Empresas y finanzas

Duro Felguera pierde 114 millones de euros hasta junio por el impacto del Covid-19

Sede de Duro Felguera. Foto: Archivo

Duro Felguera (DF) ha registrado unas pérdidas netas de 114 millones de euros en los primeros seis meses del ejercicio de este año debido al impacto de la pandemia por el Covid-19.

La compañía con sede en Gijón ha explicado que en la primera mitad del año, con los meses más duros del Covid-19, ha tenido que dotar provisiones por un importe total de 100,8 millones de euros.

En concreto, han ido asociados a los sobrecostes por alargamiento de plazos de proyectos en curso, la resolución del contrato de Jebel-Ali, así como otras provisiones en cuentas a cobrar y deterioros en la valoración de activos inmobiliarios generados por la situación de crisis sanitaria.

Durante la primera mitad del año, las ventas han ascendido a 71,7 millones de euros, lo que supone un descenso del 59,8% respecto al mismo periodo del año anterior, ha explicado en un comunicado.

Además, ha registrado un resultado bruto de explotación (Ebitda) negativo de 103,2 millones de euros, mientras que el resultado neto atribuido de carácter negativo ha sido de 113,9 millones.

La contratación del primer semestre se ha situado en 52,4 millones de euros, en línea con la registrada en el mismo periodo del año anterior, pero muy inferior a la prevista. De este modo, la cartera de contratos a cierre del semestre asciende a 360,4 millones de euros, de los cuales un 90% corresponde a proyectos internacionales.

El pasado mes de agosto, presentó una solicitud de apoyo público temporal con cargo al 'Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas' por un importe total de 100 millones de euros.

En concreto, la compañía pidió un préstamo participativo por importe de 70 millones de euros, además de una ampliación de capital suscrita por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) por 30 millones de euros.

Este apoyo público temporal se enmarca dentro del proceso de reestructuración financiera global de la compañía, que comprende, además, la refinanciación de la deuda sindicada vigente, el otorgamiento de una nueva línea de liquidez con garantía ICO y de una línea de avales con cobertura CESCE.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.