las Gabias y La Malahá y la comarca de El Marquesado, en la provincia de Granada. Q-Energy ha adquirido el 30% que poseía en esta sociedad TSK y el 70% de Altair Solar, un vehículo de inversión vinculado a Alberto Soria Contreras, dueño de Melfosur. Con ello, el fondo ha tomado el 100% de la empresa, que cuenta a su vez con 153 sociedades participadas.

TSK ha optado así por una venta parcial de los activos de Esersa después de que la crisis por la Covid-19 frustrara definitivamente la pretensión de sacar esta filial a Bolsa. Una operación que se enmarca en su plan estratégico y que le permite reforzar su balance.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin