Empresas y finanzas

Duro Felguera negocia con Rumanía más plazo para finalizar su mayor obra

  • Romgaz no ha admitido la solicitud de prórroga para culminar el ciclo combinado de Iernut
José María Orihuela, consejero delegado de Duro Felguera. EE

Duro Felguera está negociando con el Gobierno de Rumanía una nueva prórroga para poder culminar la construcción del que se erige en su mayor proyecto en el mundo, la central térmica de ciclo combinado de Iernut, en Transilvania.

La compañía asturiana y su socio en el contrato, la firma local Romelectro, han recibido por el momento la respuesta negativa por parte del promotor de la instalación, Romgaz, empresa controlada en un 70% por el Estado de Rumanía, si bien en los próximos días hay reuniones convocadas para tratar de llegar a un acuerdo, según aclaran fuentes conocedoras, que insisten en que la celebración de elecciones en el país el pasado mes de diciembre ha impedido hacerlo hasta ahora.

Por ahora, Romgaz, que es una empresa cotizada, ha comunicado al mercado que no ha aceptado la extensión solicitada por Duro Felguera y Romelectro para ejecutar el proyecto y que buscará alternativas para completar la planta y ponerla en marcha. La última prórroga, aprobada en mayo, fijó el 26 de diciembre como la fecha final para concluir las obras.

Duro Felguera informó de que había llegado a un acuerdo con Romgaz para extender el plazo siete meses, hasta el 26 de diciembre

No obstante, las fuentes consultadas aseguran que la relación de Duro Felguera tanto con el cliente como con el Ejecutivo rumano son positivas y que el grado de avance de las obras supera el 80%, siendo además un proyecto que no tiene avales aparejados. En este sentido, la continuidad del ministro de Energía en el nuevo Gobierno suma, a su juicio, a favor de la ingeniería asturiana para conseguir próximamente una nueva ampliación del plazo. Las mismas fuentes indican que se trata de un proyecto que desde su adjudicación, en noviembre de 2016, ha registrado ya seis extensiones, aunque hasta ahora nunca se había comunicado el vencimiento del plazo por parte de Romgaz.

En mayo pasado, Duro Felguera informó de que había llegado a un acuerdo con Romgaz para extender el plazo siete meses, hasta el 26 de diciembre. La firma ha obtenido el reconocimiento de afectación de tres meses por la pandemia. En todo caso, la ampliación no ha sido suficiente y el consorcio de Duro Felguera y Romelectro ha requerido otra más, por un periodo no desvelado, que la empresa estatal inicialmente ha denegado.

Aquel acuedo incluyó también el reconocimiento de reclamaciones por 14 millones de euros. Así, se pactó la liberación de retenciones por 11,4 millones, lo que, según señaló entonces la firma asturiana, "facilitará el pago a los subcontratistas del proyecto para su finalización".

La firma asturiana, que aguarda a la Sepi, anuncia un Erte para hasta 425 trabajadores

Duro Felguera y Romelectro ganaron a finales de 2016 el contrato llave en mano de la central térmica de Iernut, con una capacidad de 430 MW y por un importe de 245 millones de euros, ampliables a 269 millones, de los que 172 millones correspondían al grupo español, líder del consorcio con una participación del 70%. El plazo de ejecución se fijó en 36 meses.

Duro Felguera está a la espera de que la Sepi resuelva su petición de rescate. La compañía ha enfrentado problemas en los últimos meses en otras obras como las de la central eléctrica de Jebel Ali, en Dubai, que fue cancelado en verano, o el ciclo combinado de Djelfa, en Argelia. Entretanto, este jueves ha anunciado un Erte hasta el 31 de mayo de 2021 para hasta 425 trabajadores al día.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin