Empresas y finanzas

El nuevo impuesto de 850 millones a los residuos se aplicará en 2022

  • Se aplicará súbitamente, sin progresividad, y no tendrá carácter finalista
  • Las comunidades autónomas recibirán la recaudación y podrán subirla
Foto: Archivo.

El Gobierno transferirá a las comunidades autónomas los 850 millones de euros anuales que espera recaudar con el nuevo Impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos y la incineración, que se incorporará al texto del Anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminados, actualmente en tramitación.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha sacado a información pública el diseño del futuro tributo -se pueden presentar alegaciones hasta el 11 de enero- que incorpora y detalla varios elementos importantes sobre el documento de trabajo, adelantado por elEconomista, aunque obvia otros fundamentales, como su aplicación progresiva, una de las grandes demandas del sector.

Los tipos impositivos propuestos por el documento para el depósito en vertedero son de 40 euros por tonelada para los residuos municipales; 20 euros para los no peligrosos, descontando los municipales; 5 euros para los peligrosos y 3 euros para los inertes. Los tipos para la incineración son de 15 euros por tonelada para los municipales; 3 para los no peligrosos, sin contar municipales, y otros 3 euros para los peligrosos.

La propuesta oficial de la Cartera dirigida por Teresa Ribera, a diferencia del documento e trabajo, ya no contempla la posibilidad de obtener rebajas en esos importes que llegaban al 50% en el caso de que las basuras se recogieran separadamente.

El tributo se aplicará cuando se realice la entrega en los vertederos o en las incineradoras, cuyos titulares tendrán que inscribirse en un nuevo registro a tal efecto. El Ministerio de Hacienda gestionará la recaudación y se la transferirá a las comunidades autónomas, en función del volumen de residuos que se depositen o se incineren en su territorio.

Sin carácter finalista

El tributo no tiene carácter finalista -no se exige su empleo para reducir los residuos o mejorar su tratamiento- y los gobiernos regionales, si lo desean y adaptan su propio ordenamiento jurídico, podrán incrementar la presión impositiva, lo que permitirá que se mantenga la actual competencia entre territorios y el gran nivel de traslado de residuos.

La memoria de impacto de la propuesta estima que, de acuerdo con el volumen de residuos calculado por el INE para 2017, se obtendrán 790 millones del vertido y otros 45,8 millones de la incineración, unos 835 millones en total, cifra inferior a los 861 millones considerados por el Ejecutivo cuando presentó los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

La propuesta establece que el tributo entrará en vigor súbitamente el primer día del segundo trimestre natural siguiente a la entrada en vigor de la Ley de residuos, probablemente en abril de 2022.

comentariosforum6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Manuel
A Favor
En Contra

Una vez más se pueda comprobar que no les importa el medio ambiente sólo la recaudación. Por cierto, se repercutirá al usuario que es el que al final pagará por el servicio, como siempre. Ya existen tasas en las CC.AA por este concepto.

Puntuación 19
#1
Platero
A Favor
En Contra

Incineradoras planteadas como centrales eléctricas municipales ruinosas,nuevos vertederos,sin recogida de lixoviantes,vuelta a la politica de enterrar y tapar.Nadie es responsable de nada,el contribuyente a pagar la factura de sus desmanes y votando para afirmar su servidumbre voluntaria.

Puntuación 15
#2
Usuario validado en Google+
Alfonso Ferrando
A Favor
En Contra

Lo que hay que gravar es el residuo en origen, a más embalaje de producto más impuestos para el fabricante, así como penar la mezcla de materiales plástico/celulosa, como tetrabriks, bolsas de pan con ventana y papel con ventana transparente de embutido, ya que complican el reciclado.

De igual manera el reciclaje del producto obsoleto debe de ser responsabilidad de su fabricante.

Hay que incluir el ciclo de reciclaje en el diseño del producto.

En resumen debe ser en fabricante el responsable del reciclado.

Puntuación 12
#3
Mejor no crear residuos para no eliminarlos
A Favor
En Contra

Pero es que la cuestión es que están encantados de que haya residuos, así nos cobran que es de las poquísimas cosas que saben hacer.

Puntuación 4
#4
Asies
A Favor
En Contra

Cuanto mas caro sea ir al vertedero más porqueria se tirará en descampados, caminos, montañas, bosques, etc. Y luego es mas caro recogerlo.

Que hay que reciclar mas, estoy de acuerdo. Pero no pongan pegas y actuen de verdad. Sobran políticos dirigiendo empresas.

Puntuación 3
#5
Nico
A Favor
En Contra

¡¡¡NO QUEREMOS QUE NOS SUBAN EL IMPUESTO SOBRE LA "MIERDA" !!!, lo que queremos es que se elimine la "MIERDA" que tenemos en la política, y en la instituciones.....¡ahí sí que hace falta limpieza..!!!

Puntuación 2
#6